Análisis: Rift Keeper para Nintendo Switch

Hemos tenido el placer de probar y analizar el juego Rift Keeper para Nintendo Switch, se trata de un título Roguelike y de plataformas que nos traer a un caballero que tendrá la tarea de ser un guardián de grietas y combatir a numerosos enemigos. Se trata de un juego desafiante, que mantiene un gameplay interesante aunque con algunos errores en su control.

Los guardianes de la grieta son antiguos guerreros que están a cargo de mantener a salvo el mundo de los enemigos que buscan romper los portales que separan el mundo de ellos con los que protege el protagonista. También sucede que luego de que muere un guardián , aparece otro nuevo para proteger el lugar, y esto lleva a la necesidad de comenzar desde cero. Los controles principales en el juego, te llevan a hacer acciones como esquivar , atacar y algunas características propia de los juegos de plataformas.  Cuando se llega a la grieta, para poder usarla , se tiene el requisitos de haber derrotado al menos al 70 porciento de los enemigos y luego recoger un botín que se les da por ello. Si bien la jugabilidad en su planteo está bien implementada, hay cierto vacío en su sistema de combate, que lejos de ser inservible, tiene una falta de profundidad y agilidad en el rendimiento. De todos modos una vez que se adapta uno a los controles, se puede manejar los combates con los enemigos, con una dificultad moderada y que va en ascenso constantemente. Lo que si funciona bien es su armamento, la variedad en elementos que hay disponibles, y que se obtiene con el dinero que uno obtiene en los botines al superar los desafíos en cada una de las grietas. Además de las armas, el personaje puede equiparse de anillos y collares que aumentan las barras de salud y la fuerza.

En cuanto al apartado visual, el juego cuenta con un buen diseño de niveles, armas y personajes. Con una ambientación adecuada con gráficos en 2D y un estilo puramente plataformero. También cuenta con un correcto uso de la paleta de colores, dónde su ambiente oscuro y post apocalíptico se mezcla con un colorido en las armas que resulta bastante agradable de ver. Quizá puede que con el paso de los niveles , la variedad en sus diseños se vayan diluyendo y cayendo en la repetición pero aún así funciona bien en todo su conjunto. El apartado sonoro es correcto, con buenos efectos de sonido en los momentos de combates.

Rift Keeper es un juego en 2D de estilo Roguelike y plataformas en el que debemos ser un guardián de grietas que debe enfrentar a un centenar de enemigo. La propuesta es interesante aunque su gameplay falla por falta de profundidad en sus controles, aunque para compensar tenemos un armamento y sistema de progresión que lo hace un juego simpático y desafiante.

Calificación 6/10

Análisis: Immortal planet

Últimamente son incontables los juegos que terminan comparándose con Dark Souls, y si, immortal planet es un indie que se considera inspirado en el famoso título de From Software. En esta ocasión la única comparación va a ser está, ya que dicha inspiración sirve más que nada para hacernos entender de qué se trata de un juego RPG Hardcore creando una experiencia de combate desafiante, a pesar de que cuente con ciertos altibajos.

El juego nos introduce a un mundo futurista en el que debemos combatir con una serie de enemigos que pueden aniquilarnos con mucha facilidad. Es así que en su sistema de combate, comenzamos despertando en un planeta de hielo infernal, ya desde el primer enemigo nos ponen a prueba sobre los movimientos que vamos a realizar, ya que desde el primer error volveremos al punto de control perdiendo toda la experiencia, y teniendo la obligación de volver a intentar, está vez mejor equipado. En el inicio toca equiparse con un arma y una reliquia, existen tres de cada uno para seleccionar, y cada uno cuenta con una habilidad determinada que será útil en el combate. Su control resulta bastante intuitivo, utilizando los mandos direccionales para desplazarte libremente hacia las direcciones de la brújula. Automáticamente seleccionas enemigos cercanos para entrar en combate, en un momento la cosa falla al tener un sistema de movimientos algo torpe, lo que incentiva a algunas derrotas . El combate consiste en aprender los patrones con los que se manejan los enemigos y utilizar los propios para para esquivar y dar ataques. Muchos de los enemigos requieren varios golpes para dar con su barra de salud, al subir experiencia puedes ir mejorando tus atributos básicos como la fuerza, agilidad resistencia entre otras, pero que al mejorar estás van perjudicando atributos como la salud o el daño que ocasiona el personaje. Debido a esto el juego tiene su parte de estrategia, aunque toca repetir que su movimiento algo torpe hace que su gameplay pierda parte de su escencia.

