Crítica: Los Sonámbulos

Por Guillermo Benites
Película escrita y dirigida por Paula Hernández, nos relata la historia de Luisa (Erica Rivas), Emilio (Luis Ziembrowski) y su hija Ana (Ornella D’Elía), en una reunión de fin de año en la casa de campo de la familia de Emilio.

La historia evoluciona lentamente, empezando por Ana, una joven adolescente que padece de sonambulismo heredado por parte de la familia de Emilio (si bien no se aclara si todos ellos lo tienen).
Luisa, una mujer editora que trabaja en la empresa familiar de su esposo (Emilio), tiene que lidiar con los problemas de confianza que tiene su hija con ella para contarle sus intimidades.
La película muestra el conflicto familiar de Emilio con su madre Meme (Marilú Marini) y sus hermanos Inés (Valeria Lois) y Sergio (Daniel Hendler), por querer vender la casa de campo que pertenecía a su padre, la cual quiere conservar sugiriéndole a sus hermanos cubrir entre los tres los gastos. A esto se suma Alejo (Rafael Federman), hijo de Sergio que sorprende con su llegada a la reunión luego de años sin saber mucho de él.
La película puede resultar un poco difícil de seguir debido a que uno no sabe mucho lo que está pasando o qué relación hay entre los personajes, pero a medida que va avanzado te va revelando poco a poco información sobre cada uno de los personajes y su situación, para finalmente concluir con un final realmente explosivo y que le da un nuevo sentido y significado y todo lo visto durante la película.
Los planos cinematográficos resultan ser bastante buenos, generando en algunas escenas un nivel de inmersión que te hacen sentir partícipe de la escena, de los cuales son sumados con el buen uso de sonido en ellas. Que en mi opinión, de ser intencional, potencia bastante el mensaje que nos deja el final y nos lleva a la reflexión.
Calificación: 8.5/10

Anuncios

Crítica: Bolshoi

Por Mauricio Bordón

Bolshoi es una película que se exhibirá en el primer festival de cine ruso que se llevará a cabo del 21 al 17 de noviembre en Cinépolis Recoleta.

Filmada por Valery Torodosky, Bolshoi es una película interesante donde se puede observar la evolución de la protagonista, junto con los flashback, el espectador puede entender la historia de Julia, y los problemas que vivió de pequeña para que posteriormente continúen ya como adulta, pero en el ambiente del ballet.

Es una película con muy buenos planos, excelentes escenas donde se muestra la danza. Las coreografías elegidas para estos momentos me parecían geniales, y se comprenden perfectamente los conflictos que emergen a raíz de su sueño de bailar en el Bolshoi. A pesar de lo dicho anteriormente, no puedo omitir que por momentos los diálogos los sentí débiles, aunque esto a partir de la mitad de la película en adelante se ve que va mejorando. En lo personal considero que por momentos se vuelve algo densa, hubo escenas que pudieron haberse recortado. La trama al pasar en Rusia, hay palabras o nombres cuestan recordar, a causa de su difícil pronunciación. Ya para cerrar, las actuaciones me parecieron buenas, y el director marcó bien las diferencias de clases, dado que nuestra protagonista viene de una familia de trabajadores de clase media tirando a baja, mientras que el ambiente donde ella se encuentra es para un público más privilegiado por así decirlo. Como cierre, The Bolshoi es una película que recomiendo ver, sobre todo si te atrae lo que es el ambiente artístico y la danza clásica. Como así también es una peli bastante disfrutable en mi opinión.

Calificación: 7.5/10

El Festival ofrecerá un panorama sobre el nuevo cine ruso contemporáneo y las películas serán presentadas por sus creadores: actores, directores y productores. Luego de las proyecciones se realizarán debates con los espectadores.

Las entradas se pueden adquirir a hda d de boleterías o por web en

https://www.cinepolis.com.ar/cines/cinepolis-recoleta

Crítica: Proyecto Géminis

Por Guillermo Benites
Del director y ganador del Oscar a mejor director, Ang Lee, nos muestra esta película de acción y ciencia ficción protagonizada por el querido y carismático Will Smith en el papel de Henry Brogen, uno de los mejores asesinos a sueldo que trabaja para el gobierno de los Estados Unidos que decide retirarse.


