Reseña: Ametralladora

Por Esteban Salas Campos

Espacio Callejón nos presenta “Ametralladora”, una propuesta teatral de la escritora y dramaturga Laura Sbdar. Nicolás Goldschmidt es quien lleva ante nuestras miradas este trabajo unipersonal cargado de carisma y energía.

Un viaje en micro y un accidente son el detonante de una serie de diálogos
interpretados de manera precisa, donde la repetición como texto genera un hilo rítmico efectivo e interesante a lo largo de la obra. La capacidad de llenar el escenario a través de la acción y el movimiento es admirable y constante en todo momento. El recurso lumínico es austero pero cumple con lo que la obra demanda, generando tensiones y enfoques dentro del espacio escenográfico. Por su parte el universo sonoro interviene de manera oportuna tanto en el uso de piezas pregrabadas como en la apropiación del espacio por parte del actor para recrear su propia ambientación.

Se destacan momentos plausibles de conexión con el público, el cual fácilmente pasa de ser un testigo a sentir cierta complicidad ante la mirada, la agitación y la palabra de lo representado. Finalmente, se agradece el delicado trabajo de diseño gráfico y fotografía dentro de su comunicación visual.

Este maravilloso esfuerzo teatral supone una especie de viaje sin red, en el que tanto su directora como el actor logran llegar al otro extremo con imágenes fugaces y palabras precisas, impecables.

Ficha Técnica:
Actúa: Nicolás Goldschmidt

Escenografía y vestuario: Pía Drugueri
Iluminación: Matías Sendón
Diseño de sonido: Franco Calluso
Diseño gráfico: Agustín Obregón
Fotografía: Violeta Capasso
Prensa: Mutuverría PR
Diseño de movimientos: Flor Piterman
Asistente de dirección: Elisa Carli
Producción: Tamara Belenky
Dramaturgia y dirección: Laura Sbdar
Duración: 45 minutos

Viernes a las 22:30 hs
En Espacio Callejón

Análisis: Woodle Tree 2 Deluxe para PS4

Por Daniel Alvarez

Sin haber probado el primer woodle Tree, debo decir que este juego me ha llamado la atención ya que se trata de un puro plataformero con escenarios en 3D, que fácilmente puede hacerte recordar a Super Mario 3D land aunque con un presupuesto más modesto. Con sus logros y algunos fallos, este título brinda una experiencia entretenida y colorida.

Estamos en un bosque y todo parece ir muy bien hasta que una fuerza oscura termina atacando y dejando sin vida a los guardianes de dicho bosque. Es así como nuestro protagonista debe adentrarse en la aventura para lograr restaurar el equilibrio utilizando unas gotas mágicas que harán que estos guardianes recuperen el color y sus funciones. Obviamente esto requiere un vieja, y en este viaje tocará correr, saltar y combatir a los enemigos. Y si, pensemos un poco en Mario, nuestro personaje corre, salta y cuenta con algunas habilidades que nos serán bastante útiles para superar obstáculos, como la hoja del árbol que sirve para golpear a los enemigos, usarla para planear, entre otras cosas. Quizá lo que el juego nos presenta como novedad, es que este no se encuentra dividido en fases o mundos como cualquier plataformero nos suele brindar, sino más bien nos deja en un extenso mapa en el que debemos recorrer para cumplir nuestra meta, aunque obviamente hay sitios donde el desafío se hace más grande. El título cuenta con un sistema de control bastante sencillo aunque en algunos movimientos se detectan cierra imprecision. Si compensa sus complementos, aunque en tramos su mundo abierto a veces le falta profundidad, el juego cuenta con bastante contenido para conseguir coleccionables y nuevos movimientos para el personaje.

La gente de Chubby ha sabido captar el colorido que presenta el primer juego, para dar un juego con un mundo abierto en tres dimensiones. Lugo de pasar un primer tramo donde te cuentan las bases del juego y de la historia, nos deja explorar su mapa con libertad. El bosque realmente se ve muy lindo, al igual que el diseño de escenarios y enemigos. La banda sonora es atractiva y va acorde con la colorida aventura que nos presenta.