En cuanto al apartado visual, el juego cuenta con un diseño notable, con un estilo de caricatura con ambientación oscura y futurista. El título mantiene una vista isométrica fija con un rendimiento fluido, salvó en ciertos momentos de combate en el que las animaciones se vuelven algo lentas. El apartado sonoro es bastante notable, con una banda sonora que determina de forma interesante la ambientación en la que nos encontramos, además de contar con efectos de sonidos que cumplen con su función en los ataques. Toca aclarar que no hay voces en el juego, pero si tiene una muy buena ejecución en la parte de sonido.

Immortal planet es un juego independiente que se sube al carro de los títulos inspirados en Dark Souls, y que en escencia funciona al brindar una experiencia de juego entretenida y desafiante, pero que pierde con un control que puede resultar algo tosco. Aún así, inmortal planet nos deja una experiencia que entretienen, y que obviamente, no es para los que se frustran fácilmente.

Calificación 6/10

Análisis: Where the water tastes like wine para Nintendo Switch

La llegada del juego Where the water tastes like wine del estudio Dim Bulb Games funciona para que nos podamos adentrar en una original experiencia que nos invita a vivir sus relatos e historia , en conjunto a un apartado artístico notable. Tras una derrota en una partida de poker, debemos pagar nuestra deuda a través de historias. Estás historias son el plato fuerte del juego , que aunque su jugabilidad es más testimonial, su conjunto resulta bastante placentero.

Desde el momento en que perdemos esta apuesta y no tenemos la posibilidad de pagarla con dinero, nuestra opción resulta otorgar nuestra vida para ir encontrando pedazos de otras a lo largo y ancho del país. Y esta resulta nuestra tarea, en el extenso mapa de los estados unidos , debemos ir recopilando historias. Así empezamos en una casa donde tenemos que ponernos a escuchar lo que sucede, hay gritos y disparos y nos enteramos sobre lo que sucede ahí. Luego de eso vamos siguiendo nuestro camino y seguir escuchando nuevas historias. El control de nuestro personaje puede resultar algo tosco, aunque es funcional a los movimientos que se realizan en el viaje en el mapa. Las historias se van presentando a través de textos que llevan algunos minutos leerlos, también muchas de las historias van acompañadas con la voz de un narrador, que se sienten bien logradas y que en el juego podemos encontrar alrededor de 200 para encontrar.

Y es eso en lo que se basa el juego, en encontrar dichas historias, estar atento a ellas para determinar también el camino a seguir , estás también están distrubuidas en distintas categorías, determinadas en si son historias de amistad, amor, entre otras categorías. El juego no tiene una dificultad que resulte desafiante, más bien es un juego inmersivo en su propuesta. Quizá algo que le resta mucho, al público hispano, es que el juego está completamente en inglés. Esto incluye los doblajes de voces en varias de las historias y los textos del juego. Al ser un juego que se basa casi en su totalidad en el apartado narrativo, resulta necesaria la comprensión del idioma, así que para el que no tiene un inglés medianamente fluido, este no será tu juego. El título tiene algunas características más hacia lo jugable, que va desde la administración del dinero, tu salud, sueño, entre otras cuestiones, que funcionan para darle un sentido al gameplay y la necesidad de mantener un progreso.

El juego se trae consigo un interesante diseño artístico en cada una de las historias, manteniendo elementos característicos en cada relato. Además de los notables doblajes, el juego cuenta con una excelente banda sonora, que resulta inmersiva en varias de las historias, brindando en todo su conjunto, la cultura y la escencia de lo que fue estados unidos como sociedad en el pasado.