Henry Brogen, un asesino de 51 años, decide retirarse luego de un incidente en su última misión que lo hace reflexionar sobre su vida y dejar de hacer algo para lo que es bueno, sin saber que esta última misión lo metería en serios problemas y haría que para la gente para cual trabaja vayan tras él. Ejecutando así el proyecto géminis para poder matar al mejor asesino. Y que mejor asesino que una versión más joven de él.
La historia de la película resulta bastante interesante y atrapante en primera instancia, con buena presentación del personaje, quién es y lo que hace. La trama avanza de una forma bastante rápida que no deja momentos o escenas aburridas.
La película en 3D está bien aplicada en varias de las escenas, que suman bastante, no solo en las escenas de acción que nunca faltan, sino que también nos muestran los diferentes países que visitan. Si bien hubo algunas escenas de acción que estaban por demás exageradas, aún se mantienen dentro de lo posible.

El CGI que usaron para el rostro de la versión joven de Will Smith se veía increíble. Sin embargo en las escenas de pelea y acción las animaciones resultaban verse poco reales o naturales en sus movimientos y en otras escenas se notaba fácilmente que no estaban realmente en el escenario.

Algunas partes del guion de la película nos muestra un poco de comedia para el espectador, pero nada más que resalte en cuanto a esto.
Si bien el final resulta un poco predecible debido a la evolución de la historia, tampoco termina decepcionando.

Calificación : 7/10.

Crítica: Reporte Clasificado

Reporte Clasificado (The Report, 2019), de Scott Z. Burns
Por Francisco Guerrero


A lo largo de siete años, el empleado de la CIA Daniel Jones (Adam Driver) junto con el Comité de Inteligencia del Senado, lleva a cabo una ardua investigación sobre las acusaciones de tortura realizadas por la agencia a sospechosos musulmanes para obtener información a raíz del 11 de septiembre.

Los atentados al World Trade Center en el año 2001 marcaron mucho más que el acto terrorista más grande jamás efectuado. Ser la puerta de entrada definitiva al nuevo milenio no está exenta de las representaciones en el arte. Y por eso me interesa hablar de lo que se logra en The Report, una película que no pone un énfasis tanto en el atentado en sí, si no en las repercusiones a nivel seguridad en lo que esto derivó. Es una película que logra una cierta empatía con los prisioneros musulmanes (algunos injustamente encarcelados) dando a conocer que algunos de ellos no tenían relación con las altas esferas del poder de Al-Qaeda. Los métodos para sacar información eran a base de torturas realmente insoportables. La película hace hincapié en la explicación de estos métodos (los cuales fueron ampliamente aprobados) y la exposición de los mismos, que logra desembocar en las escenas más crudas del film, incluyendo ahogamiento o privación del sueño.

Hay un juego político constante. La invisible, pero presente lucha entre demócratas y republicanos logra un conflicto de intereses en donde se plantea si realmente hay que dar a conocer la información y que pasaría si cesan los métodos de interrogación. En una escena se menciona que un ataque terrorista podría debilitar al partido demócrata por los próximos veinte años. Esto, debido al conocido extremismo del partido republicano y su recurso de la mano dura. Algo que la población estadounidense anhela luego de un atentado terrorista.
La película posee un ritmo ágil como ya este ha caracterizado a las biopics norteamericanas de los últimos años, que parecen no salirse de la fórmula y que logran un entretenimiento informativo muy eficaz. Bastará ver ejemplos como Vice, The Big Short o The Wolf of Wall Street.
En las actuaciones no hay mucho que se pueda resaltar. Ningún personaje resulta complejo ni con profundidad. Todos parecen ser arquetípicos sin ningún tipo de desarrollo ni evolución. Se puede observar en algunas escenas algún que otro arranque de enojo, pero todo vuelve a la normalidad luego de unos segundos, como si no hubiese ocurrido. Es lo que la película amerita. No hay un Adam Driver obsesionado al estilo Zodiac.
En cuanto a la fotografía, la película alterna entre una paleta azulada, cámaras fijas y movimientos sutiles para las escenas en donde está Daniel Jones con su respectiva investigación; y una paleta anaranjada, con cámara en mano y movimientos más bruscos para las escenas correspondientes al mundo por fuera de la investigación de Jones, dando un aire de intranquilidad. La fotografía resulta simple y con esto quiero decir que no toma riesgos y que a la hora de metraje (o incluso antes) ya podemos adelantarnos al plano que viene. Esto no comprende un desafío ni una sorpresa para el espectador, que debe concretarse puramente en los diálogos, a veces por demás explicativos.

The Report resulta una película muy entretenida y dinámica, no por eso memorable, pero logra darnos una visión más amplia sobre los hechos post-9/11 y de cómo las grandes esferas de seguridad estadounidenses harán hasta lo más descabellado como excusa para asegurar el bienestar de sus ciudadanos.