Woodle Tree 2 Deluxe es un juego de plataformas en 3D súper adorable y que nos brinda un mundo abierto que nos permite exploración y entretenimiento en buenas dosis. Puede que algunos enemigos sean bastante desafiantes, pero depende de cómo armas tu equipo para enfrentarlos. La aventura cumple con su función de entretener durante varias horas.

Calificación: 8/10

Análisis: Music Racer para Nintendo Switch

Por Daniel Alvarez

De la mano de Sometimes You llega el juego Music Racer, un título de carreras que mezcla el género de conducción con algo Guitar Hero. Se trata de un título que reluce por su componente musical, aunque su jugabilidad termina sintiéndose plana y con poca profundidad. Aún así logra entretener gracias a su lado artístico, obviamente con buena música.

Al ingresar al juego, contamos con una lista de temas musicales a los cuales podrás seleccionar y correr una carrera con ellos. Las carreras varían según el tema musical, en el que se van presentando las distintas pistas del juego. El objetivo de su jugabilidad el ir corriendo de ligar hacia izquierda y derecha con tu automóvil siguiendo las señalizaciones que van al compás de la música. La música es sumamente atrapante, pero la realidad es que su control carece de profundidad, que se denota en parte por los movimientos que en momentos no llegan al sitio del compas de la música. Tampoco tenemos un sistema de progresión que nos lleve a un recorrido en el juego, sino más bien que se limita a un sistema de puntuación por cada carrera que se juega.

La realidad es que a nivel visual el juego realmente se ve bien , con una animación que está remarcada por los colores tenues y las luces de neón. También hay un bien diseño de los escenarios aunque cuente con un mal rendimiento, lo que afecta a cualquier juego de conducción. La gran estrella del juego es la música, que predomina el genero electrónico, y que logra lucirse muy bien con la visual del juego. Las canciones son variadas, y con ello realmente creamos un atractivo playlist para escuchar en Spotify, por ejemplo.

Músic racer es una propuesta que resulta muy atractiva, al menos en la idea que nos brinda. Lamentablemente su jugabilidad carece de profundidad y de precisión en sus controles, desaprovechando los logros artísticos que posee.

Calificación 5/10

Crítica: Feedback

En el género thriller de terror, dirigida y escrita por Alberto Marini y Pedro C. Alonso, la película Feedback española (2019) estrenará por TNT el próximo 2 de marzo, la cual los hará vibrar, porque a poco de comenzar, todo se saldrá de control, debido a verdades que habían permanecido escondidas y que por los hechos y circunstancias tomarán identidad propia.


Es la historia de un programa de radio “La cruda realidad” muy exitoso, donde dos periodistas, en el mundo real, no se llevaban del todo bien, pero el productor los reúne porque sabe que profesionalmente juntos hacen una buena dupla y son los ingredientes necesarios para lograr un programa radial de alto rating.
Los dos periodistas se afrontan a comenzar a las 22 ha el programa radial cuando dos enmascarados por la fuerza toman el control de la emisora, todo aparentara para el público ser normal, pero lo que se transmitirá y lo que pasará en la cabina, lejos está de ser normal.
Excelentes las actuaciones de Eddie Marson (21 gramos, Ray Donovan, The World’s End) encarnando a Jarvis Dolan quien junto a su colega radial interpretado por el actor Paul Anderson ( Peaky Blinders, Sherlock Holmes, A games oficial shadows, The Revenant) lograrán una historia de terror de alto voltaje, de emociones fuertes.
La protagonista principal femeninas es la actriz Ivana Baquero (El laberinto del Fauno , The Shannara Cronicles).
En el film pasarán muchas cosas, todo lo que pase dejará huellas, a veces tener Feedback, como en este caso puede dar miedo.

