Análisis: 198X para Nintendo Switch

Creo que existen muchas formas de hacer un homenaje a los años 80, más desde el lado de los videojuegos, que no se trata de simplemente montar un juego desde los 8 bits y la estética. Una buena recuperación necesita alimentarse del espíritu ochentero y presentar una premisa que nos transporte a aquella época aunque nunca nos haya pertenecido. Es así como 198X nos brinda un juego que vislumbra desde lo narrativo, y que justifica sus ingredientes de nostalgia con un bonito apartado visual y entretenido sistema de juego.

En 198X seremos Kid, un adolescente que vaga por la ciudad pasando las horas , es ahí cuando nosotros encontramos nuestro sitio recreativo. En estos lugares denominados salones, podemos observar un amplio número de tribus urbanas que han pertenecido a la época y que conviven en dicho salón. La aventura comienza cuando con nuestro personaje pasa por un recorrido con los juegos icónicos de la época. De la misma manera que nos muestran la historia de un adolescente que busca escapar de su mundo, adentrándose en el de los videojuegos, abrimos camino a cinco géneros de juegos diferentes con los que vamos a disfrutar de su jugabilidad.

Enserio su jugabilidad primero no encontramos con el juego llamado Breathing Heart, que se encuentra inspirado en Street of rage de Sega . Aquí utilizamos un luchador en el que en su desplazamiento lateral va a tener que luchar contra enemigos dando puños y patadas, al igual que ir lanzando a tus contrincantes. El siguiente título es Out of the void, que puede verse influenciado por títulos como Axelay , un juego que resulta mucho más desafiante al enfrentarse a una oleada de enemigos a través de disparos horizontales. Luego de pasar las dos etapas que contiene este título , pasamos al denominado Runaway, que si bien puede resultar uno de los más flojos a nivel jugable, funciona a la perfección para ir expandiendo la narrativa del juego. Prácticamente resulta ser un clon de out run, pero termina resultando poco exigente. El título anteriormente mencionado, sirve más que nada para adentrarse en la historia del protagonista, conocer cuáles son sus sueños y como vive actualmente con todo lo que le está sucediendo. El siguiente título es Shadowplay, que nos mete directamente hacia el peligro, y que resulta desafiante ya que nos otorgan un stock limitado de salud y tratar de escapar de un demonio en el que debes tener memoria sobre el escenario que se recorre. Por último nos adentramos en las mazmorras en el juego Kill screen en el que cuentas con tres tipos de ataques disponibles y que serán fuertes para determinados monstruos a los que debes enfrentar, además cuenta con una carga narrativa importante, que cierra a la perfección la historia de The Kid .

El apartado visual realmente está muy cuidado, ya que cuenta con apartados propios de novela visual, pero que también se combina con la estética de los juegos de acción y rol dentro de la sala de juegos. Obviamente revive el espíritu de los ochenta en el mundo de los videojuegos, pero nos da mucho más que solo escenarios hechos en pixel. Además de contar con influencia de varios juegos del pasado para cada una de las etapas, el título se toma libertades para que tenga un estilo visual que sea propio y que mantenga una relación con toda la historia del juego. En relación al sonido, también cuenta con una buena banda sonora en distintos momentos del juego, en lo que logra lucirse cada una de las melodías y efectos de sonido.

198X es un juego, que aunque es algo que muchas veces decimos, realmente nos da un gran homenaje a los años 80 pero no solo con un juego con referencias y esteticas de títulos del pasado, sino con una historia que es muy rica en su narrativa y que en lo jugable nos entretiene bastante. Si bien es un juego corto y que en pocas horas seguramente te lo terminas acabando, pero aún así, es una experiencia sumamente satisfactoria.

Calificación 8.5/10

Reseña: Yo, Encarnación Ezcurra

Jueves a las 20 hs en el Teatro Picadero, la señora del Restaurador, doña Encarnación Ezcurra, una mujer en mayúsculas, basado en la dramaturgia de Cristina Escofet y dirección general de Andrés Bazzalo.