Calificación 6.5/10

Crítica: Doctor Sueño

Por Agustín Villegas

Stephen King compro Disney!

Sí, finalmente se animaron y filmaron una secuela de ‘EL RESPLANDOR’. Tengo en claro que la película se basa en la novela homonima de King, pero el director Mike Flanagan se animo a que la adaptación haga canon la versión cinematográfica de Stanley Kubrick ¿fue una buena decisión? ¿le falta el respeto a la original? … bueno, hablemos de eso.

Ewan McGregor se pone en la piel del adulto Danny Torrance (sí, el nene del triciclo), quien continúa lidiando con sus poderes psquicos (el ‘resplandor’) y con sus traumas tras lo sucedido en el Hotel Overlook. Tras años de excesos y descontrol el muchacho consigue estabilizar su vida en un pequeño pueblo, pero todo se va a ir al carajo cuando un grupo de … ¿vampiros deboradores de almas? Liderado por una tal Rose the Hat se obsesione con cazar a una jovencita (Kyliegh Curran) dotada de un ‘resplandor’ extramadamente fuerte.

La película tiene muchisimas virtudes. El apartado visual de Mike Flanagan deja en evidencia la libertad creativa que el director tuvo para esta idea, ya sea en lo exótico de los planos o en lo perturbadora que puede llegar a ser por momentos. Si bien agarra MUCHISIMO de la versión de Kubrick se podría decir que la película se vale mucho por si sola, no copia el estilo visual de su predecesora e intenta hacer algo nuevo. Los primeros dos actos se sienten como una continuación verosímil de lo visto en ‘The Shining’, mientras que el climax cae en un exceso de referencias y fan service que tira por la borda la personalidad y la fuerza que Flanagan le había puesto al concepto inicial.

El nivel actoral es MUY flojo. A Ewan McGregor no se le cree ni un poco ninguna de sus lineas, y esto se aplica a TODOS los personajes excepto a Fergusson, quien hace a una villana muy alocada, soberbia y visualmente intrigante. El problema está en los dialogos, son pésimos. La escritura es tan plana y cursi que ni siquiera la brillantez de lo visual la caretea. La mezcla de sonido es de lo mas brillante de la película, cada vez que un elemento meta físico va a hacer aparición de fondo escuchamos el palpitar de un corazón, haciendo que la atmósfera sea mucho mas atrapante para el espectador.

El ritmo de la historia esta bien nivelado, lo cual no quiere decir que la historia sea buena. Las cosas inexplicables de EL RESPLANDOR se explican se formas cutres y simplistas, se pierde mucho el misterio detras del Overlock y de sus fantasmagóricos habitantes. Volvemos a ver al pequeño Danny de la película original junto a su madre, interprerados (gracias a Dios) por actores nuevos y no por copias en CGI, idea que me parecio técnicamente brillante pero a nivel narrativo solo fue un fan service mas.

Aunque me queje del fan service de “DOCTOR SUEÑO” por tener que ser objetivo admito que disfrute mucho volver a ver el Overlook, la recreación que se hizo fue magnífica y como fan de EL RESPLANDOR (de la película, nunca me interese mucho en el libro) me sentí feliz por un rato. ¿la recomiendo? La verdad que sí. Esta lejos de ser perfecta pero si es tomada como un homenaje con sello personal pueden disfrutarla, a pesar de sus errores la volvería a ver.

Calificación 6/10

Crítica: Un día lluvioso en Nueva York

Por Macarena Maidana
“Un día lluvioso en Nueva York” (A rainy day in New York, 2019) es una comedia romántica escrita y dirigida por Woody Allen. Con un flamante joven elenco entre los que resaltan Timothée Chalamet (Call me by your name) Elle Fanning ( Maléfica) y Selena Gomez (Monte Carlo); y lo completan Liev Schreiber, Jude Law, Diego Luna Cherry Jones, Kelly Rohrbach, Rebecca Hall, Suki Waterhouse, entre otros.

Gatsby Welles (Timothée Chalamet) y Ashleigh Enright (Elle Fanning), son dos jóvenes que se conocieron en la universidad de artes de Yardley y se enamoraron . Ashleigh, reportera estudiantil, consigue una entrevista con Roland Pollard (Liev Schreiber),un famoso director de cine que está próximo a estrenar una nueva película, para la revista de la universidad . Ya que la entrevista debe llevarse a cabo en Manhattan, Gatsby decide acompañar a su novia y de paso llevarla de paseo por los lugares más románticos.
Para mala suerte de Gatsby, Ashleigh se verá involucrada en una serie de eventos inesperados con Pollard, el guionista Ted (Jude Law) y un reconocido actor llamado Francisco Vega (Diego Luna). Completamente convencido de que iba a desperdiciar su fin de semana en la gran ciudad, Gatsby se encontrará de casualidad con Chan (Selena Gomez),una estudiante de moda que, casualmente es la hermana de su ex novia.