Reseña: Tiapatria

Reseña por Leandro Bres

¿Qué es la patria? La patria. La patria es… ¡La patria es mi tía!

Una maestra de grado habita el universo escolar en todas sus situaciones típicas. Desde el acto del día de la patria, el recreo, el “saquen una hoja” para el examen sorpresa y la reunión de padres.

En código de clown, Julia Muzio en escena, juega a esta maestra que es todas las maestras y ninguna a la vez, y hace de cada pequeña situación todo un mundo. Utilizando una escenografía muy simple (Una campana, un perchero, un pupitre) Construye estos espacios escolares a través de la imaginación, y del vínculo que establece con los espectadores, quienes pasamos de ocupar el rol de alumnos, a ser padres/madres, o algún otro rol de la institución educativa como maestras, directora o auxiliar.

Esta obra, utiliza todos los lugares comunes de la docencia, tanto en el discurso como en el accionar, para desarrollar momentos llenos de humor, poesía y recuerdo.

En el transcurso del espectáculo, el personaje no solo monologa interactuando con el público presente y transita los conflictos que emergen, si no que también, evoca a una tía de quien se está despidiendo. De esta manera, Julia Muzio homenajea a su tía, y a todas las maestras de su familia. En escena, se construyen momentos poéticos donde a través de la música y otros recursos escénicos como sombras, luces, objetos y fragmentos de la obra de Julio Cortázar, se genera un clima nostálgico, con algunos instantes mágicos.

Pueden ver “TÍAPATRIA” viernes 22.45hs (hasta el 28/2) o 22hs (desde el 6/3) en La carpintería teatro (Jean Jaures 858 – CABA) con modalidad A LA GORRA, poniendo el valor de entrada que consideres luego de ver el espectáculo.

Ficha técnico artística

Autoría:Julia Muzio

Actúan:Julia Muzio

Escenografía:Pablo Cordero Jaure

Música:Luis Sticco

Diseño gráfico:Renata Cymlich

Prensa:Tehagolaprensa

Puesta De Luces:Jorge Costa

Dirección:Jorge Costa, Gabriel Paez

Reseña: “Esto es tan solo la mitad de todo aquello que me contaste”

Una obra que muestra cómo a veces es necesario llegar a una situación límite para poder hablar de lo que de verdad nos importa.


Una situación sensible: El velorio de un hombre. Cuatro de sus hijos por un lado y los otros dos, por el otro. Dos familias, o dos mitades de una misma familia, comparten un padre y nada quieren tener en común.

Con el correr de las horas, estos personajes, que al comienzo no se muestran desgarrados por haber perdido a su padre, se van animando a sacar a la luz las pesadas internas familiares, sus sentimientos y sus actuales conflictos.

Un guión que parece querer abarcar demasiado, desenterrando importantes secretos familiares, que tienen al padre (el reciente difunto) como protagonista.
La fragmentación de esta familia se ve plasmada en la estructura de la obra: una mitad para una parte, la otra mitad para otra, cruzándose muy poco ambas partes. La obra se compone de una buena puesta en escena y un trabajo actoral acertado, pero está lejos de ser deslumbrante.

A esos conflictos que ocurrieron en un pasado bastante lejano y que aún hoy continúan vigentes, no se les da el desarrollo que merecen. La sensación que queda indica que, en esos aspectos, a la obra le falta desarrollo. Los grandes conflictos se nombran, pero no se aprovechan al máximo dramática y narrativamente.

FICHA TÉCNICA

Elenco

Tamara Liberati, Antonela Scattolini Rossi, Matías Leites, Tomás Pinto Kramer, Sebastian Bauza, Ulises Barzi, Malena López, Bianca Vicari.