El refrán dice que detrás de todo gran hombre, hay una gran mujer y en este caso, agravado por no tener la belleza europea que esperaba la época, y por ser parte de uno de los tantos momentos convulsionados del país, siendo uno de los ejemplos de grieta: federales y unitarios, caracterizada por la violencia y el fanatismo.

Un unipersonal, excelente interpretación de la actriz Lorena Vega, con músicos en vivo: Agustín Flores Muñoz, Victoria Tolosa y Martín Miconi.

Obra con varios y merecidos premios a cuesta: Premios ACE y Premios Luisa Vehil a la mejor actriz, en Premios María Guerrero, premiado a la Mejor Autora y Música Original y Premios Trinidad Guevara por mejor diseño de iluminación, Mejor Autora y Mejor Banda de sonido.

Una mujer en cuyo discurso se jactará de ser la mujer de Rozas, recordará como un eco, la muerte de Quiroga, vivirá en carne propia la lucha del momento y transitará por los recovecos que el destino le tocó en suerte.

Una pieza teatral para agendar, un lujo el desempeño actoral, el clima logrado por la interpretación musical bajo la dirección musical de Agustín Flores Muñoz. Un mujer que arriba de la escena, no se amilana, así nomas.


Reseña Diana Decunto – inboxnightradio@gmail.com

Análisis: Warhammer Quest 2 para Nintendo Switch

Análisis de Warhammer Quest 2 para Nintendo Switch de Perchang y Chilled Mouse
Explora cavernas oscuras con una mezcla de rol clásico, juego de mesa y figuras coleccionables.

POR EL MOMENTO EL JUEGO SOLO ESTÁ EN IDIOMA INGLÉS

Reseña escrita por Agustín Czyrka

La Historia:
El Fin de los Tiempos fue profetizado, los demonios del apocalipsis caminan estas tierras. En estos tiempos oscuros de cosechas devastadas y pueblos destruidos, se crea un pacto de alianza entre todas las razas para olvidar sus diferencias por un bien común. Un General Humano, una Elfa Mística y otros héroes reclutados bajo nuestro mando, se aventuran para brindar algo de orden y luz a este ruinoso mundo.
Nuestra primera misión es buscar el legendario “Mazo de Helsturm”, un arma sagrada que puede combatir a la mismísima oscuridad con su poder.
Apenas comenzamos la marcha nos damos cuenta que nuestra aventura no va a ser fácil, el mundo está plagado de monstruos y alimañas listas para atacarnos en cada esquina.

Toda la historia del juego está narrada mediante largas hojas de texto que se nos presentan a modo de pergamino o tarjetas. Es mucho para leer, pero está bien escrito y nos aminora los tiempos de carga.

El Control:
El Warhammer es un juego de estrategia táctica por turnos: disponemos de nuestras unidades y podemos ir seleccionandolas de a una, para asignarle sus acciones.
Cada héroe tiene puntos de acción según su capacidad. Estos puntos de acción nos permiten mover, atacar o usar objetos. Al agotar todos los puntos de acción esa figura debe descansar hasta el siguiente turno.
Una vez que todas nuestras figuras fueron agotadas o decidimos pasar el turno, le toca jugar al oponente, que se mueve y ataca manejado automáticamente por la inteligencia artificial.

La selección de héroes y el inventario se deciden antes de comenzar la misión, donde asignamos las armas y pociones a los héroes que consideramos más aptos. También podemos cambiar el color de sus ropas y rebautizar su nombre al que más nos guste.

Los controles están bien pero no son óptimos, ya que el juego original está pensado para dispositivos móviles, así que la adaptación a los controles de la consola se resiente un poco. Los controles son aceptables pero cuando uno quiere tomar atajos para ahorrar tiempo asignando las acciones a sus personajes, hay situaciones que lo dificultan. Probé jugar el juego en modo táctil, para controlarlo rápidamente con los dedos pero tampoco me convenció a largo plazo.

El menú de opciones es inexistente. Solo podés cambiar el volumen del sonido.

Las Misiones y el Mapa del Mundo:
Nuestra caravana de Héroes y aliados, de lo más variada, viaja de ciudad en ciudad realizando actos heroicos para los lugareños, completando hazañas, solucionando crisis y buscando la salida a estos tiempos oscuros. Todas estas Situaciones se nos presentan en un mapa grande y decorado. Éste nos muestra marcadores para cada misión a la que podemos acceder y una ficha tridimensional que nos representa a nosotros viajando a través de las tierras.

Una vez seleccionada la misión, entramos a un juego táctico, visto desde arriba donde controlamos la ubicación de nuestros héroes para eliminar a las unidades enemigas con la mayor eficiencia. Cada misión es como un tablero o una escenografía dividida por casilleros cuadrados.
Al empezar vemos iluminada una parte del mapa y para seguir revelando las habitaciones contiguas hay que abrir la puerta que conecta ambas salas. Al abrirla se revela la siguiente habitación, con todos sus enemigos y trampas.

Hay 3 tipos de Misiones en el Juego:

Las misiones principales: Son las que hacen avanzar la historia, al ir completándolas se desbloquean nuevas ciudades para visitar.

Las misiones secundarias u opcionales: Nos brindan recompensas establecidas como premio por realizarlas. Cuentan con una breve historia.

Las emboscadas: Cuando viajamos de un lugar a otro, está la posibilidad aleatoria de que nuestra caravana sea atacada. Si es así, nos veremos obligados a realizar una misión de emboscada.

En las ciudades podemos comprar nuevos armamentos y equipamiento para nuestros héroes o reclutar personajes nuevos en la taberna. También se pueden curar las heridas y subir de nivel a nuestras unidades (si juntaron la experiencia suficiente en combate).

El Arte:
La estética realista da una sensación a juego de mesa donde controlamos las unidades como figuras en un tablero.
Los gráficos del juego cumplen pero se sienten rústicos. Los modelados de los personajes basados en las miniaturas son aceptables pero con un nivel de detalle regular. Las animaciones son básicas, no exprimen demasiado el potencial de la consola.
La cámara permite ver con claridad y algo de movilidad, pero no permite acercarse a apreciar detalles.
Las mazmorras muestran algo de juego con efectos de luces, partículas y texturas. Son agradables pero se vuelven repetitivas, ya que son muy similares unas a las otras.
La estética es visualmente clara y funciona, pero no tengo nada para destacar que me emocione.

La Música y el Sonido:
El estilo de música es correcto pero hay muy poca variedad, se vuelve repetitiva rápidamente. Los sonidos son pocos, son aceptables pero no se destacan.

La Rejugabilidad y Desbloqueables:
El juego base y las expansiones que vienen incluidas nos brindan 3 campañas con un total aproximado de 20hs para completarlas. Si tenemos en cuenta la capacidad de maximizar los niveles de nuestros héroes favoritos, conseguir los mejores objetos para equiparlos, completar todas las misiones secundarias, podemos hablar de unas 30hs de juego.

Pero cabe aclarar que el juego es extremadamente repetitivo: después de las primeras 3 hs de juego, cada nueva misión va a sentirse prácticamente igual que la anterior. Por más variedad y cambios que logre la gran cantidad de héroes y equipos disponibles, la base es la misma.

Las recompensas en forma de cofre aleatorio (recibimos 3 cartas sorpresa al terminar cada misión) se sientes desbalanceadas. Se dan situaciones en las que una misión larga y difícil nos da una recompensa nefasta, y una aventura cortita y fácil nos recompensa con algo genial.

