Crítica: El robo del siglo

Por Guillermo Benites
Película argentina dirigida por Ariel Winograd y protragonizada por Diego Peretti, Guillermo Francella, Pablo Rago, Luis Luque, Rafel Ferro y Mariano Argento.


Existen historias en la vida real que son tan increíbles que superan la ficción al punto que es muy posible que tengamos una película y nos cueste creer que realmente haya pasado. Cuando vemos películas acerca de robos o estafas se nos viene muchas veces a la mente algunas como La gran estafa(Ocean’s Eleven) y su saga, 21: Black Jack, Los Ilusionistas (Now You See Me), Rápidos y Furiosos 5 (les recuerdo que en esta idearon todo un plan para de engaño para robar la bóveda), entre otros. En estas películas vemos como muestran al espectador el plan maestro para realizar un robo que resulta muy difícil de lograr y que incluso se presentan dificultades a medio robo y a pesar de mostrar el plan de robo, buscan sorprender y entretener al espectador con situaciones inesperadas, también recurren a romper con la línea de tiempo haciendo retrocesos en la historia. Este sería un poco el esquema Hollywoodense que se tiene de este tipo de películas para que sean considerabas, entretenidas, buenas o pochocleras.
Para ser honesto el Robo del Siglo que fue basado en un hecho real supo desarrollar su historia para hacerlo entretenido en todo momento y divertido en otros, increíble me parece la manejo del guion para crear esos momentos de humor de forma sutil en los cuales los diálogos podrían pasar como verídicos (porque al momento de hablar muchos decimos cada cosa loca y graciosa), y es que uno se imagina al autor del atraco narrándole al guionista con humor por cada cosa que pasaron.

Entre los hechos reales y ficticios en esta película uno queda bastante satisfecho con esta producción sin nada malo que decir, ni nada que pedir que se le agregue.

Calificación 7.5/10

Crítica: Jumanji: El siguiente nivel

Por Agustín Villegas

La era del riesgo nulo en Hollywood.

En el 2017 salió ‘JUMANJI: WELCOME TO THE JUNGLE’, una película situada en el mismo universo que la ‘JUMANJI’ de Robin Williams pero con un enfoque mucho mas contemporáneo, ahora el juego de mesa es un videojuego. La idea fue creativa y la película gusto bastante entre el publico normal y los fans de la JUMANJI noventera. La idea contaba con la escencia de la original pero tratada desde un punto de vista mucho muy distinto. Ésta tercera entrega lamentablemente se limita a ir por lo seguro, remakear la película en un entorno un poco mas grande.

En esta ocasión la historia se centra en la busqueda de Spencer (Alex Wolff), quien tras haber entrado en un estado depresivo producto de darse cuenta que la realidad apesta se mete en el Jumanji solito para tener algo por lo que luchar. La trama en vez de enfocarse a full en esto gasta tiempo en la amistad entre Eddie Giplin (Danny DeVito) y Milo Walker (Danny Glover), dos ancianos que tras años de distanciamiento se reencuentran con fines que, si les dijese, sería spoiler. Estos personajes tienen una interesante conexión con el juego, y toda esta trama se trastabilla con el hecho de que la busqueda del protagonista de la peli anterior.

Lo mas interesante de esta entrega es que, al intercambiar de personajes dentro del juego, los actores Dwayne Johnson, Jack Black, Kevin Hart y Karen Gilligan tienen un rango muy amplio para divertirse actuando. Johnson y Hart son los avatares de los viejitos, lo cual es divertido al principio pero cansa debido al abuso de chistes de abuelos puestos por los guionistas, mientras que Black brilla siendo el avatar de una jovencita. El contraste entre la realidad y lo que son dentro del juego es lo que mejor funciona dentro de esta película.

Las escenas de acción son la personificación de la palabra GENÉRICO. A medida que la película va pasando cada vez se ven mas iguales, y si a esto se le suma que ver a La Roca siempre con el mismo look en todas las películas contemporaneas de Hollywood habidas y por haber esto se torna una experiencia algo repetitiva. El estilo de CGI lo vimos mil veces en otras películas y perdonenme pero no me voy a conformar con pensar que es lo que es, se supone que no tiene que ser siempre lo mismo. A la primera se lo perdonamos porque innovo, y el resultado en relación espectativa / posibilidad de fracaso fue mas que positivo, se conservo la esencia de la original con nuevas ideas cocinadas para el público actual, mientras que ésta nueva se queda en la zona de confort que hizo de la anterior una idea fresca. Aunque pensadolo bien … ¿la de 2017 fue buena porque es buena o fue buena porque esperabamos algo muy malo? Tema para otro día.