Asistentes de dirección: Julieta de Moura y Victoria Municoy

Diseño de escenografía y vestuario: Sabrina López Hovhannessian

Asistente de escenografía y finish: Julieta Muro Frangi

Realización de escenografía: ArtActions BA

Diseño de iluminación: Jorge Ferro

Música original: Juan Pablo Schapira

Diseño gráfico:Bulla Agencia

Prensa: Soy Prensa – Shirly Potaz y Sofía Maldonado

Fotografía en estudio: Nacho Lunadei

Fotografía en sala: Bianca Vicari

Gestión de subsidios: Marina Kryzcuk

Producción general: Tamara Liberati

Dramaturgia: Pablo Bellocchio

Dirección: Gastón Cocchiarale

Reseña: Happiness

Por Sebastián Sabio

Crónicas de otro día en la oficina


En una oficina más de Buenos Aires dos recepcionistas enfrentan otro día de monotonía y encierro entre esas cuatro paredes, que resultan ser vistas como un mal necesario. Nada parece poder destruir esta rutina infinita cuando de repente notan que “Happinesss”, el restaurante de enfrente, acaba de abrir sus puertas.Este lugar parece ser la salida perfecta para alcanzar la felicidad en un mundo gris.

Florencia Lorenzo y Paula Zaurdo (actrices y creadoras de la obra) entienden perfectamente lo que significa vivir en este mundo lleno de trabajos monótonos y poco gratificantes y lo demuestran de gran manera en esta obra.Las actrices cuentan con un grado alto de complicidad y desarrollo vincular, lo que les permite encenderse bien en el escenario y jugar.

La angustia demostrada en el escenario sumada al realismo de la propuesta nos hacen notar el mundo laboral según está planteado en nuestra cultura, donde el trabajo es visto solo como una obligación que hay que superar día tras día sin posibilidades de escapar. Es muy fácil ver todo lo que hay detrás de este proyecto y entender todo lo que quieren decir y por qué.

Dramaturgia: Florencia Lorenzo y Paula Zaurdo

Intérpretes: Florencia Lorenzo y Paula Zaurdo

Dirección: Nicolás Sorrivas;

Escenografía: Magali Acha

Asistente de Escenografía: Lucía Garramuño

Meritoria de Escenografía: Guadalupe Pavon; 

Realizador de Escenografía: Nicolás Araniz;

Vestuario: Candelaria Lorenzo; 

Luces: Ricardo Sica; 

Fotografía: Lucía Bartoletti; 

Música Original y Diseño Sonoro: Leandro Iglesias; 

Asistencia de Dirección: Alexis Mazzitelli y Rocio Pérez Valdenegro;

Producción: Matcha Cia. Teatral y La Esquina de Siempre;

Duración: 50 minutos / Redes del Espectáculo: @happinesslaobra (Facebook / Instagram)

Funciones: Sábados 21.00 hs. / 

Sala: Teatro El Método Kairós El Salvador 4530 / Entrada: $450.-

Crítica: La lección de anatomía

La semana pasada hemos tenido el placer de asistir al estreno de una nueva temporada de la obra La lección de anatomía, una obra que fue estrenada en el año 1972 y fue escrita por Carlos Mathus y que en su propuesta además de despojar a los actores de sus vestimenta, logra desnudar los conflictos humanos que van presentandose en una serie de secuencias interpretativas. Se trata de una propuesta que reluce desde el impacto visual y una calidad actoral que hace que el clásico siga vigente.

Quizá lo primero que nos llega a llamar la atención de la obra es esa presentación que en su momento habrá sido muy polémica, que fue iniciar la obra con una secuencia coreográfica en el que vemos a siete actores en escena completamente desnudos. Y si, la primera impresión resulta impactante , puede que para algunos incómoda o para otros sumamente llamativa , pero cumple con su misión de despojar al espectador e incluso a los actores en sus futuros personajes , de ideas y prejuicios. Todo se presenta como si de un nacimiento se tratase , dónde los cuerpos no hacen otra cosa más que explorar y evolucionar hasta que aparece el habla, y luego el razonamiento. Una vez pasado este tramo muy interesante, los actores pasan a vestir de blanco y a contar una serie de historias que combinan lo narrativo con algunos elementos coreográficos. Tenemos la historia de un padre que abusa psicológicamente y físicamente de su hija, un hombre consumido por las exigencias laborales, familiares y sociales, una mujer que hace hasta lo que no quiere para llegar a un status, entre otras cosas. El gran logro que tiene La lección de anatomía, es la humanidad que tiene a la hora de contar sus historias aunque las cuente de una manera poco tradicional, sin escenografía pero usando el cuerpo para recrear excelentemente cada escenario.

