Análisis: Tom Clancy’s The División 2 para PC

Por Pablo García

Hoy vamos a hablar de Tom Clancy’s The Division 2, la segunda parte del juego homónimo del 2016. Lo primero que tenemos para decir es que estamos ante un gran juego que nos va a llevar unas cuantas horas terminar la historia, mientras nos divertimos solos o acompañados, manteniendo un nivel trepidante.

division2eg.jpg

Tom Clancy’s The Division 2 continua la historia del primer juego, luego de que Estados Unidos fue invadido por “La fiebre del dólar”, un arma biológica que contagia el virus a través del contacto con el dinero. Tras la civilización devastada, la sociedad comienza a restituirse, sin embargo, grupos terroristas sienten vía libre para tomar el poder, solo los agentes de The Division pueden detenerlos. En este caso, la acción se sitúa en Washington DC y debemos enfrentarnos a cuatro facciones enemigas que tienen tomados los distintos distritos de la ciudad, ellos son: los “Hijos Verdaderos”, las “Hienas”, los “Marginados” y los “Colmillos Negros”.

450_1000-64

Con respecto a la historia debemos decir que es bastante simple y llena de clichés, pero esto también es necesario para concentrarnos en la acción. Vale aclarar que la historia principal es bastante larga y, si bien el uso de teleports ayuda en el camino, el mapa es tan grande que entre misión y misión nos vamos a ir encontrando con mucha descarga de adrenalina y misiones de campo que se van dando a medida que recorremos Washington, tomando mucho tiempo de juego. Sobre esto debemos decir que depende mucho del jugador si gusta o no gusta de esta modalidad, personalmente nos pareció molesto en algunos tramos. Lo que nos gustó es la falta de voz del personaje que utilizamos, sus interacciones son textuales y, valga la redundancia, se comporta como un soldado: obedece y no pregunta.

division.png

Ahora bien, hay dos cosas en las cuales Tom Clancy’s The Division 2 resalta y es en sus gráficos y en jugabilidad. Si de calidad gráfica hablamos, podemos afirmar que es un juego que está a la altura de las nuevas tecnologías, las luces, las sombras, los colores y principalmente los cambios de clima, hacen que te metas inmersivamente en ese Estados Unidos arruinado por las guerras de pandillas. La creación de personaje es bastante amplia, lo cual ayuda a personalizarnos desde un comienzo sin necesidad de destacarnos por las ropas.

ubisoft_2497943b

Agradecemos que los servidores funcionen sin problemas, no nos encontramos con lag. Algo que consideramos fundamental para la jugabilidad. Y sobre eso, Tom Clancy’s The Division 2, tiene otro punto fuerte. Si te gustan los shooters condimentados con rpg, este es tu juego. No solo tiene un buen sistema de actualización y modificación de armas y armaduras, sino que también contamos con el factor de descubrimiento, el mapa oculta suculentas recompensas. Con respecto a armas y accesorios, tenemos una variedad media que se basta más bien en ir consiguiendo el mejor equipo, pero esto no es tan notorio debido a la versatibilidad de juego que nos dan las modificaciones tecnológicas como drones, escudos, radares, torretas, etc. Lo cual hace que nuestra forma de jugarlo se adapte a nuestros gustos, podes jugar como un francotirador, como si fueras Rambo o dejar que tus juguetes hagan el trabajo sucio desplegando drones y torretas. Y, por último, estamos ante un juego en el cual su campaña es masiva. Podés realizar las misiones con tus amigos o encontrarte con otros agentes en el mapa y hacer misiones juntos, también podés hacer pedidos de ayuda o responder a los mismos, de esta manera Tom Clancy’s The Division 2 no peca de ser monótono.  

The-Division-2.jpg

Lo Mejor:

-La gráfica y la inmersión del mundo al poco tiempo de juego.

-La variedad en que podés crear y hacer crecer a tu personaje.

-Jugar con amigos.

Lo Peor: 
-Tu personaje no tiene ni voz ni voto.

-El recorrido entre misión y misión a veces se vuelve aburrido.

-Jugar solo cansa.

 

Calificación 9/10

Anuncios

Reseña: Airefuego

Por Nicolás Katopodis

Los jueves  en el Maipo, Thelma Biral y Francisco Pesqueira interpretan una obra cuyo eje está puesto en el arte, en la poesía, en la narración. Con citas de grandes pensadores y poetas históricos, hacen un recorrido narrativo en el que se articula al espectador con textos y líneas de la prosa.

AIREFUEGO 1.JPG

Ambos eran conocidos, pero se reencontraron años después, y ese reencuentro entre los personajes que interpretan Biral y Pesqueira es solo una figura transparente, donde del otro lado hay una línea narrativa cuya base son las letras, tanto la poesía como la literatura.