Conclusión: Es un juego aceptable. A pesar de la cantidad de opciones a la hora de elegir héroes y equipamiento para ellos, la experiencia se siente muy repetitiva. Es divertido por un tiempo y los fragmentos de historia están bien escritos. Pero no se destaca en ningún aspecto como para quedarse grabado en mis recuerdos como una experiencia memorable. Si te gusta explorar mazmorras, los juegos tácticos por turnos o el mundo de las miniaturas de Warhammer puede llegar a gustarte este título.

Mi nota 6.5/10

Positivo:

  • La historia está bien escrita
  • Hay mucha variedad de personajes y armas
  • Si te gusta Warhammer se disfruta más

Negativo:

  • El juego se vuelve muy repetitivo
  • La misma pista musical se repite una y otra vez
  • Las recompensas son tan aleatorias
  • No se puede cambiar de idioma, no hay menú de opciones

Reseña: #Basta de Amores De Mierda

Miércoles 19 de Febrero a las 21 hs, acudí al Teatro Regina, para la función de la obra #Basta de Amores de Mierda del Pela Gonzalo Romero, quien promete mucho más que un monologo, una propuesta donde rompe con la cuarta pared, y habla de lo que muchos quieren hablar pero no se animan que es #Basta de amores de Mierda.

Si cuento sobre cual es el mensaje, sería espolear la obra, lo que si les puedo anticipar que cada función seguramente es distinta, porque Gonzalo es un moderador en la charla y el momento se construye entre todos. Pela Romero, no se conforma con una puesta del estilo de stand-up donde se viene con un guion bajo el brazo, se defiende un tema y luego se va. Nada que ver, es un pelado, muy veloz, la caza al vuelo, y contesta lo que el público propone, el tema lo vuelve a tirar al set y así un ping-pong a lo largo del espectáculo, con mucho humor, música en vivo, cuasi nulo lo bizarro, destreza mental. Tengamos presente que Gonzalo ha publicado un libro, bajo el mismo título, con lo cual tiene experiencia y tela para cortar sobre el tema.

Lo que si les propongo, a cada uno que lee el título, de como es la actitud para pensar #Basta de amores de Mierda, porque hay de todo, el enamorado que dirá a mi no me pasa, el que cree que nunca le va a pasar, el enemigo de todos que está comiendo broncas de relaciones pasadas, los que están saliendo de una relación tormentosa y quienes no saben,ni se imaginan que vienen aires de tormenta.

Una propuesta para reír, disfrutar de una que otra canción en vivo, relajarse, opinar en comunidad, ser partícipes de una problemática, de la que nadie está exento, esa necesidad de compartir la vida con alguien, ser feliz y evitar sufrir porque se está solo. Tengan esta obra en el radar, es una opción para cortar la semana, el Pela es muy simpático, le gusta gesticular y el Pela logrará arrancarles una risa, de esa que sale con ganas, que no es un tema menor.


Reseña : Diana Decunto – inboxnightradio@gmail.com

Crítica: Bad Boys Para Siempre

Por Jorge Marchisio
Mike y Marcus ya llevan veinticinco años en las fuerzas de la ley. Cuando este último se convierte en abuelo, se plantea seriamente si retirarse o no. Pero todo se complica cuando alguien del pasado de Mike se hace presente. Ahora los Bad Boys, junto con un nuevo equipo de la policía, deberá detener a un peligroso criminal.


