Crítica: Sicario 2

Este es el año de Josh Brolin

Sicario fue un film que ha logrado destacarse gracias a labor del director Denis Villeneuve, que ha logrado firmar una película que impacta por mostrar un relato seco y directo , destacable en la estructura de su relación, escenas de acción y sus actuaciones. Está secuela ha llegado debido al éxito comercial que ha tenido la primera entrega , y para sorpresa se trata de una película que no tiene nada que envidiar a su predecesora, brindando un relato fuerte y que te deja con ganas de más.

En Sicario 2: Día del Soldado, la guerra de las drogas en la frontera de Estados Unidos y México se intensificó debido a que los cárteles comenzaron a traficar terroristas para que crucen hacia el lado estadounidense. Para hacer frente a esta guerra el agente federal Matt Graver (Josh Brolin) vuelve a colaborar con el voluble Alejandro (Benicio Del Toro).

Lo bueno de este relato es que no tiene prejuicios a la hora de contar una historia sobre los carteles de droga, el terrorismo y el trabajo de los agentes de gobierno. Si , sabemos que si bien trata de manejarse en una línea semejante a la realidad, el sentido de ficción está bien remarcado. Los protagonistas Josh Brolin y Benicio del todo , salen hacia la frontera para realizar el trabajo sucio con una táctica peculiar, que los mismos carteles de droga sean los que armen la guerra entre ellos para y así combatir esta problemática. Obviamen para ello deben pasar por encima de la ley, cosa que también tiene sus peligros. Ambos personajes saben el peligro que esto conlleva , pero también hay valores y algo de honor , lo que da un interesante fiel a los conflictos del film.

La dirección de Stefano Sollima resulta más que correcta , aunque claramente no llega al nivel de Villeneuve, que ha contado con una dirección más precisa, además de la excelente fotografía de Roger Deakins. Sin duda, es el guión de Taylor Sheridan el que permite que podamos ver un relato trepidante, sin olvidarse de la lectura sociopolítica que la historia conlleva. Las estética y la fotografía del film de concentra en ese contexto social , generando grandes momentos de tensión donde a nadie le tiembla el pulso para apretar el gatillo.

La historia juega con la doble moral de los personajes , y es allí donde se llegan a profundizar un poco más los personajes de Del Toro y Brolin. Ellos realizan un gran trabajo en conjunto y por separado , ya que existe la necesidad de que cada uno tome su propio camino. Es allí donde se denota la solvencia del film, debido a la capacidad que tienen los personajes para tomar su rumbo y generar dilemas muy interesantes , como el salvar a la hija de un capo de la droga , que ha sido un enemigo personal de uno de los actores principales del film. Si, Josh Brolin se lleva los aplausos, si bien su participación ha sido medida , pero resulta clave en cada una de las decisiones que toma y en todo lo que hace. Queremos más del buen Brolin.

Sicario 2: El día del soldado es una secuela que logra sorprender, no por superar a su excelente predecesora, sino porque se esperaba una continuación de manual , algo que suele suceder cuando se intenta continuar una cinta exitosa comercialmente. La película mezcla el thriller político con la acción que se desata en la guerra contra el narcotráfico, y el terrorismo.. Grandes actuaciones de Josh Brolin y Benicio Del Toro, donde vuelven a ensuciarse las manos para darnos una película interesante, socialmente crítica y con muchas balas.

Calificación 8/10

TITULO ORIGINAL: Sicario: Day of the Soldado

ACTORES PRINCIPALES: Isabela Moner, Benicio Del Toro, Josh Brolin.

GENERO: Policial, Drama, Acción.

DIRECCION: Stefano Sollima.

ORIGEN: Estados Unidos.

DISTRIBUIDORA: UIP – Sony

ESTRENO: 28 de Junio de 2018

122 Minutos

Anuncios

Deja un comentario