Edith Piaf, García Lorca, Alfonsina Storni…son algunos de los nombres de los autores que, bajo la dirección de Emiliano Samar, ambos ilustran arriba del escenario. El recorrido por momentos histórico-temporales, como la infancia en Córdoba del personaje que interpreta Pesqueira, o contextos situacionales, como la música española, da un pie emotivo, y hasta en algunos momentos cómicos, donde es el público el que tiene la última interpretación del (balu)arte.

“AIREFUEGO”
UNA PROPUESTA TEATRAL MUSICAL CON 
THELMA BIRAL
Y FRANCISCO PESQUEIRA.
UN ENCUENTRO QUE SE ALIMENTA
DE CANCIONES, POESÍAS Y ANÉCDOTAS
TODOS LOS MARTES
A LAS 20:30 HORAS
EN EL TEATRO MAIPO

Reseña: La patada del camello

Por Bruno Glas 

El teatro Método Kairos presenta los sábados por la noche “La patada del camello”, una obra extraña igual que su título, un verdadero viaje para las protagonistas como para el espectador.

lapatadacamello1.jpeg

La trama presenta a dos mujeres que se cruzan, de casualidad, en un vuelo a Egipto. Tenemos, por un lado, a Candela Castro, famosa artista plástica, que escapa de una situación difícil; por el otro, a Pilar, con otros motivos diferentes, aunque como se verá, sus destinos más conectados entre sí de lo que ellas creen…

La acción transcurre casi en su totalidad en los asientos de avión que ellas comparten, creando a través de la reducción del espacio una unidad narrativa potente y de lo más original. A esto debemos agregar las excelentes interpretaciones de Sofía González y Sandra Criolani. Son ellas quienes llevan el peso de la trama sobre sus hombros. Ambas se sacan chispas a través del contraste entre sus personajes, y construyen a través de la incomodidad (valor narrativo alto y sinuoso) situaciones cómicas sumamente logradas.

En la trama, lo que se dice tiene tanto peso como lo que queda implícito, y a partir de allí es que surge tanto la comedia como el drama posterior. Por eso el cambio entre una y otra parte resulta tan marcado, y allí pierde algo de fuerza. Pero incluso con esto, no hay dudas de que la obra resulta de lo más original, y demuestra que en la escena teatral puede lograrse mucho con poco.

Ficha técnica
 
Autoras:
Sofía González y Sandra Criolani
 
Dirección:
Ernesto Domínguez
 
Elenco:
Sofía González, Sandra Criolani y Federico Ferreyra
 
Voces off:
Barbie Martínez, Martina Zalazar y Ernesto Domínguez
 
Música original:
Sebastián Lerena
 
Diseño de sonido:
Ernesto Domínguez
 
Diseño de iluminación:
Ernesto Domínguez
 
Diseño de Escenografía:
Ernesto Domínguez
Sabrina López Hovhannessian
 
Realización de Escenografía:
Sabrina López Hovhannessian
 
Vestuario:
Sofía González y Sandra Criolani
 
Producción general:
Sofía González y Sandra Criolani
 
Arte gráfico:
Sofia Ugarte
 
Prensa y difusión:
Shirly Potaz
 
Todos los sábados a las 21hs  
Teatro El Método Kairós (El salvador 4530)

Crítica: El Kiosco

Por Candela Otero 

En su primera experiencia como director, Pablo González Pérez nos trae un film que llega a las salas tras poca difusión, y que, a priori, no promete mucho, pero resulta ser un gran
trabajo, que deja conforme al espectador.

FB_IMG_1553453341092

En esta oportunidad, Pablo Echarri, de gran trabajo, encarna a un “típico” hombre de clase media: Ya ha formado una familia, trabaja en una oficina, no está a gusto con su empleo y siente que allí está perdiendo el tiempo. Por lo que, acepta el retiro voluntario que ofrece su
empresa, y compra el kiosco de barrio al que tanto iba durante su niñez, del cual guarda hermosos recuerdos. Pero las cosas se complican cuando se anuncia la construcción de un
viaducto en esa calle, hecho que aislará al kiosco de los autos y los colectivos, y le quitará a los clientes.

 
Además de Echarri, se destaca en su actuación Rolly Serrano, quien interpreta a un pizzero muy ocurrente, quien busca todos los medios posibles para resolver el tema del viaducto, y
otorga la mayor cuota de humor al film.
La película cuenta con un guión firme, que no deja cabos sueltos, y que sabe enfrentar al personaje principal a un fuerte conflicto, que necesita resolución inmediata: Las deudas son cada vez mayores, la casa está hipotecada y al kiosco no ingresa dinero.