El resto del cast tiene la ventaja de que se los dejo divertirse en sus papeles. Awkwafina, Nick Jonas y Rory McKann tuvieron libertad de hacer lo que querían en sus personajes y por este motivo creo que el cast es de lo mejorcito de este refrito.

‘JUMANJI: EL SIGUIENTE NIVEL’ es una película familiar que será recordada solo como un DLC de la verdadera continuación de la ‘JUMANJI’ original.

Análisis de PINBALL FX3 Para Nintendo Switch

Análisis de PINBALL FX3 Para Nintendo Switch de Zen Studios

Apuntá al Jackpot!, preparado para tocar fondo y volver con Grandeza.
Reseña escrita por Agustín Czyrka

Primero voy a reseñar brevemente el juego FX3 en general como sistema de Pinball, y después reseñaré cada una de las 3 mesas que vienen en este Pack.

El Sistema FX3
Para un Fanático del Pinball y también para un jugador casual que quiere sentir la experiencia. El Simulador de Pinball que nos presenta, ya pulido en su tercera versión, es un logro excelente y una oportunidad para darse el gusto de trasladar gran parte de la maravilla de los pinball a una consola portátil.
El juego Fx3 en su versión gratuita cuenta con 2 mesas completas para jugar, pudiendo desbloquear todo en ellas, buscar los mejores records y jugar online (con limitaciones que voy a desarrollar después). Si bien se puede pensar esta versión como una DEMO para entusiasmarse con el sistema, la verdad es que solo con esas 2 mesas iniciales yo me entretuve durante unas 20 hs de juego y tranquilamente podría seguir jugando con ellas. Además, esta experiencia sirve para acostumbrase bien al FX3 y prepararse para dar el salto a adquirir tus mesas favoritas.
El juego cuenta con algo de personalización en la creación de tu avatar, desbloqueando fondos y fotos al subir de nivel.
Los Modos para 1 jugador son muy entretenidos. Éstos incluyen un modo para compartir la consola por turnos con otros jugadores de forma local (Hotseat Coop). Yo personalmente divido los Joycon con un amigo y cada uno maneja una Paleta/Flipper, un modo súper divertido que despierta risas y frustraciones por igual.
Los controles de Fx3 son muy configurables, aunque los elegidos por estándar son muy buenos, siendo mi favorito activar los Flipper/Paletas con los Gatillos de cada Joycon. El resto de los botones se reservan para activar poderes, cambiar la posición de la cámara, entrar en pausa, etc.
El juego online permite jugar Torneos Diarios/Semanales, seguir los Records personales y compararlos con los Records Mundiales y tu posición en los rankings. También tiene la opción de Armar un Encuentro Automático con un jugador de nivel similar al tuyo en los rankings para competir por el mejor puntaje en un determinado modo de juego.
Personalmente prefiero la experiencia de un jugador y sólo utilizo el modo online para comparar mis mejores puntajes en cada estilo de juego. Durante un mes intenté Rankear en el juego, compitiendo regularmente por puntaje para los rankings, pero ahí fue cuando descubrí dos de los problemas más grandes que tiene este sistema de juego.

Problema 1 – Ascender de Categoría Online: Para ascender en las ligas del juego, debés mantenerte en las primeras posiciones de tu categoría cuando se acaba el período de tiempo estipulado (no recuerdo si era 1 semana o un poco menos). Para sumar estos puntos, se nos invita a hacer unas partidas de pinball donde tenemos que superar el récord de otro jugador con una categoría similar a la nuestra. El problema MUY SERIO que encontré al poco tiempo de jugarlo, es el siguiente:
Yo soy novato, y en mi primer partida me recomendaron un jugador con un puntaje de 500.000 (menos de un millón es un puntaje bajísimo en casi cualquier mesa). Si lo supero me regalarán 20 puntos para subir mi ranking, si no lo supero pierdo 5 puntos. Pero si lo supero con creces me darán unos 30 o 35 puntos. Parece GENIAL ¿no? “¡Sí! ¡Voy jugar con toda y a dar lo mejor de mí….…!
Resulta que no.
Yo logre un puntaje de 7 millones, superando más de 10 veces lo que me pedía el juego que lograra. Y ¿cuál fue mi premio por esto? 10 puntos extra…… y que ahora la dificultad de mi juego se multiplicó por 10!!!
Apenas recibí mis puntos quise jugar de nuevo ya que planeaba hacerlo por varias horas para subir en los rankings. Pero el juego automáticamente me buscó un puntaje para superar de 7 millones… y yo seguí siendo un novato en el ranking más bajo. Y encima, si ahora no superaba los 7 millones no podría sumar ningún punto. Es más, perdería puntos cada vez que no me saliera.
Ahí me di cuenta de algo, que el ranking está roto y no es divertido. La siguiente vez empecé una nueva mesa de pinball, y cuando tenía que superar 500.000, hice un puntaje de 530.000 y automáticamente deje caer la pelotita, y sacrifiqué las 2 vidas que me quedaban. Y CHAN!! Mi plan funcionó perfectamente: gané los 20 puntos en 2 minutos y el juego me propuso el siguiente partido contra un puntaje de 700.000. Fácil ¿no? Así fui ganando lo más al ras posible, sacrificando mis vidas, y logré estar primero en mi categoría para subir a la siguiente.
En definitiva, el sistema está mal balanceado y esto vuelve al juego aburrido, ya que no te propone jugar a tu mejor nivel sino todo lo contrario. Se vuelve algo mecánico, frío, calculado y totalmente prescindible.

Problema 2 – Mantener tu Categoría en el Online/Compras: El otro gran problema es que una vez que subiste de categoría (por ejemplo, pasaste de Bronce a Plata en unas semanas), el juego impone una limitación de “ROTACION” de cuáles mesas son aptas para sumar los puntos que permiten subir el ranking, y debido a esto no siempre hay mesas gratuitas disponibles. Muchas veces ni siquiera van a estar presentes ninguna de las mesas que vos tenés compradas. Es decir, a esa categoría que tanto esfuerzo te costó conseguir la podés perder fácilmente, solo porque no hay ninguna mesa disponible con la que puedas sumar puntos esa semana.

CONCLUSIÓN: Más allá de los problemas que presenta el modo Online, este juego es la mejor opción que conozco para saciar mis ganas de jugar al pinball. La presentación, el cuidado al detalle, el sonido y el arte; todo es de calidad y acabado profesional. Las mesas individuales o packs no son caros, pero incluso se pueden aprovechar ofertas regulares que nos ofrece Zen con Fx3. Es muy recomendable y lo pueden probar gratis para saber si les gusta el juego.

Mi nota 8.5/10

Positivo:

  • Las 2 mesas gratuitas son excelentes.
  • La calidad visual y sonora del juego son muy buenas e inmersivas.
  • Es altamente rejugable, cada mesa individual contiene muchas horas de juego.
  • Pinball portátil en su mejor versión.

Negativo:

  • El sistema de ascenso y descenso en las categorías online
  • La rotación de mesas que a menudo no incluye las propias

Análisis: Blair Witch para PS4

Por Jorge Marchisio
En Blair Witch tomamos el control de Ellis, un ex policía que acompañado de su perro Bullet, se mete en el famoso bosque de la película, para tratar de detener la ola de desapariciones que se viene dando desde 1994, es decir, dos años antes de los eventos vistos en el film.

La gente de Bloober Team nos trae un nuevo juego de horror psicológico, aprovechando el universo creado en la ya de culto película Blair Witch. Y si bien el contexto está bien utilizado, estamos ante un videojuego bastante irregular.
Empezando por lo positivo, tenemos que mencionar la ambientación. El bosque donde se sitúa la acción de verdad se siente bastante laberintico y enorme, logrando transmitirnos esa sensación de soledad y al mismo tiempo de asfixia, pese a que estamos en un entorno abierto. Esto acompañado de un perfecto apartado sonoro, logra que la experiencia (recomendamos usar auriculares) sea por demás opresiva.

Pero de verdad lo que se luce es el nuestro compañero canino Bullet. El será nuestra principal herramienta para salir airosos de esta experiencia. Con comandos simples que se limitan a búsqueda, quedarse cerca, retar o acariciar. Es mediante el perro, el cómo avanzaremos en el juego. Aunque también tenemos otras “armas”, que son una linterna y una cámara de video. La primera de ellas, aparte de la obvia función de iluminar, sirve para ahuyentar a los espectros que nos van a acechar, y la otra, para cambiar la realidad y poder desbloquear nuestro camino (preferimos no spoilear su utilización).

Pero acá es cuando llegamos a lo negativo. Por un lado, estos enfrentamientos son muy escasos, y, de hecho, no son obligatorios, así que podemos escabullirnos y no luchar nunca. Si bien esto va de la mano con que dependiendo de nuestro estilo de juego es el final que desbloquearemos (alrededor de seis), tampoco sirve de mucho cuando el game se puede pasar en unas cinco horas.
También vale decir, que, a día de hoy, el juego está bastante bugeado, con más de una ocasión obligándonos a salir y volver a entrar (perdiendo todo el progreso), porque alguna puerta o incluso el pobre Bullet se quedó atorado a la mitad con otro objeto.

Blair Witch es un buen juego, pero con demasiados altibajos, que lo dejan en eso, solo bueno, a las puertas de ser un gran game. Una lástima, porque parecen detalles salvables con un par de meses mas de trabajo. A esperar los futuros parches.

Calificación: 7/10

Lo mejor: el perro Bullet, la ambientación, varios finales.

Lo peor: demasiado corto, sobredosis de bugs.

Crítica: Secretos de estado

Por Juan Ignacio Aguilar
Desde los inicios del cine mismo que el documental es un género en justa ley. Sin saber entonces de la magia del montaje, los realizadores de entonces buscaban inspiración en la vida cotidiana: gente caminando, máquinas trabajando e incluso espectáculos de baile.

El cine evolucionó, y con él también el documental. Hoy en día podemos apreciar documentales de las más diversas índoles: fauna silvestre, escándalos sociales y, claro, hechos históricos.

El docu-drama, o documental dramático, nace entonces como una actualización de acontecimientos reales, con un guión ya previsto y actores entrenados que buscan ahondar aún más en el profundo conflicto de los verdaderos protagonistas de los acontecimientos. Libertades creativas y algunos rellenos argumentales son la mayor objeción que un conocedor de la historia puede llegar a tener frente a ellos. Depende, una vez más, del tipo de espectador. De la trama que esté dispuesto oír, y cómo la percibe.
En enero de 2003, la traductora pública Katharine Gun recibe un alarmante e-mail de una división de inteligencia estadounidense de devastadoras consecuencias para la humanidad. Enfurecida, toma una decisión con graves repercusiones para su futuro.

El sudafricano Gavin Hood ha tenido una carrera un tanto irregular luego de haberse llevado la preciada estatuilla por su labor en “Tsotsi”. No es el primer ni el último caso dentro de la industria que es Hollywood, pero con el éxito generado por “Eye in the Sky”, Hood arremete de nuevo, esta vez los inicios de un conflicto bélico tan reciente como es la guerra en Irak.

El guión del propio Hood y Gregory y Sara Bernstein cumple con su cometido transmitiendo en términos simples pero no por ello informales la red de mentiras que hizo caer a varios soldados en una guerra que pudo ser evitada. La información no agobia al espectador y el ritmo de la narración se desarrolla dando las pausas necesarias para que la trama descanse.

Hay sin duda escenas muy atractivas tanto desde el lado de la propia Gun como de la investigación en paralelo de la prensa, pero se entrevé aquí una falla: la de perder el norte de la historia que buscan contar. Cuando ya pasamos mucho tiempo junto a los periodistas Bright y Beaumont, uno pensaría que se ha marcado un giro clave para el foco de la acción. Pero no es así: volvemos nuevamente a Katharine, con poco tiempo para explorar las motivaciones de ella o de los periodistas. Son escenas muy bien ejecutadas, pero ello no quita un cierto desasosiego a la hora de ver la historia en su totalidad. Son partes anexas a la narración que, por más interesantes que sean, restan tiempo que necesita la verdadera protagonista: Katharine.

Keira Knightley da todo de sí en un papel mucho más maduro que otros dentro de su filmografía. Puede que Gun no esté totalmente segura de su accionar al principio, pero se aprecia ese atisbo impulsivo en la mirada de Knightley y ya sabemos lo que pasará. Su tortuoso recorrido hasta al acto final es un gran ejemplo de por qué sigue siendo una de las mejores actrices que el Reino Unido tiene para ofrecer.

Asimismo, hay notables labores en las interpretaciones de Rhys Ifans como el corresponsal extranjero Ed Vulliamy y un siempre impecable Ralph Fiennes como el abogado Ben Emmerson. Es una película donde el horror de los hechos cobra más importancia, pero Hood se ha provisto de un grupo de grandes actores para lograr que dicho horror no se vea en absoluto minimizado por las ya conocidas monocromáticas declaraciones políticas.
Hay decisiones cuestionables en cuanto al tipo de montaje utilizado. Tanto por el detalle ya mencionado en lo relativo al guión, como así también por el ya cansino uso de intertítulos o tarjetas de presentación. Destaca, sin embargo, la banda sonora que enaltece al mismo, y una dirección de fotografía acorde a las inflexiones en argumento.