Seamos honestos. Cuando nos enteramos que se venía una tercera entrega de Bad Boys, la mayoría pensamos que era un intento desesperado de Will Smith para revivir su carrera, y que Martin Lawrence debía tener problemas económicos. Y la verdad, da gusto cuando pese a los prejuicios, nos cierran la boca de tal manera.
Siendo conscientes de la saga donde se metían, los nuevos realizadores a la cabeza de este proyecto (recordemos que Michael Bay solo hace de productor), tuvieron como acierto hacer de Bad Boys Por Siempre una cinta honesta con el público y con su propio espíritu, es decir, mucha acción desenfrenada, pero sin caer ya en el extremo del ridículo como franquicias al estilo Rápido y Furioso, donde ya se entra en el mundo de lo irreal.
Bad Boys Por Siempre camina en ese fino borde, sin lograr caerse al barranco. Esto también quiere decir que la química entre Smith y Lawrence sigue intacta; e incluso los chistes (a veces poco graciosos) de este último en otros films, acá si funcionan. Hasta podríamos decir que, en más de un momento, el propio Lawrence tiene algunas líneas de dialogo bastante emotivas, que, en manos de un mejor actor, hubiera hecho lagrimear a más de uno.
Pero sabemos que la mayoría no busca buenas actuaciones a la hora de ir a ver Bad Boys Por Siempre. Las escenas de acción son bastante espectaculares, pero sin el grado de ridiculez que padece el cine de Michael Bay hasta donde un tacho de basura explota al recibir un impacto de bala. Si bien hay muchas cosas que revientan, se le busca dar una explicación lógica. Lo mismo que a las contadas (pero largas) balaceras, aunque por desgracia volvemos a caer en la típica de ver armas con munición infinita.
Sin mucho más que agregar, Bad Boys Por Siempre es una buena película de acción, tanto para fans de la saga como para los que son nuevos. Bien secundados, Will Smith y Martin Lawrence nos cierran la boca mostrando que si tenían algo que ofrecer más que un viaje a la nostalgia de los seguidores de la acción del principio de milenio.

Calificación 7/10

Análisis: 7th Sector para PS4

Luego de haber probado el juego 7Th Sector, podemos decir que se trata de un juego de ciencia ficción, en la que su jugabilidad está basada en la exploración y resolución de puzles. Si bien su composición de juego es simple, contiene una historia atrapante que nos introduce en su interesante y distopico mundo.

Para evitar un poco los spoilers, no voy a comentar mucho sobre de que va la historia, lo que si podemos comentar es que nos encontramos en una ciudad futurista y que se vive en un mundo donde la opresión y las máquinas reinan. Nosotros seremos una unidad en potencia que viaja a través de los cables de configuración. La jugabilidad se basa en controlar esta chispa de corriente a través de los cables, ir interactuando con los diversos objetos que se nos cruzan en el camino, y obviamente resolver puzles. Muchos de estos rompecabezas tienen una dificultad moderada, en la que algunas si debemos tomarnos un buen tiempo para llegar a su resolución. Estas pequeñas actividades van desde navegar por los cables hasta encontrar el camino correcto , juegos con acción de palancas y algunos problemas matemáticos en los que debemos estar bien despiertos en esa área. Así mismo, en este camino jugable, también vamos explorando su mundo y siguiendo a través de cada desafío la historia que nos quieren contar. El título puede terminarse en el día , depende de la paciencia y la habilidad que se tiene en la resolución de los rompecabezas, aunque no es un juego largo. Si toca aclarar que tiene la posibilidad de desbloquear distintos finales , en la que tenemos 4 desenlaces distintos para nuestra partida, lo que llega a reforzar la rejugabilidad para el que quiera seguir los distintos finales. Otro dato para aclarar es que el juego solo se presenta en inglés , por lo que no ha llegado a trasladarse a nuestra región, si bien sus textos no son muy complejos, es una lastima que no lo podamos tener en nuestro idioma. Por último, el juego tiene una experiencia jugable satisfactoria, aunque toca criticar un poco su rendimiento en el control de la chispa, que de momentos falla y se vuelve lentos, por lo que debería tener una mejora en la precisión de sus controles .

Uno de los aspectos que más resaltan en 7th sector, además de su premisa, es todo el apartado artístico que rodea al juego. Si bien el juego está desarrollado en unity, que quizá es uno de los motivos por el cual el rendimiento no es óptimo, pero la realidad que cuenta con un apartado gráfico que realmente se ve bien. Los diseños de su ambiente está predominado por los colores fríos , que denotan el aspecto del mundo futurista y desolador. Su diseño artístico trabaja en conjunto con la narrativa de aquel futuro distopico, y juega muy bien con la historia del juego que resulta atrapante. En cuanto al apartado sonoro, este cuenta con un estilo bastante tranquilo, que no llega a destacar pero resulta ameno al recorrido del juego.