 
Desde la dirección, sorprenden algunos planos aéreos donde se aprecia la magnitud de los edificios y las autopistas de Buenos Aires. El montaje y el sonido hacen un gran trabajo.
Prolija en todos sus aspectos, alterna momentos cómicos con otros dramáticos, y presenta un fuerte tono de melancolía, visiblemente en el personaje de Echarri.

 
No pasan de largo los comentarios de la situación socio-económica crítica que atraviesa el país: la radio informa que el dólar no hace más que subir, las empresas ofrecen retiros voluntarios, y hay reiterados comentarios sobre que no es un buen momento para dejar el trabajo y aportar por un emprendimiento como el kiosco.

 

Con una creativa resolución, y un buen trabajo de todas sus partes, se logra una buena película, de carácter muy actual, que le genera una identificación al espectador, y llega para ser vista en el momento justo.

 

Calificación: 7/10

Crítica: El Kiosco

Por Pedro López

“Quiero ser dueño, quiero ser libre”

Así decía en esta película Mariano, personaje protagónico interpretado por Pablo Echarri. Una comedia que nos enseña a mantener nuestros valores en momentos de crisis. 

FB_IMG_1553453341092

Harto de su trabajo en una oficina, Mariano  decide darle un giro a su vida. Tras aceptar un retiro voluntario, invierte el dinero obtenido y todos sus ahorros en la compra del kiosco de Don Irriaga, un lugar repleto de buenos recuerdos en el barrio de su niñez.

Poco tiempo después, descubre que la calle sobre la que está ubicado su flamante kiosco será próximamente cerrada al tránsito para hacer un viaducto, obra que dejará a su emprendimiento completamente aislado.

Condenado a una ruina inminente, Mariano tiene los días contados para hacer “algo” que los salve, a él y a su familia, antes de que la calle quede clausurada. Para eso, deberá confrontar con la adversidad, con sus afectos y, sobre todo, consigo mismo.

Un guión bien logrado se conforma de escenas bien logradas y es claro que esta película tiene algunas, como así también tiene algunas situaciones cómicas, alguna que otra buena toma, y algunos estupendos actores. Pero decir que esta película es buena es omitir muchísimos detalles, ya que “El kiosco”, película dirigida y escrita por Pablo Perez Gonzalez, también nos deja situaciones cómicas genéricas y un guión que falla rotundamente sobre el final, pues no posee un arco dramático. Una de cal y otra de arena. En fin, una película zafable y costumbrista. No corre muchos riesgos y cumple, al igual que muchas otras, con la simple función de entretener.

También existen cuestiones que debo comentar acerca del bagaje cultural que se inserta y se distribuye a través de este medio de comunicación masivo. Esta película no es solo una comedia costumbrista; sino que también exhibe los valores clásicos del estereotipo argentino clase media, respetando los intereses neoliberales vigentes.

Me explico.

¿Recuerdan cuando dije “que no posee un arco dramático”? Bueno, en general las películas tienen personajes que pueden poseer o no un arco dramático. Algo que el protagonista debe cambiar de sí mismo o debe enterarse para poder resolver el conflicto, y así completar su objetivo. Cuando el personaje principal no tiene un arco dramático, (quiere decir que mantiene sus valores iniciales en toda la historia) lo que adquiere un arco dramático es su entorno, ósea los personajes secundarios. Entonces la historia trata de cómo ese entorno modificado ayuda al protagonista a conseguir su objetivo.

En esta película el entorno no cambia al igual que su personaje protagónico, entonces ¿cómo se resuelve el conflicto? Bueno lo voy a decir sin más vueltas: SOLO. El conflicto se resuelve solo. Y esto es, además de un enorme error del guionista, una forma de inculcar cultura. “Todo se va a resolver” “Vamos a estar bien” “Tranquilo todo se va a arreglar”.

Creo que lo lindo en las historias es ver la transformación del personaje, ver cómo este sortea los obstáculos y cumple su objetivo. Es motivador ver cómo alguien no se rinde hasta conseguir lo que quiere o hasta entender que en verdad lo que quiere es otra cosa. Lo motivante no son estos finales “esperanzadores” donde el conflicto se resuelve gracias a alguna mano invisible. De hecho es todo lo opuesto, es desmotivante

La esperanza no reside en confiar que el destino pueda acomodar tu camino hacia la felicidad, sino en que uno mismo o un colectivo de gente pueda lograr un objetivo más allá de los obstáculos que encuentre. Reside en creer al menos que nosotros podemos llegar a ser dueños de nuestro futuro y de nuestro destino.

