Análisis: A Plague Tale: Innocence para PS4

Por Jorge Marchisio
En la Francia medieval, todo parecía ir bien para Amicia y su familia, salvo para su hermano Hugo, que tiene una extraña enfermedad que lo tiene recluido en su cuarto. Cuando una misteriosa plaga de ratas carnívoras nocturnas empieza a asolar la zona, la Inquisición le echa la culpa a la patología del pequeño. Ambos hermanos deberán escapar de los animales y humanos que los quieren matar, mientras intentan averiguar que está pasando.

A plague tale: innocence era de esos juegos que, sin hacer tanto ruido, era esperado por los gamers. Ya sea desde su historia o planteamiento, se veía como algo original al típico videojuego de matar y matar. Por suerte los amigos de Asobo Estudio estuvieron a la altura, y nos dieron algo digno de las expectativas que tenía.
La mecánica del juego es bastante simple. Cuando es de día, debemos evitar a los soldados de la inquisición, valiéndonos de nuestra honda; ya sea para hacer ruido y atraerlos a determinado lugar, para hacer caer objetos o simplemente para noquearlos de un golpe en la cabeza. Cuando es de noche, debemos movernos por zonas iluminadas a las que las ratas le son fóbicas; la honda vuelve a ser de utilidad cuando tenemos munición ígnea. Y en algunas situaciones, ambos contextos se mezclan, haciendo que el juego se complique más.

Lo malo de esto, es que para aquellos que se aburren con tanto sigilo y no poder ir matando a diestra y siniestra, desde ya les decimos que este videojuego NO ES PARA USTEDES. Ya que estamos ante un game que nos exige mirar y analizar la situación, antes de movernos si no queremos que a nuestra protagonista la terminen matando.
Como abran notado en la sinopsis de la historia, en la aventura nos acompaña un personaje. Estas decisiones por parte de los estudios son una moneda al aire, ya que pueden salir compañeros muy útiles como Ellie de The last of us, o totalmente inútiles como Ashley en Resident Evil 4. Por suerte Hugo no se acerca al segundo caso. Si bien no es demasiado útil a la hora de avanzar, con unos simples comandos podemos hacer que se quede o nos acompañe, dependiendo la situación, o incluso que nos abra algunas puertas pasando por agujeros. Un personaje simple pero efectivo.

A plague tale: innocence es un juego bastante recomendable, pero no para todo el mundo. Si les gustan las buenas historias, y los desafíos donde debemos usar la cabeza más que los reflejos para matar; sin dudas están ante una más que recomendada opción.

Lo mejor: la trama, la jugabilidad brilla en su simpleza.

Lo peor: puede tornarse repetitivo.

Calificación 8/10

Anuncios