Noventa minutos le bastaron al director para hacernos sentir parte de tan bella historia, con planos increíbles del Central Park, las constantes lluvias sobre la ciudad y hasta incluso, el Museo Metropolitano de Arte ( aka The Met); la cinta lleva de paseo al espectador por toda la travesía que vive Ashleigh en la Gran Manzana o logra que muevan el pie al ritmo del jazz, con tomas de Gatsby tocando el piano que son verdaderamente majestuosas.

No hay que dejarse llevar por los afiches porque, según mi criterio, acá las estrellas son Elle Fanning y Selena Gomez. Con un humor completamente inocente por parte de Fanning y la dosis justa de sarcasmo en los chistes por parte de Selena, mantienen a uno riendo o sonriendo la mayor parte de la película. Con la duración justa y un final encantador, la película invita a vivir momentos espontáneos y románticos durante todo momento.

Crítica: Terminator: Destino Oculto

Estamos en una época dónde ya nos acostumbramos a la resurrección de franquicias que han sido icónicas en el pasado, pero que su uso o abuso posterior las han llevado al desgaste, pero que siempre hay lugar para un glorioso regreso. El caso de Terminator Destino Oculto es algo similar a lo que sucedió con el regreso de halloween, si bien son géneros e historias completamente diferentes, guardan una relación al regresar tomando como línea argumental solo las mejores películas de la saga, borrando huella de las terribles continuaciones que han tenido.

Terminator Destino Oculto vendría a ser como la tercera película de la franquicia, de este modo nos olvidamos de la genérica pero entretenida Terminator 3, de ese experimento raro que fue Salvation, y sobre todo del horror que fue Génesis (En que estaban pensando al poner a Emilia Clarke como Sarah Connor). Si bien podría parecer un pequeño alimento a la nostalgia (otro más) hubo factores en esta adaptación, que la hacían por más atractiva. Primero es la producción por parte de James Cameron (Padre de la saga y director de las dos primeras películas), la dirección de Tim Miller (Que nos dió mucho con muy poco en Deadpool) , el regreso del T800 (Hey, Arnold), y lo más importante, el regreso de Linda Hamilton en el icónico personaje de Sarah Connor. La realidad es que uno de los motivos por los que las siguientes entregas no han funcionado del todo, más allá de cierto maltrato de la franquicia, fue el hecho de que no contaban con el personaje de Sarah, en esta entrega nos damos cuenta que la franquicia también radica en lo personal de su historia, en la lucha que ha iniciado para salvar al mundo y que sea invisible a los ojos de los demás , y sobre todo la lucha por salvar a su hijo y ser una madre a la vez.

La historia nos da un golpe drástico para con Sarah Connor, y aunque pueda resultar muy tajante en un principio, fue una decisión efectiva para que podamos ver cómo siguió su vida después de todo. La historia presente, lamentablemente no está tan bien desarrollado, ya que han optado en pisar por lo seguro y contar algo que ya hemos visto. El relato se reescribe nuevamente, y volvemos a tener una nueva guerra contras las máquinas (Más precisamente contra la inteligencia artificial) , volvemos a tener un nuevo robot asesino que viaja al pasado para ir contra un personaje clave para la resistencia, se desata la acción, llega alguien para protegernos, participación del T800 y bla, bla.. Como cinta de acción funciona muy bien, aunque pisa por lo seguro solo para contarnos efectivamente el drama del personaje más importante (No quien es clave para la nueva resistencia, sino Sarah, la que siempre importó). La vuelta del T800 lo hace de una manera casi absurda, que si bien siempre es un placer ver a Arnold en acción, la realidad es que se podrían haber ahorrado toda esa trama de robot jubilado que presentaron.

Terminator Destino Oculto es la mejor tercera parte que tiene esta saga, y que su mayor virtud es el regreso de Sarah Connor, con una Linda Hamilton comprometida con su papel como en las épocas de los films de Cameron. La realidad es que aunque su acción es dinámica y entretenida, la película pisa por lo seguro para darnos una trama un tanto genérica, más bien una evolución de Terminator 2 que no termina de convencer.

Calificación 6/10