Analisis: God of War Ragnarok



Si había un juego que todos estábamos esperando (al menos los usuarios de PS4 y PS5) era el God of War Ragnarok. La secuela del God of War del 2018 nos había dejado con una escena post crédito que avecinaba un choque de titanes entre Kratos y Thor; y la inevitable confrontación con el resto de los dioses aesir. Asique continúen leyendo para ver qué tal está el nuevo juego de Santa Monica Studios.



La trama se sitúa tiempo después de los hechos del primer juego, con Freya aun buscando venganza por nuestro asesinato a Baldur, y Atreus buscando la forma de combatir a Odín mientras el Ragnarok se acerca más y más.

Tanto la historia como el gameplay, como preveíamos, es bastante continuista. Muchos dicen que esto último es algo malo, ya que el juego no innova demasiado a la hora del combate o de los puzles. Pero al menos en mi opinión, creo que, si algo no está roto, no hace falta arreglarlo; y en ese sentido, God of War Ragnarok sigue siendo igual de divertido que el anterior. Los acertijos quizás si pequen de simple, pero es algo en lo que históricamente la franquicia nunca destacó, y no lo iba a hacer ahora.



Donde sí hubo un cambio para bien, fue en los jefes. Adiós a la repetición de dragones genéricos, algo que muchos detestamos de la anterior entrega. Esta vez se dieron cuenta que la mitología nórdica tiene un montón de dioses y criaturas fantásticas perfectamente usables para presentarnos cara en las fases finales de cada segmento. Algo que ya habíamos visto en la saga olímpica.

Otra cosa que se mejoró, es que se nos dieron más misiones secundarias. Esto no solo alarga la vida útil del juego, sino que nos da libertad para explorar los diferentes reinos, y al mismo tiempo, ir mejorando a nuestros personajes principales para que estén a la altura de los enemigos que vamos a ir enfrentando. Porque si por algo destaca God of War Ragnarok, es que es bastante más difícil que su predecesor.



En conclusión, God of War Ragnarok merece completamente estar compitiendo por el GOTY. Mejorando todo lo bueno que había dado su predecesor, estamos ante una experiencia única que valió la pena tantos años de espera.

Con una duración promedio de 30 horas, God of War Ragnarok se presenta como uno de los mejores juegos del año casi sin despeinarse. Con una historia que se va poniendo mejor a medida que avanzamos, personajes que aprendimos a querer y siguen evolucionando, y un sistema de combate que se mejora a cada entrega; sin dudas es una recomendación segura para todos aquellos que tengan una PS4/PS5.



Calificación: 9 /10

Lo mejor: el combate, la historia, los gráficos, los personajes.

Lo peor: que no tengamos la continuación el año que viene.

Análisis: Pokémon Escarlata/Púrpura para Nintendo Switch

Por Alejandro Corell


Hazte con todos, explóralo todo
Para el momento en el que estas líneas lleguen a vosotros, habrá pasado al menos una semana desde el lanzamiento de Pokémon Escarlata y Pokémon Púrpura. Tiempo suficiente para que Game Freak y The Pokémon Company vuelvan a colocarse en boca de todos. No hay un lanzamiento tranquilo en Pokémon, esto es la guerra y como bien repetía la saga Fallout, la guerra no cambia nunca. Hace escasos 10 meses de la llegada del anterior título de la saga, Leyendas Pokémon: Arceus, planteado como un juego externo a la franquicia principal, pero donde pudieron verse algunas de las características que parecían fundamentales para el futuro de los monstruos de bolsillo.


Ya en enero, público y prensa se llevaron las manos a la cabeza al ser testigos del resultado final del juego. Presentando el primer Pokémon con vista no isométrica desde los tiempos de GameCube, acompañaban el periplo en las lejanas tierras de Hisui un apartado gráfico cuanto menos cuestionable. Bajas resoluciones, texturas poco trabajadas, un diseño de escenarios simple y ciertamente vacío… por desgracia, ni con estas decisiones se pudo lograr que la Nintendo Switch reprodujera el juego de forma fluida, con tasas de fotogramas que en momentos llegaban a posicionarse por debajo de la mitad. Será eternamente un misterio el verdadero motivo por el que se decide invertir tan poco dinero en el desarrollo de los títulos de la saga más rentable de la industria. Pokémon es y será siempre una máquina de imprimir billetes, y las ventas de Leyendas Pokémon: Arceus lo demostraron una vez más.