La esperanza reside en la lucha, en el conflicto y sobre todo en vencerlo. Esa es la enorme diferencia entre un final feliz y un final “esperanzador”.

“Quiero ser dueño, quiero ser libre”

Así decía Mariano protagonista de esta película. Una comedia que nos podría haber enseñado a mantener nuestros valores en momentos de crisis, pero optó por un básico y rotundo final “esperanzador”

Calificación: 5/10 

Crítica: La Sanadora

LA SANADORA  | La Guérisseuse (Largos Árabes) Un film de MOHAMED ZINEDDAINE (2018) MARRUECOS, ITALIA, CATAR, ficción, dialecto marroquí – Función: Miércoles 27/3 EL CULTURAL SAN MARTÍN – SALA 1 / Crítica: CJ COLANTONIO.

IMG-20190323-WA0030

Si tienes interés de salirte del circuito cinematográfico comercial, el Festival Internacional de Cine Latino Árabe aterriza en su octava edición.  El año pasado, la organización fue galardonada por la UNESCO y considerada como una de las 100 instituciones más influyentes en el mundo árabe por el Arab Cinema Magacine en el marco del 71º Festival Internacional de Cine de Cannes.

En forma anticipada pude ver “LA SANADORA”, una película hablada en dialecto marroquí que podría considerarse -de manera transversal- dentro del cine social, más que nada porque se muestra a los personajes como “a la suerte de Dios”.

Su protagonista, un joven que vive en las afueras de un estanco minero, intenta aprender a leer y escribir, y su madre adoptiva, la curandera del pueblo, busca proteger su lugar de privilegio a través de las leyes del oscurantismo.  Paralelamente, un ladrón de poca monta, sufre una enfermedad en la piel y termina visitándola. Entre ellos, se traza una fina línea que delimita aún más el destino opresivo.

Calificación: 3/10.

* SEDES: 

– Complejo Bajo Plaza – CCGSM  (Sarmiento 1551): Valor de las entradas: General  $ 70 – Jubilados y Estudiantes $ 40.

– Alianza Francesa  (Córdoba 946): Entrada Gratuita.

– Sala Leonardo Favio – Biblioteca del Congreso de la Nación (Alsina 1835): Entrada Gratuita.

PROGRAMACIÓN:  http://www.cinefertil.org/latinarab/index.php/programacion/

Análisis: Rico para PS4

Por Jorge Marchisio
En una ciudad consumida por las bandas criminales, las fuerzas de seguridad deciden aplicar la ley Rico, y con eso, exterminar a todos los maleantes. Hoy nos toca hablar de Rico, un juego de acción en primera persona, hecho con la técnica de cell sheadding, que, si bien es divertido, nos deja una sensación de que podría haber sido mucho mejor de lo que tenemos entre manos.

maxresdefault (4).jpg

Lo primero que notamos es lo desaprovechado que esta el cell sheadding. Dicha técnica es la cual logra que los juegos se vean como caricaturas; y que, por lo general, es utilizada en games que exageran las acciones, llevando todo a un nivel de violencia y ridiculez extrema. Esto, por desgracia, no pasa en Rico.
Pese a esto, si tenemos que decir que el juego es bastante divertido, y las escenas de acción son casi continuas. Bajo la mecánica de entrar a cuartos y tener que despejarlos para poder seguir avanzando antes de que lleguen refuerzos, los tiroteos son constantes.

93e2de266485eef6fdc672aad49cd930033280ecr1-1280-720v2_hq.jpg
Eso sí, tenemos que hablar del control. El sistema de apuntado es uno de los peores que este redactor vio en bastante tiempo. El stick derecho es ultra sensible al mínimo roce, haciendo que nos maten varias veces hasta que nos resignemos a entrar al sistema de Ajustes, y calibrar la reacción de la mira (en un 20% incluso a veces se veía rápida). Así que, en este sentido, les rogamos que hagan el tutorial así no tiran el joystick contra la televisión.
También como negativo podemos decir que el juego no ofrece mucho más de lo dicho un poco más arriba. Solo es romper puertas, limpiar habitaciones plagadas de criminales, y avanzar para repetir la acción. Con la variante de que se nos da la opción de que podamos ocultarnos detrás de objetos para disparar, o entrar en plan kamikaze disparando a todo lo que se mueva, a riesgo de que nos hagan un headshot.
Rico termina siendo un juego bastante promedio.

original

No es aburrido, pero tampoco innova y desaprovecha algunos apartados en los que podría haber dado un pequeño salto de calidad. Ideal para jugar uno o dos días, pero no mucho más.

Lo mejor: la acción continua, lindo apartado visual

 

Lo peor: repetitivo, desaprovecha el motor grafico

 

Calificación: 6/10

 

Trailer: