WARNER BROS. PICTURESESTARÁ PRESENTE EN LA NUEVA EDICIÓN DECOMIC-CON EN ARGENTINA

Vuelve la presencialidad a Comic-Con en Argentina, el evento dedicado a la cultura pop que invita al público a ingresar al universo de sus películas favoritas y Warner Bros. Pictures dirá presente con sus próximas novedades cinematográficas.



La convención de cultura pop más importante a nivel local, tendrá lugar del 20 al 22 de mayo en el Centro Costa Salguero. Warner Bros. Pictures se presentará con un stand, ubicado a pocos metros de la entrada principal, para dar a conocer sus estrenos más importantes y contará con actividades para todo el público.

Acercate a conocer a Kripto, el superperro y Ace, el sabueso en el espacio de DC LIGA DE SÚPER-MASCOTAS, en donde habrá varias actividades para los más chiquitos. Preparate para el gran estreno de ELVIS sacándote una foto en el sector dedicado al ícono de la música rock & roll.

Además, podrás participar en un divertido juego con los próximos estrenos cinematográficos de DC en donde vas a ganar premios de tus superhéroes favoritos.

Compartí todas tus fotos con el hashtag #WarnerEnACC.

¡Y tenemos una sorpresa más! Desde el comienzo de Comic-Con y durante el mes de junio, Cartoon Network te invita a re-imaginar el mundo de DC LIGA DE SÚPER-MASCOTAS, compartiendo tu FanArt de los personajes en cnfanart.com.ar, el sitio oficial para mostrar, descubrir y explorar los FanArts de tus personajes preferidos.

Disfrutá de la Comic-Con en Argentina junto a Warner Bros. Pictures en el Centro Costa Salguero. Los esperamos en nuestro stand los días:
Viernes 20 de Mayo de 12 a 22 Hs.
Sábado 21 de Mayo de 10 a 21 Hs.
Domingo 22 de Mayo de 10 a 21 Hs.

Cine laboral: Novena edición del festival Construir Cine



El pasado 9 de mayo comenzó la apertura la novena entrega del Festival Internacional de cine sobre El Trabajo: Construir Cine.

Este evento se da en torno a la celebración del mes del trabajador y uno de padrinos de este festival es UOCRA, Union Obrera de la Construcción de la República Argentina; uno de los sindicatos más fuertes del país.



Construir Cine tiene como objetivos el descubrimiento y promoción de films referidos al mundo del trabajo, el fomento de la producción de obras audiovisuales que consideren al trabajo como una fuerza de cambio en la vida de las personas y prioricen el punto de vista de las trabajadoras y los trabajadores sobre los temas de índole social que afectan su vida, la de sus familias y la realidad de las comunidades y del planeta.

La apertura tuvo una gala para los organizadores, la prensa en general e invitados especiales en la hermosa terraza CC 25 de Mayo ubicado sobre la avenida Triunvirato en el corazón del barrio Villa Urquiza.
Se ofreció un cocktail a los presentes precedido de palabras de agradecimiento e información sobre lo que será el festival. Al terminar esta amena reunión sobre el atardecer de Villa Urquiza se proyectó la película de apertura: Bad roads: es una película dramática ucraniana en idioma ruso dirigida por Natalya Vorozhbyt. En el contexto geopolítico actual, el filme llega a la sensibilización sobre la problemática de la zona de ocupación de Donbass.

La sinopsis es la siguiente: Cuatro historias cortas se desarrollan en las carreteras de Donbass durante la guerra. No hay espacios seguros y nadie puede entender lo que está sucediendo. Aunque estén atrapados en el caos, algunos consiguen ejercer su autoridad sobre otros. Pero en este mundo, en el que el mañana puede no llegar nunca, no todos están indefensos y son miserables, e incluso es posible que les toque a las víctimas más inocentes tomar las riendas.

Este festival comenzó este lunes 9 y termina el miércoles 16. Se darán varias sedes para la proyección de películas: CC San Martín, CC 25 de mayo, Museo del cine y CC del sindicato de UOCRA.

El objetivo del festival es promover los derechos laborales y la lucha de los colectivos y sindicatos. Recomiendo que asistan.

Escribió Sebastián Arismendi para La Butaca Web.

Crítica: Llamas de venganza

Llamas de venganza (Keith Thomas, 2022)
Cuando promocionan una película o serie basada en alguna novela de Stephen King hay mucha expectativa de cómo será la adaptación. El escritor estadounidense publica en promedio cada dos años, ha tenido éxitos como también resultados regulares, no siempre sus representaciones resultan satisfactorias..



Basada en la novela clásica de King (1980), esta historia trata de una joven que desarrolla habilidades piroquinéticas y que es secuestrada por una agencia gubernamental secreta que quiere aprovechar su poderoso don como arma.
Ryan Kiera Armstrong, Zac Efron y Sydney Lemmon son los protagonistas de este filme de ciencia ficción- horror.

En 1984 Mark L. Lester había dirigido la primera adaptación, la joven promesa infantil de la época, Drew Barrymore hizo del papel de Charlie, esta jovencita con poderes pirómanos.
Llamas de venganza mantiene un ritmo acelerado por lo que no te das cuenta cuando termina, posee un buen maquillaje y paleta de colores donde destacan los colores rojos, amarillos y naranja. La actriz infantil Ryan Keira Amstrong (conocida por la serie canadiense Anne with a E) a su cortísima edad (12) hace un papel oscuro, lo cual la puede catapultar a roles diferentes a los que haría alguien de su generación.

El resto… Dejo que las comillas hablen por mí.
La película inflama por lo mal desarollada que es, el guión hace aguas por todas partes, en los primeros 20 minutos vemos el resumen de lo que es. No deja nada a la imaginación y se vuelve un resultado obvio y torpe. Las escenas de «terror» parecen haber sido sacadas de X- men: New mutans. La música es excesiva y no da tiempo a contemplar los sonidos que pudo explotar. Llamas de venganza es un filme que podría funcionar en Netflix, llevarla a la pantalla grande es una perdida de tiempo y dinero.

Calificación 4/10

Escribió Sebastián Arismendi para La Butaca Web.
Instagram: cachalote94

Crítica: Doctor Strange en el multiverso de la locura

Por Daniel Alvarez

Y llegó el día en que la esperada secuela de Doctor Strange llegó a las pantallas de cine y venía con muchas cosas que hacían de esta entrega una de las más esperadas de esta nueva fase del UCM. Nos traía a Sam Raimi como director, la presencia de Wanda y Strange, la expansión sobre la aparición del multiverso y muchas cosas más. ¿Que puede malir sal..?

Esta crítica va a ser sin spoilers pero si es necesario hacer unas aclaraciones, Doctor Strange: El multiverso de la locura es un film que funciona por si solo aunque también sea la entrega que sirve para sentar las bases de lo que podría llegar a venir en el futuro con uno de los temas más atractivo: el multiverso y la infinidad de posibilidades que puede traer esto a nuevas producciones. Ahora sí, también existe otra cosa que puede resultar necesario a la hora de adentrarse a este film, y es haber visto la serie Wanda visión. Si bien no es un Wanda visión 2 con Strange, si hay una conexión muy directa con los hechos de la producción de Disney plus, que es necesario para entender, al menos el papel de Wanda en el film.

La aparición de un nuevo personaje, que es la conexión con los mundos paralelos y sus posibilidades es América Chávez, un personaje que desde niña descubrió el poder de viajar entre mundos pero que es una habilidad que no puede controlar. Al llegar con el Strange del universo que conocemos, va a ayudarla y protegerla porque alguien quiere hacerse de sus poderes. Y es así como nos metemos en un viaje casi a contrareloj dónde los personajes tratarán de estar a salvo de uno de los personajes más poderosos de las franquicias de Marvel: Wanda.

Por eso decía que era muy necesario ver Wanda visión, porque el film no nos da el tiempo necesario para verla como una villana, aunque el motivo por el cual se vuelve así es apenas mostrado en los postcreditos del final de la serie. Ahora sí, lo mala que puede resultar Wanda es increíble, pero aún así todos tenemos empatía con ella , pero si veremos un lado bastante oscuro. Y si bien no es una película puramente oscura, pero debo admitir que cuenta con momentos bastantes terroríficos y bizarros de los cuales no había visto antes en Marvel, al menos en el UCM.

Este intento de película de terror se debe a la mano del director Sam Raimi, que antes de haber hecho spiderman era un referente del cine de terror y que luego de la franquicia del personaje arácnido ha seguido cerca en el género desde el lado de la producción, y también con la dirección de Arrástrame al infierno. Y siento que tiene mucho de este film que acabo de mencionar, ya que toca comedia con escenas un tanto terroríficas. Y si bien esta es una opinión personal, pero creo que el director intentó hacer casi una película de terror en Marvel y probablemente le han hecho bajar un poco la intensidad, pero aún así se siente original y con el sello característico del director. Esto no es un spoiler, pero si un adelanto de lo que se vio, al decir que fue una sorpresa de ver tanta muerte, escenas con mucha tensión y podría decir que hasta algo de sangre. Aunque también toca decir que hay momentos bizarros que están de más, y que los efectos especiales en muchos momentos da más que vergüenza ajena.