Ahora bien, una de las principales razones esgrimidas para justificar el estado del título fue el hecho de que sólo una porción del equipo de Game Freak se encargaba de este juego, con el resto del equipo trabajando en el siguiente título de la saga principal. Meses después descubrimos los nombres de este: Escarlata y Púrpura, así como el hecho de que se inspiraba en la península ibérica, por lo que no tardó en nacer el apodo de Pokémon Españita. Con el trabajo de markéting ya hecho, sólo era cuestión de esperar a su lanzamiento, el 18 de noviembre. Ya antes de entrar en esta aventura, tenía muchos sentimientos encontrados respecto a ella. Por una parte, la idea de encontrar por fin, una aventura de la saga de mundo abierto, donde poder llevarme pensando que el cielo es el límite, aumentaba mi ansia y curiosidad por ponerle las manos encima. Por otra, los primeros análisis así como los primeros fragmentos mostrados confirmaban una realidad por muchos esperada: Pokémon Escarlata se veía bastante mal, hablando sin pelos en la lengua. Por suerte, tuve la oportunidad de acceder al título y publicaros aquí mis experiencias, de manera que en cuanto tuve la oportunidad me lancé a Paldea sin dudarlo demasiado. ¿Lleváis suficientes bocadillos? El viaje comienza.
Esta semana leí una opinión sobre el juego en Twitter que comparto en su totalidad. Esta venía a decir algo así como: “Es el juego más feo que he jugado en mucho tiempo. También es el Pokémon más divertido que he jugado en muchísimo tiempo”. Esta contraposición de características es ciertamente, una pena. Creo que me he acostumbrado a los estándares técnicos de Pokémon, y no es algo de lo que esté orgulloso. La Nintendo Switch es una consola con limitaciones técnicas dado su tamaño, portabilidad y antigüedad. No obstante, Nintendo sabe exprimir el dispositivo al máximo, así lo demuestra en el resto de sus juegos First y Second Party. Este mismo verano debutaba Xenoblade Chronicles 3, demostrando al igual que títulos como The Legend of Zelda: Breath of the Wild que el mundo abierto no es una excusa para no lucirse increíble, visualmente hablando.



Pero parece que todo Pokémon tiene que verse medianamente mal por contrato. Junto a esto, destacan muchas texturas mal introducidas, sprites con tasas de frames muy reducidas a distancias cortas, como el caminar de un npc o el girar de las aspas de un molino y situaciones de popping extremo donde tanto Pokémon como personas y elementos aparecen mágicamente a escasos centímetros de tu cara. Además, al igual que sucedió con Arceus, las tasas de cuadros por segundo de este nuevo Pokémon son, al menos de momento, un desastre. He tenido que reiniciar el juego más de una ocasión al sentir que se estaba reproduciendo a menos de 15 fps, llevando la experiencia hacia lugares oscuros. Pero si lo visual no acompaña, tampoco lo hace lo auditivo. Más allá de la banda sonora, que sabe estar a la altura de lo que se espera en un juego de la franquicia, el resto de efectos de sonido destacan por su falta de detalle. Los pasos del personaje, el sonido ambiente, tan importantes para la inmersión se sienten simples y toscos. Además, se echa realmente en falta un doblaje para el juego. Independientemente del idioma, se hace tedioso leer conversación tras conversación viendo como los personajes mueven la boca y deforman su cara en expresiones exageradas, sin que nuestros oídos reciban ni una sola palabra.



Pero no todo puede ser malo, desde luego. Si escribo estas líneas algo apenado es por lo bien que me lo he pasado dando tumbos por Paldea. Una vez completado el tutorial, y libre a tus anchas para hacer lo que quieras, aparece ante ti una experiencia como nunca antes pudiste encontrar en la saga. Es cierto que los tres objetivos del viaje (gimnasios, Pokémon especiales y bases del equipo Estrella) están algo acotadas en su camino, pero lo cierto es que es relativamente fácil perder el rumbo y no saber a ciencia cierta cual debería ser el siguiente objetivo, lo que da lugar a situaciones inesperadas, más alejadas de la sencillez habitual con la que se desarrollan los hechos. El primer día, me encontré dándole órdenes a un Pokémon de alto nivel, que no me obedecía ni una de cada cuatro, al ser el único capaz de soportar al líder de gimnasio al que había decidido desafiar. Quince minutos y 20 superpociones después, me alcé victorioso y extremadamente satisfecho.
De la misma forma me sentí realizado al recorrer un nuevo paraje y desvelar sus misterios. Quizá derrotar a un Pokémon alterado y de gran tamaño que causaba estragos en la zona, o encontrar una macro aparición de algún Pokémon en particular. De vez en cuando se cruzará en nuestro camino un Pokémon teracristalizado, la nueva “super forma” del título, que nos obligará a reunir toda nuestra concentración para salir victoriosos del enfrentamiento. De esta forma, dar vueltas por el mapa, un poco a ciegas y sin saber a ciencia cierta que nos vamos a encontrar, introduce un factor de exploración y descubrimiento fundamental para el disfrute de la experiencia.



En conclusión, Pokémon Escarlata/Púrpura se presentan como una experiencia muy interesante dentro de la franquicia, que posiblemente marque el camino a seguir para los siguientes títulos de la saga. Sus problemas tanto artísticos como técnicos son un lastre que lastimosamente degradan la experiencia general, que es realmente divertida en su parte jugable, impidiendo al título brillar en su totalidad. Si puedes aguantar su bajo rendimiento y sus problemas visuales, encontrarás detrás uno de los juegos más disfrutables de la franquicia en muchos años.


