Palabras de José “Pepe” Mujica en la Conferencia de prensa de “LA NOCHE DE 12 AÑOS

Palabras de José “Pepe” Mujica en la Conferencia de prensa de “LA NOCHE DE 12 AÑOS” 

FB_IMG_1538142975005.jpg

Tengo mucho que agradecer y reconocer a los compañeros que instrumentaron esta película, los cuales hicieron un enorme esfuerzo enorme. Agradecerles, porque en alguna medida representan las peripecias que pasó muchísima gente en esta América, no es un problema del Uruguay o de la Argentina; es representativo de cosas que han pasado en la historia de nuestra América y que están pasando por otros lugares.

Porque es parte de la lucha de la condición humana inconsciente o no, en realidad el fondo de la lucha es mejorar un poquito el caudal de la civilización en la cual hemos nacido. Claro que ambicionamos mucho más, el progreso social humano, está lleno de los cristales rotos de soñadores que quisieron cambiar el mundo y no lo lograron, pero dejaron un escaloncito de dignidad que se llama progreso humano.

Esos “viejos anarcos” que pelearon por las “ocho horas” y murieron, soñaban con un mundo sin clases, un mundo igualitario… ¡no no no no!… fracasaron, pero dejaron las ocho (8) horas, una conquista para los trabajadores del mundo, y así son las jubilaciones y así es todo lo que es el progreso que ayude es consecuencia de que hubo gente que luchó y naturalmente, tenemos mucha más capacidad de soñar y de querer, de lo que podemos concretar y lograr.

Bueno, a nosotros nos tocó pelear con la locura, porque más bien era un tipo de prisión que lo que buscaba es que quedáramos “lelos”, y triunfamos, no quedamos lelos… no quedamos del todo, pero nos quedamos con el mismo caudal que teníamos, sino no nos hubiéramos metido en la que nos metimos. El que se mete a cambiar el mundo, sabe que… en fin.

Es hermoso tener una causa para vivir, la otra es transformar el mercado en la causa que nos conduce y envejecernos pagando cuentas, comprando cosas una detrás de la otra que nunca alcanzan y confundir “ser con tener”.

Los caminos se bifurcan, o tú le das rumbo a tu vida será una pieza del mercado. Pertenecemos a los tipos que intentan hacer ejercicio de esa manera de pensar; esto tiene un contratiempo y algunos inconvenientes, pero qué hermosa que es la vida, si tuviera que vivir otra vez, diría: “sirva otra vuelta pulpero, a pesar de todos los pesares”.

“Considero que nunca hay un triunfo definitivo, por lo tanto, jamás hay una derrota definitiva”, apenas vamos andando…

No pensaba así, tuve una época en que era absolutista, me las creía todas; envejecer tiene sus inconvenientes y sus ventajas. Por lo demás mi agradecimiento por no haberme dejado entrampar, lo mismo que mis compañeros, por el odio. Porque el odio es ciego como el amor, pero el amor construye y el odio destruye.

No quiere decir que uno no tenga pena ni cosas, quiere decir que uno aprendió a andar con una mochila atrás y no vive para cobrar cuentas que nadie le va a pagar, sino que vive con la ilusión de aportar algo para mañana. No me importan los sufrimientos de ayer, me interesa la suerte de los que van a venir luego de nosotros y esto le da un rumbo a la vida.

Alguna vez uso una imagen, la naturaleza nos puso los ojos hacia adelante, hubiera estado bien tener un ojo en la nuca para cuidarse. Pero sin embargo la vida es mañana, no es la de ayer, ahora del ayer hay que aprender, esa es la cuestión.

Y gracias a vosotros, nuestro saludo al pueblo argentino, que es parte de nuestro pueblo. Somos algo más que hermanos, nacimos en la misma placenta, por lo menos tenemos casi los mismos defectos y pasiones parecidas. Gracias, que nuestra suerte está ligada a la de ustedes, porque por tradición cuando ustedes se resfrían, nosotros nos engripamos, asi que nuestro deseo es interesado. “(Risas)

 

Laura Pacheco Mora.

Anuncios

Deja un comentario