Dr Strange en el multiverso de la locura es lo que su título define, una total locura. Es un film que se disfruta en todo su metraje pero que a su vez sabemos que no es perfecto. Encontramos falencias en como se dirige la trama y en lo que sucede con algunos personajes, pero aún así es un viaje que vale la pena ver. Mención especial para América Chávez, que resultó ser un gran personaje que podría haber tenido un poco más de aparición en pantalla. Wanda imponente como siempre y un Strange que sirve para ir sentando las bases de todo lo que puede venir en las próximas producciones de Marvel.

Calificación 7.5/10

Crítica: Viens je t’emmène (Alain Guiraudie, 2022, Francia)


Los tiempos actuales han dado pie al incremento de la radicalización, en especial en Europa donde se convive la crisis de refugiados del mediterráneo más las secuelas del extremismo yihadista, el cual hace menos de diez años dio atentados en Francia. Esto dividió a la población incluso hasta hoy. Viens je t’emmène es una película dirigida por Alain Guiraudie con Doria Tillier, Noémie Lvovsky, Nathalie Boyer, Renaud Rutten, Jean-Charles Clichet.


Luego de su éxito ‘El desconocido del lago’, la filmografía de este director es regular, este filme es el más relajado, pero no el menos flojo.
Un acto de terrorismo arruina la nochebuena en la ciudad de Clermont-Ferrand. A medida que la ciudad cae en el pánico, Mederic, de treinta y tantos años, se enamora de la prostituta, algunos años mayor, Isadora. La película tiene una trama cíclica donde parece que los conflictos no tienen fin sino se renuevan, el protagonista atrae a los personajes secundarios hacia él.


Guiraudie trae la reminiscencia a la filmografía de Woody Allen, dónde un entorno y situación social en particular, estos se involucran entre si, en situaciones cómicas pero no exageradas, todo esto en torno a lo cotidiano. Acá hay una clara sátira a la sociedad francesa actual, donde los prejuicios están a la orden del día debido a la grieta que origina la comunidad árabe y los refugiados. El nacionalizado, el machismo y la violencia, tres elementos que no solo tienen que lidiar los galos sino el resto del mundo.


Viens je t’emmène o Nobody’s hero es una comedia efectiva, muy naturalista y directa, dónde no hay pelos en la lengua para contar la realidad. El resultado final es un producto muy francés que en escenas es tosco y puede causar impresión el tratamiento de los conflictos, sin embargo la sátira está bien ejecutada y en sus 90 minutos se disfruta. Viens je t’emmène formó parte de la película de clausura del más reciente festival internacional de cine independiente de Buenos Aires (BAFICI)

Escribió Sebastián Arismendi para la butaca web

Más de 380 mil personas en todo el país disfrutaron del 23° Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (BAFICI)

290 películas con más de 450 funciones y más de 60 actividades especiales en 15 sedes


Organizado por el Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires, del 19 de abril al 1° de mayo se realizó el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente [23] BAFICI. En su edición 2022, el festival, uno de los más importantes de América Latina, reunió lo más destacado de cineastas nacionales e internacionales. Durante 12 días, el cine volvió a las salas tradicionales del centro porteño, apoyando la reactivación del centro cultural de la ciudad. El décimo tercer día (el último), el festival tuvo una programación online con 223 films disponibles en la web Vivamos Cultura con alcance a todo el país de manera gratuita.



BAFICI llegó a distintos públicos: 290 películas nacionales (de Formosa, Córdoba, Salta, Neuquén, Corrientes, Provincia de Buenos Aires y C.A.B.A.) e internacionales (de Chile, Uruguay, Brasil, Bolivia, Italia, España, Grecia, Israel, Estados Unidos, Francia, Alemania, Suiza, Cuba, Filipinas, Finlandia, Japón, Portugal, Hungría, Lituania, México, Países Bajos, Austria, Reino Unido, Bélgica, Venezuela, Irán, Líbano, China, Qatar, Colombia, Corea del Sur, Ecuador, India, Paraguay, Rusia, Noruega, Canadá, Luxemburgo, Bielorrusia, Perú, República Dominicana, Rumania, Guatemala, Myanmar, Suecia), con más de 450 funciones presenciales y más de 60 actividades especiales, en más de 15 sedes.