Calificación:8/10

Análisis: Call of Duty: Modern Warfare 2 para PC


No preguntamos antes de disparar, somos soldados


Es difícil hablar de la vuelta de Modern Warfare 2. Es difícil referirse a un tiempo tan cercano a la vez que distante, rodeado de tardes perdidas comiendo Doritos y picando a tus amigos a base de quickscopes. La adolescencia, la etapa dorada del periodo educativo (o eso dicen). La etapa dorada de YouTube también, donde muchos de los ahora grandes creadores de contenido debutaron gracias a compartir partidas de Call of Duty intercaladas con versiones en karaoke de Paradise. Es muy difícil hablar de la vuelta de una saga tan anclada a la memoria, y hacerlo sin dejarse llevar por la nostalgia, entendiendo la obligación de mejorar y mutar.


Es difícil, desde luego, pero no imposible, gracias al resultado final de Call of Duty: Modern Warfare 2, que cuanto menos, consigue hacerse respetar bajo todas las expectativas puestas a su espalda. No es la primera vez que volvemos a encontrarnos con la Fuerza Operativa 141, ya que hace pocos años disfrutamos de su vuelta en el reboot de la primera entrega de la saga, cuyo resultado no fue tan bien acogido como el de su continuación. En esta ocasión, una nueva versión del motor gráfico de Infinity Ward, IW 4.0 Engine, es el escogido para representar las nuevas misiones de uno de los equipos de asalto más icónicos del medio, logrando en ocasiones resultados sorprendentes, como los paseos por las calles de Ámsterdam, difíciles de diferenciar de los presentes en el mundo real.



De esta manera, nos encontramos con 17 misiones en las que disfrutaremos del desarrollo del equipo 141 en todo tipo de escenarios donde, sorprendentemente, priman las misiones de infiltración y sigilo por encima de los intercambios de balas a bocajarro y sin cuartel a los que acostumbramos en otras entregas. Por suerte para aquellos que disfruten del estilo más calmado como para los que busquen gritos y explosiones, todo el desarrollo estará acompañado de grandes mejoras en la inteligencia artificial de aliados y enemigos, que dota de humanidad y de perspicacia.
Donde esta personalidad brilla por su ausencia es en el contenido multijugador, el apartado estrella de la saga, ya que pese a incluirse modos de juegos más alejados del estilo habitual, la presencia de NPCs sólo sirve para marear. Están ahí, sí, pero su comportamiento se aleja sobremanera del visto en la campaña, pudiendo encontrar habitualmente enemigos que corren hacia delante en línea recta o miran impasiblemente al enemigo sin pensar en reaccionar si quiera. Pero más allá de estos inconvenientes, toda la rama PvP del título cumple con creces lo esperado.



El sistema de progresión de armas y niveles permite disfrutar después de cada partida de una satisfactoria sensación de mejora, lo que anima a darle click una vez más al botón de jugar para continuar con la fiesta, haciendo difícil la renuncia si además se tienen en cuenta la variedad y detalle de los mapas presentes actualmente, a excepción por supuesto de la carretera de Santa Sena (¿a quién le pareció buena idea un mapa lleno de recovecos y explosivos en potencia?). El sistema de respawns, así como el matchmaking siguen, una vez más, haciendo de las suyas, dando lugar a partidas totalmente desequilibradas donde poco más se puede hacer que asumir la derrota, pero vaya, llevamos más de una década acostumbrándonos a ello.
Pero estos inconvenientes quedan relegados una vez que montas tu arsenal preferido y te lanzas al campo de batalla. No hay trabas para dejarse llevar de la forma que más te apetezca. ¿Quieres correr con dos escopetas? adelante. ¿Te apetece combinar un lanzacohetes y una Deagle? claro mi rey. Eso sí, para hacernos con algunas armas será necesario estudiar, ya que no todas se desbloquean subiendo el nivel de personaje, sino que tendremos que jugar con armas determinadas y subirlas de nivel, nos gusten o no.
Un punto por destacar antes de terminar estas líneas es el audio del título. Más allá de la banda sonora, que sin ser una revolución auditiva sabe estar a la altura, el sonido y su distribución espacial sorprende notablemente. Es sencillo determinar con precisión el origen de las distintas fuentes sonoras, incluso sin contar con equipos de audio 7.1, además, destaca la claridad de estos efectos así como la intensidad y potencia que pueden llegar a transmitir en momentos de absoluto caos.



En conclusión, Call of Duty: Modern Warfare 2 se ha atrevido a mirar a los ojos a la entrega original y luchar por ofrecer una experiencia que pueda transmitir parte de aquello que una vez pudimos sentir, siendo consciente de los cambios necesarios para adaptarse al paso del tiempo. Si en algún momento disfrutaste de la saga original, pocas excusas necesitarás para volver a entrar una vez más, cuando el frente te llame. Somos el Uno Cuatro Uno, cabrones.

