Crítica: Colette: Liberación y deseo

De la mano de Keira Knightley, vuelve este film de época, una biopic feminista basada en la vida de Sidonie-Gabrielle Colette.

FB_IMG_1540246623264

Hace un tiempo – y ahora con el movimiento #MeToo-, el feminismo se ha ido colando a la pantalla de cine, con diversas películas, que se proponen visibilizar el invisible trabajo de muchas mujeres, tanto en la reciente The Wife protagonizada por Glenn Close , como en Big Eyes con Amy Adams.
Ahora es el momento de Colette .

La película narra la historia de la escritora Sidonie-Gabrielle Colette, iniciando en el momento en que nuestra protagonista se compromete con Henri Gauthiers- Villars – Dominic West-, conocido como Willy, renombrado escritor y crítico cultural. El matrimonio avanza de manera feliz y tranquila, hasta que por problemas económicos Willy descubre el talento en la escritura de su esposa.

De allí brota “Claudine” publicación de mucho éxito, que se extendería por tres publicaciones más. La película cuenta las discusiones que se presentan en el backstage de la novela, la falta de voz de Colette, las ambiciones de Willy y presenta los nuevos romances de Colette con mujeres.

La película desarrolla con naturalidad la trama principal , concerniente a las discusiones de la pareja sobre la escritura fantasma de Colette, aunque de a momentos se desvía a otras líneas argumentales, como los romances de Colette con Georgie Raol- Duval – Eleanor Tomlinson- y Maquise de Belbeuf “Missy” – Denise Gough- y la carrera teatral de la misma, lo que quita un poco la atención del principal eje de la película.

Keira Knightley se desarrolla con naturalidad y de manera verosímil ante los diferentes estadios de Colette, desde la esposa sin voz hasta la mujer que se desnuda en escena explotando en los escenarios de teatro. Avanzada, para la época que vivía, la bisexualidad de la protagonista también se manifiesta como un punto de libertad. Dominic West al mismo tiempo , ofrece una excelente actuación como el esposo, encantador, patriarcal y manipulador.

El director presenta una película completa, tanto desde la musicalización de la película hasta el detalle en el vestuario de época. Ya habiendo encantado al público y a la crítica del Festival de Sundance, sólo podemos esperar que tenga un efecto parecido aquí.

Calificación: 8/10

 

Florencia Orué

Anuncios

2 comentarios en “Crítica: Colette: Liberación y deseo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s