Como en ediciones anteriores, se realizaron las funciones sorpresas. El sábado 30 de abril a las 18 en la Sala Leopoldo Lugones, se proyectó El nacimiento de una mano, de Lucila Podestá, ganadora al Mejor cortometraje en la Competencia Argentina y La edad media, de Alejo Moguillansky y Luciana Acuña, ganador como Mejor largometraje en la Competencia Argentina. A las 19 en el Anfiteatro del Parque Centenario, se proyectó Ida, de Ignacio Ragone, ganadora como Mejor Cortometraje en la Competencia Internacional y Clementina, de Constanza Feldman y Agustín Mendilaharzu, ganadora como Mejor largometraje y Gran Premio en la Competencia Internacional. A las 19:30 en el Cine Multiplex Lavalle, se proyectó Carrero, de Fiona Lena Brown y Germán Basso, ganadora del Premio estímulo del cine argentino en la Competencia Internacional. Y a las 21 en la Sala Leopoldo Lugones, se proyectó Happy Together de Wong Kar-wai a 25 años de su estreno


La mítica Calle Corrientes concentra gran parte del patrimonio de la ciudad: bares, librerías, pizzerías, teatros y su arquitectura, y las salas de cine del centro, gran parte de la historia cinéfila argentina. La primera proyección cinematográfica en Buenos Aires se realizó en Corrientes y Esmeralda, en 1896, apenas un año después de la “invención del cine” por los hermanos Lumière en París. Estas fueron algunas de las razones fundamentales para que BAFICI volviera a esa zona tradicional para el cine y la cultura porteña.


El punto de encuentro fue El Cultural San Martín, en la esquina de Sarmiento y Paraná. Además de las dos modernas salas de cine, equipadas con altos estándares de proyección, y un espacio para disfrutar films al aire libre con una gran convocatoria día tras día, contó con 2 auditorios donde se llevaron a cabo diversas actividades vinculadas a la industria del cine y al universo artístico programado: invitados nacionales e internacionales en exposiciones, conferencias, debates y presentaciones. El Cultural se presentó como un multiespacio activo, con sectores de esparcimiento, gastronomía, boleterías, informes y atención a acreditados.


El circuito central del festival se desarrolló en la zona de la Avenida Corrientes y las salas que tuvieron programación y actividades de BAFICI fueron el Cine Lorca, el Cine Cosmos UBA, el Complejo Gaumont, el Cine Multiplex Monumental Lavalle, la Alianza Francesa y la Sala Leopoldo Lugones. El circuito de salas periféricas lo completaron el Museo del Cine, la Usina del Arte, el Centro Cultural 25 de Mayo, el Anfiteatro del Parque Centenario, los Espacios Arte en Barrios, el Museo Casa Carlos Gardel y el Buenos Aires Museo.


La apertura se realizó el martes 19 de abril con dos proyecciones. Se presentó en Cine Multiplex Monumental Lavalle, la premiere mundial de Pequeña flor, la nueva película de Santiago Mitre. Una adaptación de la novela del escritor argentino Iosi Havilio, con guión escrito por Mitre y Mariano Llinás, protagonizada por Daniel Hendler, Melvil Poupaud, Vimala Pons y Sergi López. También se proyectó el cortometraje argentino Ahora ya sé dónde encontrarte de Diego Berakha que usa imágenes de Google Earth para relatar su historia de vida: la infancia en España y el viaje que hizo cuando tenía doce años y decidió mudarse a la Argentina, donde vivía su padre. La apertura Baficito, la sección para chicos y chicas del festival, fue abierta al público y se llevó a cabo en el Anfiteatro del Parque Centenario. Se proyectó El ascenso y caída del Chop Chop Show, dirigido por Diego Labat. Se trata del primer largometraje argentino de títeres: un falso documental que, con humor para todas las edades, retrata el detrás de escenas de un programa de títeres emitido vía Instagram.


La función de clausura fue el día 30 de abril a las 16.50 en el Complejo Gaumont, con la proyección de la película francesa Viens, je t’emmène (Nobody’s Hero, en su idioma original), del director Alain Guiraudie. Una tragicomedia que toma como punto de partida un atentado terrorista en la tranquila ciudad de Clermont-Ferrand y puntualiza en una improbable historia de amor entre un programador de software y una prostituta. Desde allí y en paralelo, se dispara en las direcciones que van tomando varios personajes a lo largo de una noche, en donde exhiben temores, prejuicios y paranoias de una sociedad que sufrió varios de estos sucesos en los últimos años.


BAFICITO, la sección para todas las edades de BAFICI, tuvo siete (7) títulos: la ya mencionada El ascenso y la caída del Chop Chop Show más Icare and the Minotaur, de Carlo Vogele; Nounours, de Lou Rigoudy; Oink, de Mascha Halberstad; Tarsilinha, de Celia Catunda y Kiko Mistrorigo; Una bolsa encontró el amor y lo perdió en una esquina, de Felipe Infante; Best Birthday Ever, de Michael Ekblad; y Les Voisins de mes voisins sont mes voisins, de Anne-Laure Daffis y Léo Marchand. Además, en conjunto con el Ministerio de Educación, se exhibió el programa Hacelo corto, con funciones especiales de cortometrajes producidos por alumnos del nivel medio en el Centro Cultural 25 de Mayo de Villa Urquiza, otro programa del primer Festival de Cortos ESI y se llevó a cabo la musicalización de un clásico del pionero George Méliès por parte de la Orquesta Escuela de Lugano, en la Usina del Arte. Se volvió a sumar la sección Micrófono abierto, para que chicos y chicas puedan vincularse con diferentes figuras del medio; además de talleres específicos en el Museo del Cine, el Buenos Aires Museo (BAM) y Arte en Barrios (el programa cultural de la Ciudad que promueve talleres, oficios, capacitaciones y proyectos artísticos en los barrios emergentes).


El festival contó con varias actividades especiales. Hubo charlas presenciales y online con invitados internacionales y nacionales, lanzamientos de cuatro (4) libros y proyecciones que se combinan con charlas, fiestas o shows en vivo: el film Italo disco tuvo una fiesta alegórica al género, trás el estreno de El káiser de la Atlántida una cantante de ópera deleitó al público con un aria, en las proyecciones de Diarios de Andrés Di Tella el mismo Di Tella leyó extractos y hubo un Homenaje a Manuel Antín a 60 años de su ópera prima, entre otros. Además, se contó con la presencia destacada de importantes figuras internacionales que estuvieron a cargo de Masterclasses, como Pascale Bodet, David Fisher, Bruce LaBruce y Jorge Arriagada. Se sumó una Masterclass de lujo, gentileza de Disney: una charla con Danny Elfman, el mítico compositor de Hollywood famoso por sus trabajos junto a Tim Burton y muchos otros directores.

En Noches especiales se presentaron cuatro (4) títulos argentinos inéditos que ofrecieron su premiere mundial en el Bafici: BJ: La vida y locuras de Bosco y Jojo, de Sergio Bonacci Lapalma; El fotógrafo y el cartero: El crimen de Cabezas, de Alejandro Hartmann; Que todo se detenga, de Juan Baldana; y Telma, el cine y el soldado, de Brenda Taubin. También tuvieron su premiere tres films internacionales: En Djevel med Harpun / El arponero, de Mirko Stopar, una coproducción noruego-argentina; No Compromise When It’s Time to Die, de Fred Riedel; y The Affairs of Lidia, del realizador y activista LGBTIQA+ canadiense Bruce LaBruce.

Los Focos de esta edición estuvieron dedicados a Pascale Bodet, directora, actriz y crítica francesa; Genadzi Buto, director, animador, artista y diseñador de Bielorrusia; y David Fisher, documentalista y gestor cultural israelí.

Este año Rescates tuvo siete (7) títulos: la proyección aniversario de Happy Together, filmada en una Buenos Aires redescubierta por la mirada del gran Wong Kar-wai.; una versión restaurada de Bolivia, de Israel Adrián Caetano; la copia restaurada de Cholo, de Bernardo Batievsky -gentileza de UCLA Film & Television Archive-; La migración, de Ezequiel Acuña, coproducción argentino-peruana que pudo verse por primera vez en Buenos Aires; la portuguesa O movimento das coisas, de Manuela Serra; Prisioneros de la tierra, de Mario Soffici, gentileza del Museo del Cine Pablo Ducrós Hicken; y Rocky vs. Drago: The Ultimate Director’s Cut, de Sylvester Stallone.
Además, se proyectaron tres (3) películas de Jan Oxenberg (Brooklyn, 1950), una de las pioneras del cine queer en Estados Unidos, que a partir de la experimentación y el sentido del humor hizo visible la sociedad que la rodeaba.

Dentro de Homenajes se presentaron cuatro (4) títulos: la ópera prima de Manuel Antín La cifra impar; La aventura y El desierto rojo, dos (2) clásicos de Michelangelo Antonioni, como homenaje a Monica Vitti; y, como homenaje y despedida a Pascual Condito, se proyectó Tras la pantalla, de Marcos Martínez, un retrato documental sobre el histórico distribuidor cinematográfico.


Como siempre, hubo películas agrupadas en secciones temáticas que son un clásico del Festival. Artes y Oficios, con dieciséis (16) títulos nacionales e internacionales. Comedias tuvo diez (10) películas, de las que nueve (9) tuvieron su premiere mundial en el Bafici y una (1) fue estreno latinoamericano. Familias, sección con más de quince (15) años en el festival que pone la lupa sobre los vínculos familiares. Este año tuvo una selección de once (11) títulos. Hacerse Grande, ocho películas que retratan cambios, transiciones y la maduración de sus protagonistas. Lugares tuvo diez (10) títulos, cinco (5) largometrajes y cinco (5) cortometrajes. Música, esperada tanto por cinéfilos como por melómanos, presentó doce (12) películas de ocho países distintos. Nocturna, ocho (8) películas que solo pueden ser albergadas por la oscuridad de la noche. Pasiones, la sección más ardiente del festival, presentó ocho (8) películas nacionales en calidad de premiere mundial. Películas sobre películas, la sección en la que el cine se mira a sí mismo, tuvo cinco (5) films. Romances que tuvo su debut en la edición anterior y en esta volvió con cinco (5) películas. Trayectorias, el espacio para las nuevas producciones de directores consagrados, tuvo once (11) títulos.


Dentro de Proyecciones Especiales, estuvo el foco Bienal, con tres (3) películas realizadas con material de archivo a partir de la convocatoria de Experimentación Audiovisual de la Bienal Arte Joven Buenos Aires, Pantalla UBA, en donde la carrera de Diseño de Imagen y Sonido presentó veinte (20) piezas audiovisuales, Cortos UTDT – Museo del Cine, con cortometrajes surgidos de una convocatoria, realizados con archivo de cine publicitario recuperados por el museo y Festiclip, con una retrospectiva de sus dos primeras ediciones y un concierto con bandas en vivo. Festiclip es un festival gratuito de videoclips independientes creado por realizadores platenses.

Crítica: El buen patrón

Esta semana ha llegado a la cartelera la película «El buen patrón» , protagonizada por Javier Bardem y que viene de ganar varios premios Goya entre los que se encuentra el premio a Mejor película y actor protagonista. Se trata de un film que retrata el lado oscuro de un jefe empresarial y sobre todas las cosas que realiza para mantener todo en un perfecto equilibrio.

No es un chiste cuando digo que la película tiene algo de inspiración en El padrino, aunque obviando la parte del ascenso al poder , pero si esto de hacer todo lo posible para mantener todo bajo control sin perder en ningún momento la apariencia de poder. Llevado al ámbito empresarial y más preciso a una empresa de básculas, desde un inicio nos regala una buena analogía sobre la busqueda del equilibrio. Bardem interpreta a un empresario de carácter frío, pero que ayuda y mantiene a sus amigos cerca siempre y cuando les sea de utilidad. El conflicto de la historia se va presentando de forma lenta pero aún así nos quedamos expectantes sobre las cosas que suceden en la fábrica y de a poco nos vamos adentrando a cosas oscuras que requieren algunos actos para poder equilibrar la balanza.

Acá el gran protagonista del film es Javier Bardem, con una caracterización en la que se lo ve envejecido pero no al punto de ser irreconocible. Es muy agradable verlo en un film de habla hispana y verdaderamente construye un personaje que llega a hacerse odiar pero también infunde respeto. El film también habla sobre las consecuencias de sus actos, que no todo es controlable a simple vista, sino que toca hacer algunos sacrificios para logra el equilibrio deseado.

El buen patrón es una película interesante en su ejecución, con una actuación principal que es sublime. Pueden faltarle en momentos algo de ritmo, pero al final del camino logra el equilibrio para ser una película satisfactoria.

Calificación 8/10

GRAN ESTRENO EN TODO EL PAÍS DELA NUEVA PELÍCULA DE GUSTAVO HERNÁNDEZ



Virus: 32, dirigida por el uruguayo Gustavo Hernández, llega a los cines el 21 de abril. Protagonizada por Paula Silva y Daniel Hendler.



En esta coproducción uruguaya-argentina se destaca la impactante locación que se convierte en casi un protagonista más del film. Se trata de un viejo club con más de 100 años de antigüedad ubicado en el puerto de Montevideo.

Previo al estreno en cines el director y las protagonistas participaron de una función privada en la sala Premium del Hoyts DOT.

SINOPSIS
Un virus se propaga por las calles de Montevideo, desatando una masacre escalofriante. Los enfermos se convierten en rabiosos cazadores que únicamente calman su fiebre matando a los que aún no han sido infectados.

Desconociendo la situación, Iris y su hija pasan el día en el club de deportes donde Iris trabaja como guardia de seguridad. Esa noche, comenzará una salvaje lucha de supervivencia.

La esperanza por fin aparece cuando descubren que luego de cada ataque, los infectados tienen 32 segundos de calma antes de volver a atacar.


BIO DEL DIRECTOR
De nacionalidad uruguaya, Gustavo Hernández, que también es actor y guionista, filmó su primera película en 2010, La casa muda, un film de terror y bajo presupuesto que fue filmada en una sola toma, con una cámara de fotos Canon EOS 5D Mark II.