Calificación: 8.5/10

Destroy All Humans! 2 Reprobed para PC



Que divertido resulta hacer el gamberro. Bajo esta simple premisa se encuentra el germen sobre el que radica este remake de un videojuego publicado a principios del siglo XXI. Os pongo en antecedentes. En el año 2006, Pandemic Studios decidió desarrollar este título que fue publicado por THQ. Y ante la falta de ideas que invade el sector en la actualidad, Black Forest Game (estudio alemán creado en 2012) ha decidido aliarse con THQ Nordic para publicar este remake con ciertos altibajos.

La historia nos situá en 1969 en plena guerra fría entre EE.UU. y la U.R.S.S. El personaje protagonista (un alienígena llamado Crypto) buscará sed de venganza después que la KGB haya destruido su nave. Es aquí cuando comienza nuestra aventura recorriendo diferentes localizaciones (EE.UU., Reino Unido, Japón, U.R.S.S. e inclusive la luna) donde deberemos causar el máximo daño posible a la raza humana. Se trata de un sandbox con un fuerte componente de shooter en tercera persona donde deberemos ir explorando diferentes entornos mientras cumplimos una serie de misiones.

Tendremos una línea principal que nos permitirá avanzar la trama y otra secundaria en la que intentaremos convertir a la raza humana a la religión del dios de los furones (llamado Arkvoodle). A nivel jugable contamos con libertad de movimientos que nos permitirán alternar entre avanzar a pie o manejar un platillo volante para cumplir dichas misiones. Deciros que a priori resulta más tentador hacer uso del platillo volante aunque el manejo del mismo está mal implementado y resulta bastante tosco.

También contaremos con algunos jefes finales que nos pondrán las cosas bastante difíciles puesto que la curva de dificultad no está bien ajustada. Respecto del apartado gráfico se trata de un título con unos entornos y personajes de estética cartoon bastante coloridos y divertidos. Por lo que respecta al apartado sonoro cuenta con una buena variedad de efectos y con algunos chistes realmente hilarantes donde se nota que los guionistas del título original querían hacer un homenaje a las películas de ciencia ficción de los años 50. Cabe mencionar que la historia no ha envejecido todo lo bien que debiera y esto hace que algunas situaciones resulten desfasadas y la repetición de enemigos nos haga perder interés según avancemos. Otro detalle a mejorar es la inteligencia artificial de los enemigos que nos permite avanzar sin muchas dificultades durante toda la aventura. Como detalle positivo cabe mencionar que contamos con un modo cooperativo local a pantalla partida para poder jugar con un amigo y destrozar todo lo que plazca (edificios, humanos, etc). En resumen podemos decir que se trata de un videojuego correcto que hará las delicias de los amantes del título original pero que cuenta con ciertas limitaciones que puede hacer que los jugadores más actuales rehúsen probarlo.

Espero que os haya gustado este análisis y nos vemos pronto en La Butaca Web.

Os quiero 3000:)

Calificación: 6/10

Castor Troy

Análisis: It Takes Two para Nintendo Switch

It Takes Two fue el juego que ganó el Game of the year en los Game Awards y más que merecido lo había tenido. Los creadores de A Way Out, lanzaron este título en consolas con una premisa un tanto más familiar, en el que dos padres con problemas maritales se convierten en muñecos y deben pasar toda una serie de obstáculos para recuperar sus cuerpos y a su vez hablar de sus problemas. Un juego que obligatoriamente debes jugar con un amigo, no podía faltar en switch, y realmente su port esta bastante bien. Así que es una buena oportunidad para tener en biblioteca un juego lleno de diversión.

En cuanto a la historia, hay una pareja protagonista que están teniendo problemas en su relación. Siendo padres de una niña, esta se entristece mucho al darse cuenta que sus padres pelean y podrían separarse por lo que les presenta un libro de amor para poder arreglar sus problemas. Al no tener una respuesta entusiasta de ellos, ella se pone a llorar y es ahi cuando se lanza una especie de hechizo en el que los padres se vuelven unos muñecos hechos por esta niña. Luego de eso, ellos tienen que recorrer muchos obstáculos y enfrentar cosas de la casa que han cobrado vida, mientras buscan la forma de volver a sus cuerpos, sin no antes arreglar sus diferencias.

La jugabilidad va por el lado cooperativo obligatorio, tienes la posibilidad de jugar a través del multijugador local o enviar un pase de amigo (teniendo uno de ellos el juego) para que alguien pueda jugar contigo en línea. La pantalla se divide en dos y se sigue a alguno de los personajes cada jugador. Existen muchos momentos en el que se necesita de la habilidad de un jugador en particular para que el otro pueda avanzar, o movimientos que deben hacer ambos en forma simultanea para seguir. Lo particular del título, es que si bien contamos con comandos básicos para el manejo de sus personajes, el gameplay va cambiando constantemente. En algunos escenarios cuentas con habilidades como usar el martillo y lanzar clavo, pero en otro momento se olvida de ellas y van con habilidades totalmente nuevas. El humor siempre se hace presente, acompañado a un gameplay que le sobra ingenio.

