Crítica: La casa con un reloj en sus paredes

La casa con un reloj en sus paredes es una película de corte familiar que está protagonizada por Jack Black y Cate Blanchett y está dirigida por Eli Roth. Cabe destacar que se trata de una película por demás entretenida , pero tiene algo peculiar, resulta en momentos un tanto terrorífica para llevar a los niños a las salas del cine.

Lewis es un niño huérfano que se muda a la casa de su tío. Pese a que todo parece normal, ese hogar, su tío y su vecina esconden muchos secretos. El extraño tic-tac de un reloj resonando por las paredes de la casa inquieta al pequeño, lo que lo lleva a intentar descubrir los misterios ocultos. Sus descubrimientos desembocan en la apertura de un portal a otro mundo plagado de criaturas mágicas que provocará la destrucción del nuestro si no logra detenerlo a tiempo.

La historia es sencilla pero está bien contada, y se apoya sobre todo en el humor en los personajes de Black y Blanchett. La realidad es que se trata de una comedia de ciencia ficción pensada para la familia , aunque por momento existe un manejo de la tensión y el suspenso, que podría causar algunos sustos tanto a los adultos como a los niños. Esto no quiere decir que el film se maneje mediante un lenguaje adulto , ni que tampoco exista algún tipo de violencia explícita para no calificarla como una propuesta familiar. Sino más bien que en algunas escenas, el suspenso denota algunos tintes de terror, sin mencionar a los muñecos que habitan la casa protagonista, que resultan un tanto demoníacos. La cuestión es, si tus niños no son impresionables a estas cosas , la propuesta es entretenida y divertida , sino es así , seguramente salgan llorando en algún momento del film.

Podemos destacar las actuaciones de Jack Black y Cate Blanchett, aunque es obvio que no están en sus mejores papeles , existe química entre los personajes que hacen bastante llevadero al metraje. El niño protagonista por momentos resulta un tanto insoportable, pero igual, en su conjunto se ha realizado un buen trabajo.

La dirección está a cargo de Eli Roth (Hostel, Death Wish) , cuya incursión en el cine familiar es bastante peculiar. Cómo había mencionado antes , la cinta denota ciertos tintes de terror, que sin llegar a ser un fallo , toca aclararlo antes de recomendarla para llevar a los niños al cine. En cuanto a la fotografía y los efectos especiales , si bien no son muy destacables , se ha realizado un trabajo correcto en la ambientación de los hechos. Su fuerte es el humor y el suspenso que se encuentran perfectamente combinado , cumpliendo su función de entretener. Quizá la cinta decae un poco hacia su final , pero no quita que en general se trate de una propuesta divertida y sin tantas pretensiones.

La casa con un reloj en sus paredes es una película familiar entretenida y con un buen manejo del humor , pero que puede resultar un tanto terrorífica para el público infantil. Con las actuaciones de Jack Black y Cate Blanchett, el film cumple con su cometido de entretener, y a la vez , regalar algunos sustos.

Calificación 7/10

Anuncios

Deja un comentario