Puede que no sea lo mejor dentro de su filmografía, pero con “Official Secrets” Gavin Hood trae al público una conversación que como partícipes de una nación debemos hacer: ¿Qué pretenden nuestros líderes? ¿Y hasta qué punto debemos acatar sus órdenes sin levantarnos vivamente en oposición?

Calificación 7/10

Crítica: El Patalarga

El Patalarga

Escrita por: Gonzalo Esteba Borzino

Cobertura del 34º Festival de cine de Mar del Plata

En el típico pueblo, con las típicas historias del boca en boca, se cuenta la leyenda del pata larga, un ser que devora niños que se niegan a dormir la siesta. Señalado como un mero cuento por los adultos, la vida de un grupo de amigos cambia cuando se topan cara a cara con la criatura, confirmando así sus más infantiles miedos. Los chicos, Teto, Maru y Ramón, descubrirán que hay detrás de la leyenda y lograrán desenmascarar a los verdaderos monstruos.

Mercedes Moreira (Miedo, Rey Milo), continúa su carrera audiovisual pisando fuertemente en la animación con una simpática pieza de 70 minutos, creada con un económico estilo de foto collage que resalta inconscientemente la extrañeza del metraje. Junto a su productor, Edgar Roggenbau, han escarbado en un mercado poco explotado en Latinoamérica, invirtiendo tres años de producción, dibujo a dibujo, toma a toma, para crear esta moderna película infantil, entintada con los miedos a una figura que, en esencia, es conocida por todos.

A diferencia del doblaje de dibujos animados, que suele obligársele a enmarcar las voces a imágenes ya fabricadas, “Acá se parte desde el actor. El actor, si puede, crea al personaje, hace la voz y después nosotros nos ocupamos del resto.”, dijo Edgar Roggenbau luego de la proyección. Asegura que primero está el guion y los diseños preliminares, luego el actor hace su magia, y en base a su trabajo se vuelven a crear los monigotes. Al haberse grabado en argentino, en lugar de en neutro, se garantizó una fluidez que permeó a las marionetas digitales de un realismo palpable, y mucha personalidad localista.

Cara de roedor, patas de cabra y hambre de ballena son algunas de las características que se le adjudican a esta iteración del hombre de la bolsa o el cuco. “En todos lados hay uno como este”, garantiza el productor mientras cuenta que, de niño, a él mismo lo espantaban con una historia similar. La flexibilidad de la animación, económica y rara vez usada en largos, así como un agradable sentido del humor y excelente trabajo de doblaje, hace a este film una película para chicos, pero disfrutable para todos los públicos.

Se estrena en diciembre en salas comerciales.

Calificación: 7/10

Crítica: instrucciones para la poligamia

Por Leonardo D’Assaro

Que es lo que vimos:
Entendamos lo que es una instrucción, primero, antes que nada, una instrucción es una manera de instruirse, adquirir conocimientos, ideas o experiencias.
Nos encontramos frente a una historia donde los personajes buscan aprender, conocerse, encontrarse en este mundo moderno. Porque si de algo habla esta tercera película de Sebastián Sarquís, es de la modernidad. Las nuevas formas de comunicación de estos tiempos. La necesidad de encontrarse y relacionarse. Ya sea a través de una aplicación o a través de la necesidad de una carencia. Porque estos personajes sienten la carencia, cada uno de ellos necesita algo, porque algo les falta.
Por suerte es una comedia, aunque las comedias siempre logran posicionarse sobre un tema o eje dramático que las sostiene. Y detrás de todo ese humor que resulta por momentos superficial o chabacano, rozando lo bizarro, se esconde una historia en donde los cuatro personajes protagonistas se van auto descubriendo y necesitando uno de otros para crecer y continuar con sus vidas.

La historia:
Fabiana busca quedar embarazada y está dispuesta a hacer lo que sea necesario para poder lograrlo: conspirar con su amiga, manipular al marido, pedirle esperma a un extraño. Todo se pondrá en juego y cada uno de ellos cruzará límites llegando a lugares de si mismos que en verdad desconocen.

Y al final me pareció:
Es de esas películas que hacen falta. Son esas películas pequeñas, con presupuestos reducidos, pero logran sacarte una sonrisa un domingo por la tarde. “Instrucciones para la poligamia” es de esas películas que te encontrás de casualidad, y si logras zambullirte de lleno en su propuesta y universo, terminás pasando un rato divertido

Fecha de estreno: 21 de noviembre

Calificación 6/10