Es obvio que la llegada switch se debe al éxito que tiene la consola, lo que podría alentar al título a una mayor cantidad de ventas, siendo un juego que da muy bien con la consola. Si bien en termino de consolas ha sido un juego intergeneracional, la realidad es que también fue uno de los títulos que salieron junto a la llegada de la nueva generación. Por lo que también el título contó con un hermoso apartado artístico y un apartado técnico interesante. Ahora la pregunta ¿Funciona bien en switch?. La verdad que si, y resulta una grata sorpresa que hayan podido adaptar y óptimo de muy buena forma a un título que le viene muy bien a la consola. Si, es probable que no lo puedas comparar con las versiones de xbox series y ps5 pero el título se disfruta con un buen rendimiento.

It Takes Two es un juego que si bien te obliga a ser amigo de alguien y que esa persona quiera jugar contigo, es una experiencia sumamente divertida. Ya desde su lanzamiento y repercusión que tuvo, todos saben que es un juego recomendable. Ahora lo importante es saber si la experiencia era satisfactoria en switch. No tengas miedo y diviértete con este gran juego.

Calificación 8.5/10

Análisis: Resident Evil Village: Winter’s Expansion

Tras el lanzamiento de Resident Evil 7, la saga de capcom volvió fuerte al regresar al concepto de Survival Horror que la había hecho famosa en un principio. Resident Evil Village fue la terminó de coronar este concepto y la que ha sido decisiva para capcom en seguir con resident evil como un juego de horror. Con la llegada de la Gold edition, tuvimos la oportunidad de acceder a la Expansión de los winters, donde lo más importante lo encontramos en Shadow of Rose, que amplia la historia con la hija de ethan algunos años después de los hechos del mencionado juego.

La protagonista de este DLC es Rosemary Winters, quien ha sido uno de los personajes que causaron la disputa en los sucesos de Village. 16 años son los que pasaron y ya nos encontramos con una Rose Adolescente que intenta no verse como una chica rara pero que aún así cuenta con habilidades que la hacen especial. En ese deseo, va en la búsqueda de de un cristal purificador que se encuentra en el castillo de Lady Dimitrescu y que esto funcionaria para poder absorver su poder y ser una chica normal. En este dlc cambiamos un poco las mecánicas habituales del juego, sobre el uso de armas (Aunque se encuentran presentes) pero entran en juego los poderes con los que cuenta nuestra protagonista. En cuanto a las armas, si toca tener en cuenta la munición para el uso de la pistola y escopeta, que son los elementos disponibles en el juego.

La historia es bastante interesante,  quisiera obviar el hecho de hacer spoilers pero complementar de forma muy eficaz los hechos de Village y la narrativa de la historia y los personajes involucrados, invertebrados a Ethan Winters. Si bien es un dlc que resulta bastante corto, que puede pasarse en menos de cuatro horas , tiene un ritmo entretenido y una expansión que nos permite disfrutar de manera más completa el juego original. Este capítulo tiene la posibilidad de jugarse en tercera persona, siendo una opción muchos más agradable a la vista y el gameplay. El añadido de esta Gold Edition, es que también el juego principal también puede jugarse en tercera persona, algo que me ha tentado a rejugar un título con el que la he pasado muy bien.

Este gold edition de Resident Evil Village está hecho para los que jugaron y siguen esta nueva etapa de la saga. Y que por 20 dólares no da un nuevo capítulo , aunque corto , entretenido. Los siguientes añadidos son elementos para el modo mercenarios y la posibilidad de jugar el título principal en tercera persona.

Calificación 8/10

Análisis: Bayonetta 3 para Nintendo Switch

Bastante parece que se había hecho esperar la tercera parte de Bayonetta, cuyo segundo juego salió en el 2014 en exclusiva para la consola Wii U, pero que ganó mayor popularidad y éxito con los ports de los dos juegos que salieron en Nintendo Switch. Apenas Platinum Games publicó los primeros avances del juego, eran altas las expectativas y ahora que llegó, toca decir que es un gran juego que pone por todo lo alto a los hack’n slash aunque tenga pequeñas cosas para recriminar.

El regreso de Bayonetta supone la vuelta de un título que ha sabido recolectar fans aunque empezó como un título de nicho. Para poder abrirse a nuevas audiencias, esta tercera parte apunta a una historia más independiente, que obviamente nos ayuda el seguimiento de toda la serie pero tampoco nos sentiremos tan desorientados si es el primer título que tocamos. Aquí nos enfrentamos a los Hominculos, que son unas armas biológicas que fueron creadas por un ente que amenaza destruir cada uno de los universos. Si bien se trata de un juego con una gran importancia en el contenido narrativo, esto funciona muy bien, pero quizá sea una de las historias más flojas de las tres, tal vez por querer buscar esta independencia para hacer entrar a cualquier jugador a su universo. De todos modos la esencia de sus protagonistas jamás se pierde, y lo grandilocuente que intenta abarcar su historia se traslada de forma magistral a lo jugable.