7th sector es un juego que tiene una premisa realmente interesante, en la que siendo una chispa que recorre todo el sitio a través de los cables, terminamos siendo parte de una historia compleja y atrapante. Si bien su apartado artístico reluce desde lo narrativo, su rendimiento no es el óptimo, aunque compensa con una mecánica de puzles desafiante y entretenida.

Calificación 7/10

Crítica: Amenaza en lo profundo

Por Juan Ignacio Aguilar
El inmenso océano.

¿Qué oscuros secretos esconde en sus profundidades? ¿Qué tesoros de la historia yacen en su piso? ¿Cuán vasto es, y qué tantos recursos puede otorgarnos? ¿Hay vida aún desconocida?

El género survival es uno que ha ido ganando tracción en la producción hollywoodense debido a su fácil adaptación en el mercado. De una narrativa bastante similar entre sus distintos productos, destaca por su alta inversión en efectos especiales y en alguna que otra personalidad del star-system que lleve audiencia a las salas.

En la mayoría de los casos entrega un film mediocre. En otros, uno digno de aplaudir. Otros se quedan en un puesto intermedio. Como el último trabajo de William Eubank.
En búsqueda de recursos, la compañía TIAN taladra a siete millas de profundidad de la Fosa de las Marianas. Pese a las advertencias, lo peor ocurre y la base subacuática comienza a implosionar. Seis empleados, al mando del Capitán Lucien y la ingeniera mecánica Norah Price, dan inicio a un arriesgado plan que les permita llegar a salvo a la superficie. Pero ni derrumbes, ni problemas de oxígeno o presión los puede preparar para el mayor problema: lo desconocido.

Si la película suena conocida, es porque probablemente lo sea.

Hay un gran esfuerzo de parte de Brian Duffield y Adam Cozad para que su guión no pase al olvido entre sus congéneres. Aun así, los puntos de giro y el carácter de ciertos personajes permiten dar con un patrón que posibilite al espectador saber lo que se viene.

Es, sin embargo, un esfuerzo digno de notar en el apartado técnico. Las tomas subacuáticas ya son suficientemente complicadas en condiciones normales, pero dar con una que efectivamente retrate la falta de luz, de esperanza, característica del piso marino, es admirable. La cinematografía de Bojan Bazelli, con una gran predominancia de los verdes fríos, se disfruta bastante.
Eubank logra dar algunos momentos verdaderamente atractivos en el género en cuanto a la desenvoltura de la acción. Aún con todas las ineptitudes del guión, se nota la mano de un cineasta con mucho camino por delante. Sumado a la fantástica banda sonora de Marco Beltrami y Brandon Roberts, el resultado es una trepidante y asfixiante batalla por la vida.

El elenco da lo mejor de sí a sabiendas de las trabas del género. Stewart, experimentada en el cine independiente, parece haber encontrado un balance para darle a su Norah algo más interno con lo que trabajar, haciendo caso omiso del evidente conflicto con el entorno.
J. Miller es Paul Abel, el mismo tipo de comic-relief al que nos acostumbró gracias a “Sillicon Valley” y “Deadpool”, y Vincent Cassell está automatizado a la función de autoridad lúcida y sagaz en la figura del Capitán Lucien, aquel que el argumento demanda. Sobresale Jessica Henwick con su Emily Haversham, la pata más débil de equipo. En contraste con los demás, tiene mejor material con el que trabajar, y Henwick lo aprovecha al máximo con cada una de las horrorosas y traumáticas situaciones en las que cae el grupo.

La audiencia deberá prepararse para respirar profundo y no mirar demasiado en los detalles. Puede que “Underwater” sea la experiencia terrorífica que todos imaginamos cuando pensamos en el fondo del mar, pero hace un gran esfuerzo por llegar ahí.

Calificación 6/10