Reseña: Siempre hay que irse alguna vez de alguna parte.

MEMORIAL DE UN TIEMPO EN FUGA

Dos amigos, ya próximos a su sexta década, tienen la idea entusiasta de hacer un documental de su pueblo, aquel del cual partieron hacia las luces de la gran ciudad, hace ya muchos años. Los acompañan sus actuales parejas, ajenas al lugar, por ende al proyecto, por lo que terminan siendo apoyo logístico, ácidas comentaristas, transporte de víveres ó palos en la rueda, según las circunstancias.

Ya nada queda en pié de aquel pueblito tantas veces visitado en sus memorias. Ni la escuela que los juntó, ni la librería, ni el banco de la plaza, ni el cementerio. Ni siquiera sus casas, donde se criaron y soñaron, son lo que eran. Comentaristas de lo que fué y ya no está, continúan con la filmación de la nada, el documental es el registro de un páramo comentado, hasta que una falla mecánica en el auto los obliga, varados, a pasar la noche fría en el pueblo
fantasma.

¿Cómo se hace para apresar el pasado? Por qué los recuerdos son como relámpagos que reaparecen sin ser convocados y así como vinieron, ¿Se van?
Por qué ese lugar, aquella situación, esas palabras, aquel aroma, que fueran fundacionales en la épica de mi vida, las observo hoy y ya no son ni la sombra de lo que fueron. El tiempo es como un tifón arrasador que todo lo destruye, lo
construye, lo resignifica…

El relato, tal olas memoriosas, cuenta los conflictos de los personajes con el
tiempo y sus recuerdos, en clave de comedia dramática. La escenografía, despojada, de un blanco imponente que envuelve el espacio escénico, nos remite a que todo puede ser posible, aún aquello inasible ya.

Las actuaciones de Roberto Castro, Marcelo Bucossi, Mercedes Fraile y
Gabriela Izcovich, son muy buenas y se convierten en el dispositivo adecuado para albergar lo lábil del relato, ora melancólico, ora de graciosa ternura.

La iluminación es funcional a la historia. El texto y la dirección de Gabriela Izcovich es simple en su propuesta e imbricado en su construcción. Necesita de
actores con mucho oficio, y los tiene.

Nota: el monólogo de Marcelo Bucossi haciendo referencia al tiempo como
caníbal, sencillamente exquisito.

FICHA TÉCNICA:

Con: Marcelo Bucossi, Roberto Castro, Mercedes Fraile, Gabriela Izcovich
Dramaturgia y dirección: Gabriela Izcovich
Luces: Ricardo Sica
Música original: Lucas Fridman
Asistencia de dirección y producción ejecutiva: Marco Riccobene
Prensa: TEHAGOLAPRENSA
Duración: 60 minutos

Teatro: NoAvestruz – Humboldt 1857. Palermo.
Funciones: sábados a las 22.30 hs.
Entrada: $200 (estudiantes y jubilados $150)
Reservas: /www.alternativateatral.com
Informes: 4777-6956 ó por mail areservas@noavestruz.com.ar

A. R. BELANO

Anuncios

Deja un comentario