El éxito se bayonetta no sólo radicó en su narrativa y el carisma de nuestra sensual bruja, sino también lo bien que representaba al género hack and slash , considerándose como uno de los mejores juegos del género desde su lanzamiento en dos generaciones pasadas de consolas. Ahora se intentó hacer un cambio, de que se mantenga la esencia de lo que teníamos pero agregando mecánicas para tener un juego más completo y diferente. La realidad es que es una apuesta algo arriesgada pero que al final su resultado fue muchísimo más que satisfactorio, teniendo con nosotros un juego intenso, desenfrenado pero que también debemos entender sus mecánicas, y lo importante, es muy divertido hacerlo. Primero se empieza con el arsenal conocido de Bayonetta, las armas en sus manos y combinaciones que para el jugador habitual es algo fácil de adecuar. Luego iremos teniendo acceso a una serie de invocaciones como la Madama Butterfly o el dragón Gomorra. Existe también la posibilidad de invocar bestias durante un tiempo mayor, lo que hará que nuestra protagonista se debilite, pero puede ser útil y necesario lograr un balance entre ataque y defensa para derrotar a unos tantos enemigos. Existe un gran número de combinaciones, lo que hace a lo largo del juego, que el sistema de combate se vuelva mucho más complejo, pero lo frenético de su gameplay hace que valga la pena empezar a aprender un sinfín de combinaciones.

Ahora vamos por el tema técnico, mucho se ha hablado sobre las limitaciones que tendría Nintendo Switch, y que al ser un juego exclusivo, se tendría que adaptar a las capacidades de la consola y aprovecharla al máximo ya que es la única plataforma a la que se podría optimizar mejor las características del juego. Vamos a decir la verdad, no son los gráficos de nueva generación, pero realmente se ve muy bien desde el apartado artístico y diseño de niveles. El rendimiento del juego es el necesario, correr a 60fps sin bajones . Quizá la única mala es que en algunos escenarios, el ambiente se siente un tanto pobre y hasta repetitivo. Se abrió la discusión sobre la necesidad de una Switch más potente, pero en realidad no creo que sea una cuestión de limitación, ya que se nota que platinum games hizo todo lo posible para dar un juego grande, bello y ambicioso, aunque también toca tener en cuenta, que aunque cuenta con una gran base de fans, no es un AAA que aspira a ventas astronómicas. Los anteriores juegos vendieron alrededor de un millón de copias, y esto fue gracias a la popularidad que ganó en la generación de Nintendo Switch.

Bayonetta 3 es todo lo que se podía esperar de este juego, un frenético y muy divertido hack and slash que nos trae a la hermosa bruja otra vez con nosotros. Si bien su historia es un poco más simple y está hecho para que los nuevos jugadores no se sientan tan perdidos, es un juego que vale la pena para todo el público, desde los fans acerrimos y para aquellos que le han llamado la atención este exclusivo de Switch de la mano de Platinum Games.

Calificación 9/10

Análisis: Sackboy:A Big Adventure para PC


Vuelve al hogar con un plataformas hecho a mano


No importa el momento ni la situación, siempre hay sitio para un nuevo juego de plataformas. Independientemente de si se trata de una apuesta por actualizar el género o una vuelta a los orígenes, dedicar una parte de tu tiempo a “pegar saltitos” suele ser una inversión eficiente en la mayoría de las ocasiones. No pude jugar la última aventura de Sackboy en su lanzamiento original para PS5 (analizar videojuegos no paga suficiente como para adquirir el sistema actualmente), por lo que no dude en subirme al tren de su versión para PC cuando surgió la oportunidad, deseoso de ver con que iba a encontrarme en esta ocasión en el mundo artesano.


De buenas a primeras, no es necesario introducirse mucho en el título para notar el principal cambio. Donde antaño había un juego de plataformas en dos dimensiones y media, en esta ocasión se apuesta por las tres dimensiones en su totalidad, ampliando de forma notable el abanico jugable. La llegada de Little Big Planet a PS3 supuso en su momento el nacimiento de una mascota querida y original. El héroe de lana y el mundo artesano conformaban un camino artístico poco experimentado en el medio. Diseñar niveles con materiales comunes en cualquier casa, dando forma física (digitalmente hablando) a todas esas ensoñaciones que armábamos cuando éramos pequeños no deja de ser un disfrute en todo momento. Ese castillo que construimos con cajas de zapatos y rollos de papel ahora es una gigante fortaleza que podemos recorrer tanto por dentro como por fuera. Esa pequeña ciudad materializada mediante trastos ahora es una verdadera metrópolis. En el mundo artesano siempre hay sitio para soñar y crear.



