Crítica: La lección de anatomía

La semana pasada hemos tenido el placer de asistir al estreno de una nueva temporada de la obra La lección de anatomía, una obra que fue estrenada en el año 1972 y fue escrita por Carlos Mathus y que en su propuesta además de despojar a los actores de sus vestimenta, logra desnudar los conflictos humanos que van presentandose en una serie de secuencias interpretativas. Se trata de una propuesta que reluce desde el impacto visual y una calidad actoral que hace que el clásico siga vigente.

Quizá lo primero que nos llega a llamar la atención de la obra es esa presentación que en su momento habrá sido muy polémica, que fue iniciar la obra con una secuencia coreográfica en el que vemos a siete actores en escena completamente desnudos. Y si, la primera impresión resulta impactante , puede que para algunos incómoda o para otros sumamente llamativa , pero cumple con su misión de despojar al espectador e incluso a los actores en sus futuros personajes , de ideas y prejuicios. Todo se presenta como si de un nacimiento se tratase , dónde los cuerpos no hacen otra cosa más que explorar y evolucionar hasta que aparece el habla, y luego el razonamiento. Una vez pasado este tramo muy interesante, los actores pasan a vestir de blanco y a contar una serie de historias que combinan lo narrativo con algunos elementos coreográficos. Tenemos la historia de un padre que abusa psicológicamente y físicamente de su hija, un hombre consumido por las exigencias laborales, familiares y sociales, una mujer que hace hasta lo que no quiere para llegar a un status, entre otras cosas. El gran logro que tiene La lección de anatomía, es la humanidad que tiene a la hora de contar sus historias aunque las cuente de una manera poco tradicional, sin escenografía pero usando el cuerpo para recrear excelentemente cada escenario.

El gran mérito en la obra lo tienen los actores , y no solo por realizar la escena de desnudo con suma naturalidad, sino también por los cambios de registros y energías que suceden en cada relato. Se nota que se trata de un equipo de actores comprometidos con el proyecto y compenetrados con cada personaje,  dónde la coordinación grupal es de gran importancia, incluso cuando un personaje solo interactúa a gestualmente.

Teatro Buenos Aires: viernes  y sábados a las 23.30, Rodríguez Peña 411-CABA (esq. Corrientes).
Texto y coreografía: Carlos MathusDirección general : Antonio LeivaCompañía: 

  • Florencia Bario
  • Rodrigo Barrios 
  • Nicolas Breda
  • Camila Cahn
  • Valentina Cañeque Cerati
  • Samir Cuesta
  • Florencia Espinola
  • Luciano Heredia
  • Hermes Molaro
  • Omar Ponti
  • Juan Pablo Rebuffi 
  • Luisina Sceppacuercia
  • Matias Sciutto 

Prensa y Comunicacion: Laura Calle Rodríguez – Carina Onorato Bulat

Producción ejecutiva: Luciano Heredia 

Ph: Nacho Lunadei 

Diseño: Maria Della Bella 

Prep.Fisica: Daniel Bartra 

Música Incidental: Francisco Molinos

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s