Where the water tastes like wine es una propuesta original e interesante, un juego que nos regala el poder de las historias darnos un juego que en su conjunto es rico y atractivo. Puede que al final el gameplay pueda resultar algo aburrido con el paso de las horas, o algunas de las historias no sean lo suficientemente interesantes, pero aún así se premia el valor sobre la propuesta, y la calidad artística que posee.

Calificación 6.5/10

Análisis: Strike Force Kitty para Nintendo Switch

Creo que me resulta difícil resistirme a un juego en el que los personajes principales son adorables gatitos, esto es lo que presenta Strike Force Kitty, un juego en el que un escuadrón de gatos deben salvar a la princesa gatita secuestrada por el imperio Fox. Se trata de un título que nació a partir de un juego de navegador, y que ha logrado salir en Switch, brindando una experiencia simple, ágil y entretenida.

En cada nivel tienes la misión de encontrar el mejor camino y a su vez ir obteniendo disfraces que serán útiles para ir contra los enemigos. Estos disfraces están hechos en referencia a la cultura pop, los cómics y el animé, y cuenta con más de 300 disfraces que además de contar con su aspectos coleccionables, cuenta con alguna habilidad en lo jugable. En cuanto a los controles, lo que mayormente se debe realizar en el juego es saltar, ya que los personajes pelean solos, y obviamente también buscar la manera de llevar al escuadrón al lugar que quieres llegar. La dificultad no es muy desafiante, aunque te incentiva a regresar niveles para fortalecer a tus gatos, todo esto está pensado para el disfrute de un público quizá más infantil, aunque la historia es bastante entretenida para todos.

A pesar de ser un juego que cuenta con un carácter web o de móvil, el título de adapta bien a la Nintendo Switch, teniendo un mejor rendimiento desde lo portátil. El apartado visual cuenta con un diseño de personajes coloridos y adorables, puede que sus escenarios y niveles no tengan demasiada profundidad, pero cumplen en su función de lo jugable. La banda sonora es bonita y dinámica con el juego, dicha banda sonora cambia con el ambiente en el que se encuentran los personajes dentro del juego.

Strike Force Kitty es un título que nos trae a unos adorables gatitos en un juego ágil y entretenido. Además de la jugabilidad principal, cuenta con acertijos y minijuegos que completan varias horas de entretenimiento para los más chicos, y disfrute para los adultos también. En su mezcla de rol, plataformas y estrategia , nos muestra una propuesta que aunque es muy sencilla en su ejecución, resulta bastante agradable para pasar el rato.

Calificación 7/10

Análisis: 140 para Nintendo Switch

Ya hace unos días hicimos un análisis del juego THOT, título lanzado en nintendo Switch por parte de Jeppe Carlsen y que ha llegado en simultáneo junto a 140, el juego que estamos por analizar. Manteniendo una estética minimalista como el anterior mencionado, este se trata de un juego que usa las plataformas y los puzles como modo de juego. Se trata de una experiencia simplista y un tanto desafiante, agradable si has probado THOT, aprovechando también la oferta de comprando uno y obteniendo el otro gratuitamente.

Si nos ponemos a mencionar sus mecánicas, las acciones que debemos realizar son más que sencillas. Debemos saltar , correr y coordinar con la música para conseguir avanzar, siendo un círculo cuando te mueves y un triángulo cuando saltas. La importancia del juego es la coordinación, que si bien puede resultar un tanto desafiante, pero a medida que comprendes sus controles, el dominio no resulta tan complejo. El juego cuenta también con algunas resolución de puzzles, de acomodar pequeños ascensores, así como también adaptarse a las formas que se acercan, y los pequeños jefes que van en sintonía con la música. Si hay algo que nos hace que nos quedemos enganchados con 140 , es lo hipnótico que puede resultar el uso musical, en sintonía con lo visual, manteniendo una serie de niveles muy bien diseñados, que aunque se lleva desde un estilo único, hay una diferenciación para cada nivel que le da cierto encanto a cada uno de ellos.