Sin ser un elemento fundamental en la experiencia, es indudable la existencia de una respuesta a la universal pregunta acerca de quiénes somos y a dónde vamos. En esta ocasión, tomamos el papel del héroe de la puntada, responsable de salvar el mundo artesano de las garras de Vex, el malvado de turno que quiere convertirlo todo en un erial, de la misma forma que nuestro cuarto se vacía de juguetes y otros objetos infantiles conforme avanzamos hacia la madurez. Para ello, tendremos que avanzar a lo largo de 5 mundos y cerca de 60 niveles, en los que crearemos vínculos con distintos aliados que nos ayudarán en nuestro periplo.
A lo largo de las diferentes pantallas, nos encontraremos con todo tipo de diseños de nivel. Tanto de los más habituales en el entorno de las tres dimensiones como otros más experimentales, como carreras, descensos en tobogán o vueltas temporales al scroll lateral. Sin ofrecer una duración muy elevada (unas 10-12 horas serán necesarias para completar los niveles principales), el título porteado por PlayStation PC LLC ofrece tanta rejugabilidad como queramos darle, ofreciendo en cada uno de los niveles distintos desafíos a cumplir para desbloquear logros y cosméticos.


Junto a esto, al igual que el resto de aventuras de la saga, se presta a ser disfrutada en solitario o en cooperativo, donde podremos juntarnos hasta cuatro jugadores. Más allá de únicamente facilitar los niveles, podremos acceder a contenido exclusivo del juego compartido, secciones donde será fundamental la participación de al menos dos jugadores para salir airosos de la situación. Además, siempre hay espacio para la jarana. Podremos agarrar, aporrear, empujar y molestar a nuestros compañeros, de una forma saludable y sin riesgo (la mayoría de las ocasiones). De esta manera, cada nivel se convierte en una competición por ver quien es digno de sostener la copa al obtener el mayor puntuaje posible.

No puedo irme sin remarcar lo bonito de esta aventura. A parte de contar con un motor gráfico sorprendentemente potente y detallista (en sus máximas opciones gráficas es uno de los títulos más demandantes del año), resalta sobremanera el apartado artístico, donde cada uno de los mundos utiliza su diferente temática para mostrar todo tipo de diseños originales, impidiendo en ningún momento la sensación de Déjà vu, al observar algo muy parecido a lo ya visto. Junto a esto, destaca el apartado sonoro, que combina pistas originales, muy características de la saga con otras con licencia, dando lugar a situaciones cuanto menos características y originales.


En resumidas cuentas, Sackboy TM: Una aventura a lo grande es todo aquello que los seguidores de Little Big Planet podrían esperar. Sin innovar en el género, ofrece un rato de diversión asegurada tanto en solitario como en cooperativo, aprovechando al máximo el apartado artístico artesanal en todos sus aspectos. Quizá su precio completo pueda suponer una barrera de entrada, pero conseguirlo con una ligera rebaja es una opción que deberíais tener en mente. Bueno y si no, siempre podéis coger una madeja de lana y crear vuestra propia aventura.


Calificación:7,5/10

Análisis: Dragon Ball: The Breakers para Nintendo Switch



Por Luciano Macchioli

Hace ya un tiempo que los lanzamientos de videojuegos de Dragon Ball no me despiertan entusiasmo. Me disculparán los más acérrimos fanáticos de la serie, pero un juego de peleas ambientado en la saga de Freezer o de Cell, llega a aburrir a la vez número 37. Pero cuando Bandai Namco dio detalles del nuevo título que hoy nos cita, noté que, al menos, no se trataba de lo mismo de siempre. Veamos de qué trata.


Dragon Ball: The Breakers es un multijugador de tipo asimétrico, como lo que podemos ver en títulos como Dead by Daylight pero, lógicamente, ambientado en el universo creado por Akira Toriyama. Lo curioso de esta propuesta es que quienes se enfrentarán al villano de turno serán civiles que carecen por completo de poderes. Sólo podrán valerse de escondites y de un puñado de armamentos para poder sobrevivir. En el proceso, dichos civiles deberán encontrar unas llaves especiales que activarán una máquina del tiempo para poder escapar.


El problema de esto es que replica las falencias propias del género: es mucho más divertido encarnar al villano. E hilando fino, es lo único divertido que encontraremos aquí.
Al momento de iniciar nuestra primera partida, poco o nada sabremos respecto de la jugabilidad. Si bien es cierto que contamos con un tutorial donde Trunks nos explicará los conceptos básicos del juego, nos resultará poco claro y serán las partidas en línea las que nos ayudarán a comprender cómo se juega. Lo que nos lleva a otro problema, el multijugador online.


A pocos días del lanzamiento, al menos en la versión de Nintendo Switch, se complica encontrar partida. Ocho jugadores se necesitan, y aun así hay tiempos de espera de hasta 5 minutos. Si por una casualidad encontramos personas que quieran jugar a esto, la cosa no va a mejor. Aunque cuenta con unas visuales bastante dignas para la consola, la interfaz dentro del juego es poco intuitiva. El mapa es confuso y las herramientas que se nos brindan para la comunicación con otros jugadores, algo clave en títulos como este, resultan insuficientes.