En 2014 se volcó al suspenso con Dios local y, finalmente en 2018 volvió al terror cuando estrenó No Dormirás, protagonizada por Eva De Dominici, Belén Rueda y Germán Palacios.

Sobre Virus: 32 el mismo director opina: “Es una película que de alguna forma tiene el espíritu de La Casa Muda: una gran locación y pocos actores. Aquí se juega mucho la tensión, el miedo y los sentimientos más radicales o simples que tiene una persona cuando se encalla en la oscuridad y tiene que atravesar un gimnasio desde la puerta A hasta la B. Es como un terror más directo”.


FICHA TÉCNICA:
Director: Gustavo Hernández
Asistente del director: Santiago Turell
Guion: Gustavo Hernández Ibáñez – Juma Fodde Roma
Productores: Sebastián Aloi – Ignacio García Cucucovich
Productor ejecutivo: Ignacio García Cucucovich – Matías Tamborenea
Directora de producción: Mariana Olivera
Director de fotografía: Fermín Torres Echeguía
Directora de arte: Sofía Balda Brown
Director de Sonido: Matt Temple
Diseño de sonido: Todd – Ao
Edición: Guille Gatti
Make up: Sofía Sellanes
Diseño de vestuario: Gabriela de Armas
País y año de lanzamiento: Argentina, Uruguay 2022

ELENCO
Paula Silva: Iris
Daniel Hendler: Luis
Pilar García: Tata
Franco Rilla: Javier

El Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente [BAFICI] anuncia su Competencia Oficial Internacional




El Ministerio de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires organiza, del 19 de abril al 1° de mayo, el Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente [23] BAFICI. En su edición 2022, el festival, uno de los más importantes de América Latina, reúne lo más destacado de cineastas nacionales e internacionales. Durante 13 días, el cine vuelve a las salas tradicionales del centro porteño, apoyando la reactivación de la calle Corrientes. Este año cuenta con una programación pensada para todos los públicos: 290 películas con más de 450 funciones presenciales de las cuales 223 films se exhibirán también de forma online, y más de 60 actividades especiales, en más de 15 sedes. La programación, links de reserva de entradas y el catálogo se encuentran en la web Vivamos Cultura. A través del whatsapp de BOTI (el asistente virtual de la Ciudad, 11 5050-0147) puede consultarse toda la programación.




Este año, la competencia principal del Bafici vuelve a la idea comenzada en 2021: cortometrajes y largometrajes que compiten entre sí. En esta edición, la Competencia Oficial Internacional presenta 31 obras, provenientes de 19 países. Hay una gran presencia del cine argentino: ocho (8) títulos de origen local, seis (6) de los cuales tendrán su premiere mundial en el festival y uno (1) la internacional. Del total de películas de la sección, siete (7) tendrán su premiere mundial, tres (3) su estreno internacional y otras siete (7) su premiere americana.


El jurado de la sección está integrado por: el periodista español Javier Angulo que dirige desde 2008 la Semana Internacional de Cine de Valladolid (SEMINCI), es autor de varios libros y fue guionista y codirector de los documentales La IDpérdida (con Enrique Gabriel, 2009) y La maleta de Helios (con Nacho A. Villar, exhibida en el Bafici ‘21); el compositor chileno Jorge Arriagada quien desde 1977 ha trabajado en la banda sonora de unas 150 películas, 46 de ellas de su compatriota Raúl Ruiz y otras de directores como Orson Welles, Olivier Assayas y Benoît Jacquot; la directora, actriz y crítica de cine francesa Pascale Bodet, a quien este año el Bafici le dedica un foco y quien presenta en la Competencia Vanguardia y Género su último film Vas-tu renoncer?; el documentalista y gestor cultural israelí David Fisher que entre 1999 y 2008 dirigió el NFCT (Nuevo Fondo para el Cine y la Televisión) y a quien el festival le dedica un foco proyectando siete de los documentales que realizó entre 1996 y 2021; y la directora y guionista argentina Sofía Mora quien en 2019 presentó su primer documental como directora, Método Livingston, ganador del Premio del Público en el Bafici de ese año, y realizó la investigación y el guión de la miniserie documental Carmel (Netflix), ganadora del premio Argentores 2021, entre otras producciones audiovisuales.


La competencia otorgará los siguientes premios: Gran Premio, premio al Mejor largometraje, premio al Mejor cortometraje, Mejor director, Premio especial del jurado, premio a la Mejor actuación, y Premio Estímulo al Cine Argentino.