En cuanto al apartado visual, mantiene una estética muy similar a la que hemos visto en THOT, con un diseño minimalista, al igual que una combinación variada sobre el uso de la paleta de colores. Pero lo que realmente sobresale en el apartado técnico es la música, y la importancia que está tiene sobre la jugabilidad. Si te gustan los sonidos electrónicos , la realidad es que desde este punto, es lo que mantiene al jugador prendido en cada uno de los niveles , que mantienen una coordinación que resulta muy entretenido en el campo de lo jugable.

140 es un juego que se desarrolla a través de mecánicas simples, pero que mantiene una composición en conjunto a la música y los gráficos que la hace una experiencia satisfactoria. La música es el gran punto fuerte de 140 , y lo mejor, es que lo puedes disfrutar en conjunto a THOT, comprando uno y obteniendo el otro.

Calificación 7.5/10

Análisis: Rugby 20 para PS4

Quizá el rugby no sea el deporte más popular por estos lados en este preciso momento, pero más allá de eso , toca reconocer el esfuerzo y la labor por recrear una disciplina particular y que cuenta con mucha riqueza al trasladarlo al mundo del videojuego. La gente de Eko Software junto a Big Ben, ha logrado hacer una representación interesante en el campo de la simulación de deportes, manteniendo un sistema de juego fluido y gráficamente correcto.

Ya en anteriores análisis había mencionado sobre la dificultad de reseñas los juegos de deportes, un género con el que me ido haciendo amigo en este último tiempo. Su disfrute obviamente radica en el interés que se tiene en la práctica que estamos queriendo jugar, aunque si también toca analizar si dicha práctica está bien implementada. La empresa Big Ben, junto a las desarrolladoras que trabajan para su compañía , nos han brindado en este último tiempo una gran cantidad de juegos de simulación. Sean de deportes o de conducción, es un terreno que es necesario crear unos estándares algo más que aceptable, más si no provienen de productos populares que manejen altos presupuestos. No vamos a comparar una máquina del marketing como lo es el fútbol, con un deporte como el Rugby, que cuenta con su creciente números de seguidores, pero no al mismo nivel. Ya con los estándares que Big Ben nos ha traído en sus últimos juegos del género, Rugby 20 llega con un trabajo que denota el refinamiento que se logra con un producto más modesto, para un público quizá más minoritario.

Acá no vamos a echar en líneas el reglamento del deporte , que si igual no lo conoces, no resulta muy difícil de comprender. Si vamos a hacer mención de las acciones que generalmente se realizan en la práctica, como lo es correr, empujar, agarrar o embestir; como las acciones que se pueden realizar en dicho juego. Para ello se necesita de un sistema de juego, que pueda ser lo suficientemente intuitivo y que respete su carácter de simulación. Para que su jugabilidad pueda ser dinámica a la hora de la práctica, su pequeño tutorial es claro en cuanto a los controles y las distintas jugadas que se pueden realizar, ya que este mismo deporte nos pide que seamos estratégicos para enfrentar cada partida. Aunque sus controles sean sencillos, su jugabilidad puede resultar un tanto dura al principio, quizá porque la misma IA contenga una dificultad más compleja de lo que debería , aunque con su domino la cosa pueda controlarse.

No soy muy conocedor de ligas , equipos y jugadores, aunque si toca hacer mención de algunas de sus licencias, al menos con un carácter informativo. El juego cuenta con algunas de las ligas europeas , como la primera división inglesa . También cuenta con una serie de equipos internacionales con su equipamiento y jugadores oficiales. Aunque también existe una serie de equipos sin licencias oficiales, representados en países como Argentina, Nueva Zelanda , Estados Unidos, entre otros.

A nivel visual podemos notar el trabajo que se ha tenido de llevar el apartado gráfico apuntando al realismo, aspecto que muchas veces queda a medias en productos de modesto presupuesto. Quizá pueda que exista una desproporción en los modelados algunos jugadores, que podemos notar algunos mejor trabajados que otros, pero aún así el acabado en general es bastante correcto. Las cosas mejor se sienten en el mismo gameplay, que nos brinda una imagen limpia de todo el terreno de juego. El apartado sonoro está bastante bien implementado, aunque toca decir que toda su narrativa está completamente en inglés , algo que le hace falta su traducción a pesar de ser un título que no predomina por lo narrativo.

