Reseña: Chicos católicos, apostólicos y Romanos

Chicos católicos, apostólicos y Romanos es una obra creada por Juan Paya, quien además ha participado en la obra en calle corrientes junto a actores como Juan Guilera, Agustín Sierra, Nicolás Maiqués, entre otros. Esta puesta ha resultado un éxito que ha durado 6 temporadas en cartel , destacándose como una comedia irreverente que parodia la vida de unos chicos dentro del colegio católico. En esta ocasión, Dag producciones ha traído la obra al oeste de Buenos Aires , en una puesta algo más under pero no menos divertida que la original.

Cuatro niños de uniforme de una escuela privada y católica, una imagen de un Cristo muy kitsch y cuatro cubos en el piso que se disponen de tal modo que cambian la escenografía de un momento al otro. Los chicos católicos están en el quinto grado ansiosos y temerosos por tomar la comunión. Debido a éste acontecimiento, les surgen dudas y planteos en torno a la religión, a la iglesia como institución, a los pecados capitales, al cielo, al infierno y a la
sexualidad, en la que hacen hincapié, y por sobre todo a la crueldad pura de los niños a esa edad.

La función principal que tiene la obra es hacer reír al público , con un humor irreverente y políticamente incorrecto, que lo logra con gran eficacia. La trama también funciona para realizar una parodia al catolicismo , en una burla a aquellas reglas y valores que dictan. La presencia de niños , interpretado por adultos, denotan la inocencia y también la maldad que hay en estos , la pureza de la infancia hace que se puedan decir las cosas sin filtros. La primera comunión es el objetivo de la historia, que sirve para tener un hilo conductor en el relato , aunque todo lo demás son locuras, divertidas locuras…

Los actores en escena entienden perfectamente de que va la obra y que es lo que quieren ofrecer , risas a montones. Todos ellos saben jugar a este juego , teniendo de base a los actores de la puesta original, pero mostrandose con brillo propio. Uno de los personajes a destacar es el de Álvaro (Interpretado por Diego Martín) , ya que las características de su persona responde a lo que está prohibido dentro de la institución. Así en la obra se lo llama “maricon” de una manera prejuciosa y despectiva. ¿Acaso como sociedad no somos prejuiciosos? Se toma este elemento para burlarse de ese prejuicio, con un personaje hecho a raíz de los estereotipos, bien interpretado y en el que habrán risas aseguradas.

Chicos católicos, apostólicos y Romanos es una gran comedia a la cual se le ha dado la oportunidad de expandirse a su público. Bajo la dirección de Alexis Mazittelli, la obra se adapta bastante fiel al material original, pero permitiendo el lucimiento y brillo propio de los actores , haciéndola disfrutable para todo el público, hayan visto ya la obra o no. Cómo dato adicional, la obra se presentará en agosto en el teatro municipal de morón , con entradas gratuitas, gran oportunidad para reírse en una noche de teatro.

FICHA TÉCNICA
AUTOR: Juan Paya
DIRECCIÓN: Alexis Mazzitelli
ELENCO: Diego Martín, Alexis Mazzitelli, Luciano Roldán, Lucas Sarquiz y Matías Sulas.
PRODUCCIÓN EJECUTIVA: Gisela Gómez
PRODUCCIÓN GENERAL: DAG Producciones
COMUNICACIÓN Y PRENSA: Alexis Mazzitelli
COMERCIALIZACIÓN: Diego Martin
COMMUNITY MANAGER: Maximiliano Ferrara y Alexis Mazzitelli
FOTOGRAFÍA: Maximiliano Ferrara y Christian Maldonado
DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA: Ana Díaz Taibo

Anuncios

Un comentario en “Reseña: Chicos católicos, apostólicos y Romanos

  1. En una de esas si estos fascinerosos inadaptados leen (espero que sepan leer) de que se trata esta obra, se les abra un poco la cabeza para que se les ventile el odio ancestral y secular permitiéndose ser un poco más libres

Deja un comentario