El gran mérito en la obra lo tienen los actores , y no solo por realizar la escena de desnudo con suma naturalidad, sino también por los cambios de registros y energías que suceden en cada relato. Se nota que se trata de un equipo de actores comprometidos con el proyecto y compenetrados con cada personaje,  dónde la coordinación grupal es de gran importancia, incluso cuando un personaje solo interactúa a gestualmente.

Teatro Buenos Aires: viernes  y sábados a las 23.30, Rodríguez Peña 411-CABA (esq. Corrientes).
Texto y coreografía: Carlos MathusDirección general : Antonio LeivaCompañía: 

  • Florencia Bario
  • Rodrigo Barrios 
  • Nicolas Breda
  • Camila Cahn
  • Valentina Cañeque Cerati
  • Samir Cuesta
  • Florencia Espinola
  • Luciano Heredia
  • Hermes Molaro
  • Omar Ponti
  • Juan Pablo Rebuffi 
  • Luisina Sceppacuercia
  • Matias Sciutto 

Prensa y Comunicacion: Laura Calle Rodríguez – Carina Onorato Bulat

Producción ejecutiva: Luciano Heredia 

Ph: Nacho Lunadei 

Diseño: Maria Della Bella 

Prep.Fisica: Daniel Bartra 

Música Incidental: Francisco Molinos

Crítica: El Hombre Invisible

Por Daniel Alvarez

Acosador nivel dios

Nuestra función para prensa de la película El Hombre Invisible fue en realidad en la Avant premiere que se realizó en la sala Imax tan solo un día antes del estreno. Digo esto solo para mencionar que esta crítica se está haciendo con el film recién digerido, algo que sirve para poder expresar las sensaciones que llegó a provocar un rato después de haber salido de la sala. Si bien es una realidad que la trama suena bastante loca como que un hombre encuentre la forma de volverse invisible para acosarte y torturarte de formas poco imaginable, pero la cosa resulta bastante bien. Esto se debe primero a una actuación entregada de Elisabeth Moss, y un manejo de la tensión tan bien logrado que sobrepasa lo inverosímil.

Una de las grandes virtudes que tiene el film, es como logra mantener el suspenso y la acción de una forma equilibrada, que el espectador queda enganchado aunque cueste creer algunas cosas que sucede. Es así como la historia comienza con el personaje de Moss intentando huir de su hogar, escapando de una aparente relación violenta de la que parecía no tener salida. Si bien al principio parece que se trata de las secuelas de una relación con violencia de género, las cosas luego se empiezan a ver un poco más raras. La excusa es que este hombre controlador y violento era un famoso emprendedor e investigador del rubro de la óptica, y es así como logra crear un traje que lo hace invisible a los ojos. Si, la cosa suena más como para un film de clase B, y el querer mostrarlo como una propuesta más seria o realista, a veces termina estropeando la calidad de un film. Y quizá esto sucede en cierta medida, vemos que las cosas no son del todo verosímiles, que hay algunas lagunas en el desarrollo de la trama, pero que si nos centramos en el drama de la protagonista, la experiencia es sumamente atrapante y entretenida. Por suerte el film sabe manejar muy bien los ritmos en el que se presenta el suspenso, la acción y la evolución de los personajes, aunque hacía el final la resolución se vaya diluyendo en relación a la trama construida.