Rugby 20 es un ejemplo de la línea que maneja Big Ben en sus juegos de simulación y deportes, quizá no sea el mejor producto en este campo, pero logra un equilibrio entre gráficos y jugabilidad para brindar una experiencia visualmente notable con un gameplay fluido. Una de los aspectos que nos echa para atrás es el tema del idioma, algo que ya muchos juegos por más modesta producción que tengan, logran trasladar el idioma a nuestro territorio. Al que no le importe eso y le interese obviamente el Rugby, es un juego bastante correcto y entretenido.

Calificación 7.5/10

Análisis: Pixel Gladiator para Nintendo Switch

El mundo de los juegos indies dentro de Nintendo Switch se ha vuelto bastante amplio, teniendo títulos para todos los gustos. Si es una realidad que nuestra labor al realizar un análisis, da la posibilidad de que la gente pueda saber un poco sobre los juegos que salen y ver si desean elegirlo dentro de un catálogo que cada vez es más extenso. Es por eso que en esta ocasión, comentando el juego Pixel Gladiator, intentaremos entrar en detalle sobre lo que el título nos ofrece. En un principio de trata de un juego con una estética en 16 bits, y que nos presenta un Tower Defense pero que nos otorga un personaje completamente manejable que será de ayuda a nuestras defensas para enfrentar a las horas que nos quieren atacar.

Es muy usual que en estos últimos tiempos existan lanzamientos de juegos que mantienen una fusión o mezclas entre distintos géneros y estilo de jugabilidad. Es por eso que a veces resulta difícil darle a un título solo una definición de juego, ya que si bien Pixel Gladiator entra en la categoría del Tower Defense, no lo es completamente. Con nuestro personaje manejable , tendremos que ayudar a nuestras defensas detener a las hordas , distribuidas en cuatro arenas disponibles para jugar y donde en cada arena cambian las defensas que podemos utilizar en los ataques que llegan. También el título se basa en la progresión, es inevitable morir, y por eso la experiencia te permite que puedas comprar equipamiento que servirán de mejora para la defensa. Además de la acción por el personaje manejable, el título necesita de la estrategia y la administración de tu defensa, ya que una buena construcción de la misma será necesaria para la supervivencia.

A pesar de mantener una premisa juegable interesante, puede que el título resulte bastante básico en la práctica y en sus modos. Este contiene dos modos de juegos diferenciados , uno sería el survival y el otro la arena, teniendo algunas subdivisiones de este modo. El survival resulta un ataque dónde debes sobrevivir hasta donde puedes, y que funciona solamente para ganar puntaje y hacer la mejor marca posible dentro del juego. En el caso de las arenas, te permite ganar un dinero por sobrevivir a una determinada cantidad de oleadas, dónde también puedes mejorar tu defensa. La dificultad es moderada, en el caso de las arenas toca adquirir experiencia para poder estar listo para los enemigos que van aumentando en cantidad y dificultad. El proceso puede resultar algo lento y repetitivo, aunque existe una buena variedad en el armamento, justificando la progresión.

En cuanto al apartado visual, el juego cuenta con una estética diseñada en 16 bits, con una paleta de colores que denotan un ambiente oscuro y hostil. Su diseño maneja un escenario futurista , con una serie de enemigos bien implementados, aunque no logra traslucir una estética que le sea propia. El apartado sonoro es correcto, cuenta con una banda sonora que cambia con el paso de los niveles, pero que mantiene un estilo similar y acorde con el juego.

Pixel Gladiator es un juego que mezcla la acción con el Tower Defense, se trata de un título indie que cumple con lo que quiere ofrecer, una experiencia entretenida. Puede que no haya mucho más allá de eso, pero su gameplay resulta agradable, sobre todo cuando ya comienzas a aprender a armar tus defensas para combatir las distintas oleadas de enemigos que se avecinan

Calificación 6/10