Crítica: Deadpool 2

El estreno de la primera entrega de Deadpool fue todo un soplo de aire fresco en el cine de súper héroes , caracterizado por su particular humor y la calificación R que poseía , convirtiéndose en la película más taquillera de dicha calificación. Esta secuela venía con el desafío de brindar lo que nos dejó su predecesora , si bien logra el mismo entretenimiento, sus excesos perjudican una trama que podría haberse explorado con mayor profundidad.

La primera Deadpool fue toda una sorpresa, se trató de un film que se caracterizó por su humor (no apto para menores) , bajo presupuesto y escenas de acción que no escatimaba en sangre y crudeza. De este modo y gracias también al empeño del actor Ryan Reynolds y los realizadores del film , lograron hacer el personaje a su manera al poder plasmar sus ideas del personaje con total libertad. El problema de Deadpool 2 es que te da esa sensación de que estás viendo lo mismo pero totalmente recargado , toca aclarar que entretiene (y mucho) pero se nota la excesiva inserción de los recursos que habían sido exitosos en la anterior entrega, dándole cierto agotamiento al film.

Por momentos la historia se arriesga a mostrar algo distinto en lo narrativo , destacado por la relación con su novia , la introducción del universo X men y la idea de que Deadpool sea una especie de héroe. La realidad es que lo sádico del personaje se mantiene en escencia , algo que se agradece. Existen algunas introducciones de personajes que podíamos ver en el tráiler , que al final no era lo que parecía , aunque su enfoque es interesante y pueda dar una orientación de lo que vendrá a futuro.

La aparición de Cable , interpretado por Josh Brolin , es lo más acertado en el film. Aquel soldado que regresa del futuro para asesinar al mutante que matará a su familia , logra destacarse como un antagonista que no llega a ser propiamente un villano. El actor , que también le da vida a Thanos dentro del universo de Marvel , tiene su chiste dentro del film como no podía faltar. Si bien podría haberse explorado un poco más sobre la vida del personaje, su aparición es más que correcta y funciona para contrarrestar toda la locura del personaje principal.

Si, Ryan Reynolds se luce como Deadpool y lo sigue haciendo en esta entrega, eso no es algo para quejarse. Para destacar , como vimos en los trailers existe una clara dosis de humor en contra del universo DC y como frutilla del postre , una escena post créditos imposible de perdérselo.

Esta secuela está a cargo de David Leitch ( John Wick) , que denota cambios en relación a las escenas de acción , en el que se mantiene un ritmo más acelerado muchas de las escenas. Si hay una adecuada combinación entre acción y comedia , el olvido va desde lo narrativo , que podía explorarse un poco más . Pero aún así la cinta es “Zarpada” en entretenida , que no deja espacio a la decepción.

Deadpool 2 es un entretenido film que si bien no supera a la primera entrega , logra mantener el nivel y la escencia de aquel personaje sádico, jodon y sangriento. Si bien es cierta una ligera saturación del humor , que opaca un poco la narrativa de la historia, la película deja momentos desopilantes y memorables.

PD: Imperdible la escena post créditos.

Calificación 6.5/10

Anuncios

Deja un comentario