Selección de películas

L’Etat et moi, de Max Linz (Alemania, 2022, 85′)

Le Prince, de Lisa Bierwirth (Alemania, 2021, 125′)

Carrero, de Fiona Lena Brown y Germán Basso (Argentina, 2022, 85′)

Clementina, de Constanza Feldman y Agustín Mendilaharzu (Argentina, 2022, 109′)

El sistema K.E.O.P/S, de Nicolás Goldbart (Argentina, 2022, 120′)

Fanny camina, de Alfredo Arias e Ignacio Masllorens (Argentina / Francia, 2021, 82′)

Ida, de Ignacio Ragone (Argentina, 2022, 13′)

La visita, de Carmela Sandberg (Argentina / Uruguay, 2022, 10′)

Macadam, de Ignacio Sarchi (Argentina / Suiza, 2022, 17′)

Soñé que carneaban a Tom, de Martín Slipak (Argentina, 2022, 15′)

El gran movimiento, de Kiro Russo (Bolivia / Francia / Qatar / Suiza, 2021, 85′)

El pa(de)ciente, de Constanza Fernández (Chile, 2021, 108′)

Proyecto fantasma, de Roberto Doveris (Chile, 2022, 97′)

Tundra, de José Luis Aparicio (Cuba, 2021, 30′)

Fe, de Maider Fernández Iriarte (España, 2022, 24′)

Sis dies corrents, de Neus Ballús (España, 2021, 85′)

Happer’s Comet, de Tyler Taormina (Estados Unidos, 2022, 62′)

Leonor Will Never Die, de Martika Ramirez Escobar (Filipinas, 2022, 101′)

Subserotic Bulge, de Flis Holland (Finlandia, 2021, 18′)

Descente, de Mehdi Fikri (Francia, 2021, 11′)

À vendredi, Robinson, de Mitra Farahani (Francia / Suiza / Irán / Líbano, 2022, 97′) (SOFC)

Un pequeño gran plan, de Louis Garrel (Francia, 2021, 67′) (SOFC)

Shelter, de Erika Kwok (Hong Kong / Portugal, 2022, 25′)

Bagatelle, de Laìszloì Csaìki (Hungría, 2021, 2′)

The Cry of Granuaile, de Dónal Foreman (Irlanda, 2022, 82′)

Transparent, I Am, de Yuri Muraoka (Japón, 2021,11′)

Techno, Mama, de Saulius Baradinskas (Lituania, 2021, 18′)

Malintzin 17, de Eugenio Polgovsky y Mara Polgovsky (México, 2022, 64′)

Our Ark, de Deniz Tortum y Kathryn Hamilton (Países Bajos / Estados Unidos / Turquía, 2021, 13′)

After a Room, de Naomi Pacifique (Reino Unido / Países Bajos / Suiza, 2021, 21′)

Sotavento, de Marco Salaverría Hernández (Venezuela / Cuba, 2022, 11′)

Crítica: El hombre del norte

Tal ha sido la repercusión que tuvo el film The Witch , que la nueva producción de Robert Eggers luego de El Faro, traería mucha expectativa tanto por su reparto como por su historia que nos traslada un poco hacía la mitología nórdica con un relato de venganza intenso y bastante curioso.

El film arranca de manera muy intensa, quizá las cosas suceden un poco rápido pero nos da directamente el pie a lo que sería el foco principal de la trama, la sed de venganza. Es así como el protagonista sufre una perdida y tras un airoso escape , el tiempo pasa pero la traición no se olvida. Al pasar los años, se hace presente Alexander Skarsgård, aquel niño que huyó y se convirtió en un ser fuerte, rozando el salvajismo. Ante la oportunidad de cobrar venganza sobre los hechos del pasado, emprende un plan introduciéndose como esclavo y atormentando a aquel que culpa como el traidor.

La historia suele salirse un poco de lo común, sin ser una aventura que atraviesa lo fantástico, toma parte de la mitología para relatar el destino de los personajes. Muchas cosas pueden salirse de lo que usualmente se ve en estás producciones, llevando a momentos quizá visualmente incómodos pero que denota de manera eficiente la escencia su ambiente y los personajes. La venganza es la finalidad de la historia, pero nos topamos con rasgos de la mitología nórdica que enriquecen el trayecto.

Acá tenemos un elenco en el que tenemos actores como Nicole Kidman, Alexander Skarsgård y Anya Taylor Joy. Es una realidad que el reparto es potente y realmente cumple , sobre todo la pareja Skarsgård y Joy que complementan una exquisita subtrama.

El hombre del norte es una película que vale la pena ver, puede resultar incómoda y extraña en momentos pero es un film que permite salir de espacios comunes para mostrarnos una historia intensa pero que también se toma su tiempo para construir un un relato de venganza que va más allá del simple deseo de cobrar sangre con más sangre.

Calificación 8/10