En conclusión, si obviásemos la docena de problemas que Dragon Ball: The Breakers presenta sería un título muy divertido, ¿no? Bueno, no. Con la infinidad de motivos que presenté para mantenerse alejado, me dejo el más contundente para el final: es un juego aburrido. La mayoría del tiempo nos encontrará a nosotros dando vueltas por un mapa (de diseño cuestionable) buscando llaves, sin tener en cuenta lo que sucede alrededor y casi deseando que el villano nos elimine para poder ir a jugar otra cosa.


Calificación: 3/10

Análisis: Gotham Knigths

En esta oportunidad tuvimos la oportunidad de probar y analizar el juego Gotham Knights, título desarrollado por WB Games Montreal y resulta ser una expansión del universo de Batman, del cual pudimos disfrutar la serie Arkham, que nos ha devuelto la fe en los juegos de superheroes. Es posible que sin Batman no sea todo lo mismo, pero este título que nos permite jugar con Nightwing, Robin, Redhood y Batgirl no carece de ambiciones, en un RPG de acción que no es perfecto pero vale mucho la pena.

Batman ha muerto, esto puede parecer el gran spoiler que te estoy arruinando, pero la realidad es el inicio disparador de la historia que vamos a seguir. El juego comienza con una extensa cinemática que nos cuenta el final del hombre murciélago y que no resulta un misterio las causas de su muerte, ya que vemos desde el principio al responsable de este hecho y para nosotros termina como un caso ya resuelto. Luego de la desaparición de Batman y la desaparición de las famosa guarida son los héroes Batgirl, Nightwing, Robin y Redhood quienes deben continuar su legado. Luego de unas instrucciones que les ha dejado su mentor ellos son los encargados de patrullar las calles de Gotham y enfrentar las nuevas y viejas amenazas que azotan a la ciudad.

En cuanto a la jugabilidad, obviamente el título toma el legado de lo que fueron los juegos de Arkham pero a su vez también trata de diferenciarse de estos juegos. Acá nos encontramos con un título RPG con un mundo más abierto, donde seguimos misiones principales y secundarias a través de expedientes pero que tenemos la libertad de movernos para adquirir experiencia y mejorar nuestras habilidades. También tenemos la posibilidad de elegir entre los cuatro personajes que también cuentan con habilidades que los destacan y que a medida que va pasando la historia también nos encontramos con ligeros cambios, por ejemplo, en las reacciones de los villanos con el personaje que estas jugando en ese momento. El campanario, que será la guarida de estos vigilantes, es un espacio en el que quizá no cuenta con la mayor tecnología (En relación a la Baticueva) pero que será el lugar donde se podrán realizar todas las tareas necesarias para avanzar con la investigación. Se pueden ahí mejorar las habilidades, revisar los expedientes, entrenar para combate junto a Batman y también cambiar de personajes desde un punto determinado no mucho después de iniciar el juego. En cuanto al combate, es divertido y con las mejoras de habilidades y traje lo hacen interesante al gameplay. Pero si es una realidad que las misiones, aquellas a las que te sientes obligado para subir de nivel. Se siente bastante repetitivo y que no encontramos mucha diferencia entre los crímenes a patrullas y los npc que nos van a atacar y los debemos combatir. Si nos compensa una narrativa que es muy interesante y donde se le suman tareas de investigación donde resolveremos algunos rompecabezas y que nos mantienen expectantes en sus 25 horas aproximadas de juego.

En cuanto al apartado técnico, si h habido controversia antes de que fuera el lanzamiento del juego por las declaraciones de que en consola no cuenta con un modo de rendimiento y que el título correría a 30fps. En realidad si al título lo juzgamos desde la parte de tenerlo enfrente tuyo con un mando, no tendríamos mucho que quejarnos en realidad. El título se siente bien, fluido y bastante estable en su framerate. Si esto es algo a mencionar y que lamentablemente le jugó en contra, es que a pesar de que se vea y juegue bien, no se justifica que el título solo haya salido en consolas de nueva generación. Y ojo, quiero decir que el juego es bueno, desde las animaciones, el combate, el manejo de las moto, todo esta muy bien implementado pero si podemos decir que nos podríamos haber encontrado con un juego intergeneracional que no fue.

Gotham Knights es un juego que desde la percepción parece que se ha quedado en la sombra de los grandes títulos de Batman, pero que en realidad es un buen juego de acción que nos da la alternativa de jugar y conocer un poco más de otros personajes que son muy atractivos para este universo. Sus horas de juego son más que entretenidas, quizá es cierto que se le ha agregado muchísimo contenido desde la personalización, investigación y demás tareas que hacer, que se ha descuidado un poco la parte del combate, con misiones secundarias y enemigos que no van tanto más allá de lo genérico. Su historia y narrativa valen la pena y nos recuerda lo tanto que extrañabamos patrullar por las calles de Gotham.