Crítica: El regreso de Gulliver

Por Jorge Marchisio

Los viajes de Gulliver es quizás uno de los libros más adaptados a la gran pantalla, sin necesidad de pertenecer a una gran productora. Esta vez a nuestros cines nos llega El regreso de Guillier, una secuela a la historia que ya todos conocemos. Veamos que tal es.



La historia es bastante simple, con Gulliver volviendo a Lilliput, pero esta vez sin ser un gigante. Esto hace que la gente se sienta bastante decepcionada, lo cual le da carta abierta al rey, para acusar a Guillier de ser un fraude y culpar de cuanto mal asola el lugar.

Antes de comenzar, debo decirles que es bastante difícil hacer esta reseña. Y no porque estemos ante una película existencialista, o con muchas metáforas. Sino que es el claro caso donde uno no es el público al que obviamente apuntaron cuando aprobaron el proyecto, pero no por eso es justo que uno mate al film en cuestión. Así que veamos que sale de esta review.

Lo primero a destacar a favor, es que la animación es bastante buena. Es colorida y los personajes tienen el suficiente grado de caricaturización como para atraer a los más chicos de casa (quienes sí son el público al que se apunta), pero sin caer en dibujos simplones que demostraran unas nulas ganas de trabajar por parte del equipo de animación.

Lo que, sí podemos decir que no tiene demasiado sentido, es la trama. La gracia principal de Los viajes de Gulliver, es que cuando llega a Lilliput, este es un gigante. Si le quitamos ese factor, no habría nada que le de el toque de particularidad a la historia, y eso es lo que pasa con El regreso de Gulliver. Si, a través de la historia se busca explicar porque pasa esto, pero sigue sin cuajar y al menos a los grandes, nos va a quedar la sensación de que acabamos de ver algo sin mucho sentido.

Lo que sí destaca bastante es el apartado musical. Y no, no tenemos canciones al más puro estilo de la productora del ratón, sino que toda la banda sonora tiene un dejo a música celta que al menos a quien les habla, le gusta bastante; y ya por eso, se lleva un punto extra.

En conclusión, El regreso de Gulliver es un film infantil con todas las letras; ya que es de esos proyectos que, como adultos, solo nos va a tocar llevar a los chicos al cine y ya, nos queda muy poco para disfrutar. Una lástima.



Calificación: 5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s