Análisis: Cuphead para Nintendo Switch

Por Daniel Alvarez

Para aquellos que no lo conocen, Cuphead es un juego de disparos y plataformas en 2D que vio la luz en el año 2017 para las plataformas Xbox One y PC. Nacido como un proyecto independiente desarrollado por Studio MDHR, y que fue apañado por Microsoft para lanzarse como un exclusivo de sus plataformas, este juego llegó a vender más de tres millones de copias. El éxito de este juego viene gracias a su imponente estética que nos recuerda a las películas de animación de los años 30′ y el gran (y divertido) desafío que supone jugar con estas dos tazas que tenemos como protagonistas.

Vayamos al grano, Cuphead es una obra maestra que no solo nos ofrece un juego que se ve bonito, que por cierto se ve fantástico, sino que también nos trae un juego de plataformas frenético donde el entretenimiento es su mayor virtud. Ya mucho se ha hablado sobre la dificultad de este título, y no me queda más que afirmar que esos dichos son totalmente ciertos, Cuphead es un juego desafiantes, donde debes morir una gran cantidad de veces para poder pasar cada uno de los niveles, y los fastidiosos jefes. Lejos de ser frustrante, aunque hay niveles en los que a veces se te termina la paciencia, el título te da la libertad de completar niveles a tu elección, algo que te permite mejorar tus habilidades, y también poder comprarlas con el uso de monedas, donde el jugador podrá armar la estrategia para pasar cada nivel.

Si no tienes mucha paciencia en perder solo, Cuphead te da la posibilidad de que lo puedas jugar junto a un amigo. Por momentos puede resultar más sencillo, aunque por otros también los niveles se hacen más complejos. De todos modos la experiencia se hace mucho más divertida, aunque también puede ser el motivo de algunas discusiones junto a tu amigo. El modo multijugador en switch se hace muy sencillo gracias al uso de los joy con , cuesta un poco acostumbrarse al control de los mandos pequeños , al menos comparándola con los controles unidos o el mando pro. Para poder jugar de a dos, primero toca configurar las posiciones de los joy con antes de ingresar al juego, ya que dentro del mismo no te da la posibilidad de cambiarlos , y es necesario para comenzar con el modo cooperativo.

El juego es relativamente corto, cuenta la historia de dos tazas que tras apostar en el casino del diablo, pierden sus almas. Para que el mismo diablo les perdone dicha deuda, deben conseguir los contratos de todos los deudores, donde también van adquiriendo habilidades, para quizá enfrentarse al mismo diablo. El juego cuenta con niveles de plataformas , que sirven para adquirir monedas, útiles para comprar armas y adquirir habilidades. Luego tenemos los jefes, que serían cada uno de los personajes de los cuales debemos conseguir su contrato como deudor del diablo. Toca aclarar en las partidas de los jefes, el juego te da la posibilidad de jugar en modo fácil o normal , para aquellos que quieran jugar en el modo más sencillo, hay que aclararles que no podrán obtener el contrato una vez derrotado el jefe. Si puede funcionar a modo de entrenamiento, para conocer las mecánicas del villano, y de ahí, armar una estrategia para pasar el nivel.

En cuanto al apartado técnico, se puede decir mucho sobre la visual del juego, que como había mencionado antes, mantiene una estética de animación de los años 30. Pero más allá de eso, el juego cuenta con múltiples guiños a otras animaciones , como Mickey Mousse, Popeye, el pájaro loco , unas pequeñas participaciones de Ryu y Ken en forma de sapos, aspectos que denotan que el juego fue desarrollado pensando hasta en el más mínimo detalle. El apartado sonoro también es una maravilla, podemos apreciar en su mayoría, composiciones de jazz que se acopla a la ambientación de manera perfecta. El sonido, lejos de ser armonioso, acompaña al frenetismo que el juego brinda y a la experiencia que resulta abrumadora, pero en un buen sentido.

Claramente nos han sorprendido en el anterior Nindies Direct en marzo donde han anunciado el lanzamiento de este hermoso título en la consola híbrida. Sinceramente Cuphead y Switch se llevan muy bien, haciéndolo parecer como un juego propio de la consola. No hay que subestimar a Microsoft, que ha hecho una buena jugada al lanzar este título a la consola, un indie que se acopla muy bien con el público nintendero, y que seguramente será un éxito de ventas. Su precio de 20 dólares en la Eshop la hacen una compra que realmente vale la pena.

Cuphead es un juego que sencillamente es maravilloso, un título de plataformas frenético y con una estética hermosa y muy cuidada. El port para Switch está muy bien, puede que tenga algunos tiempos de carga lentos, y que no tenga un acceso directo para el modo cooperativo, pero aún así son detalles mínimos. Es un juego que hay que comprar si o si en switch, si es que no lo has jugado antes. Se trata de un juego muy desafiante, pero a su vez extremadamente entretenido.

Calificación: 9.5/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s