Cómo quería tratar de aclarar en el primer párrafo, no es una historia perfecta pero aún así funciona y se disfruta. Uno de los principales motivos de este disfrute viene desde lo actoral, y es Elisabeth Moss la gran protagonista, ya que es el foco de atención desde el lado del sufrimiento  que vive y del lado del acoso que tenemos de este hombre invisible. Puede que también los motivos por el cual el personaje huye se quede sin algunas respuestas, ya que sabemos un poco sobre la violencia doméstica tiene que ver, y que claramente es un motivo para escapar, pero en el inicio nos da a entender que los motivos eran mucho más que ello y lamentablemente no se termina de responder. En cuanto a los personajes secundarios, logran lucirse algunas actuaciones como las de Storm Reid, Aldis Hodge, al menos con aportes repentinos que completan al personaje principal. Quizá quien no queda muy bien parado es Oliver Jackson Cohen, ya que su personaje sabe a poco teniendo en cuenta el protagonismo que tiene desde las sombras o la invisibilidad…

La dirección de Leigh Whannell sabe manejar con precisión los ritmos que la historia requiere, esto se lleva a cabo a través de planos bien implementados en la persecución del la víctima desde la cámara, evitando el abuso de sustos como en las películas de terror. Los efectos del hombre invisible se sienten muy bien desde su diseño (obviamente cuando lo puedes ver) y a través del sonido, que nos envuelve en su escenario.

El hombre invisible es una película muy bien lograda desde la experiencia que brinda al espectador, que es dar una película que cautiva desde el suspenso y el drama psicológico de su protagonista. Todo no es color de rosa, más bien algunas cosas se ven invisibles, como la respuesta a la acción de los personajes y que la historia sobrepasa lo hilarante en un momento. Aún así, debido a la gran actuación de Elisabeth Moss y toda la tensión que nos genera, es una película que es sumamente atrapante si te olvidas un poco de lo verosímil.

Calificación 7.5/10

Crítica: El llamado salvaje

Por Brenda Molinari
El llamado salvaje es una película centrada en los actos humanísticos que tiene el perro Buck. Como en otras películas de Chris Sanders se puede entender la sensibilidad de los personajes, en esta última, se trasluce mucho más con cada acción.

Buck es un perro bondadoso, de mucha humildad y al separarlo de su familia quiere encasillar en otra. Es un perro con el que te podés sentir identificado en muchos aspectos, pero en otros puntos es muy empalagoso. Si bien, como toda construcción de personaje debe tener sus tres esferas, pero a Buck le falta sus aspectos negativos. Se puede decir que es un personaje terco, pero no se profundiza lo suficiente este lado. Me parece que, si se hubiese prestado más atención a esto último, se podría haber exprimido mucho más al personaje para enriquecer la historia. Sin embargo, la voz en off termina de complementar a la historia en sí y terminar de entender qué le sucede a este personaje. Por otro lado, me parece interesante cómo desde las expresiones de estos animales se entienden sin ningún diálogo. La historia termina de generar una empatía gracias a la utilización de la música y, desde este lugar, termina de englobar lo que les suceden a estos personajes ya que sin diálogo las emociones se pueden comprender igual.

Desde los aspectos técnicos, la música esta bien utilizada. No hay un abuso en ella y además desde el sonido se justifica todo lo que se ve. El arte respeta la época en la que se trasluce, 1890 y tanto las locaciones como los efectos de ella son excelentes en cuánto a lo estético. Desde el lado de montaje hay un abuso de parte de los fundidos a negro porque después el personaje de Harrison Ford justifica que Buck duerme dos días seguido siendo que directamente se podrían haber omitido los fundidos a negros. En lugar de esto último, se podría haber utilizado un fundido y luego el personaje de Ford decir que Buck durmió dos días.

Como conclusión, este último film de Sanders tiene un buen mensaje detrás del personaje de Buck y transmite una calidez muy realista para la actualidad.

Calificación 8/10