Crítica: A Balkan Noir

A Balkan Noir (Sueca) de Dražen Kuljanin se proyectó en el ciclo “Al Este – Festival de cine de Europa central y oriental.” / Crítica de CJ Colantonio.

a_balkan_noir_en_balkan_noir-759568021-large.jpg

Lo que más admiré de esta película fue la presentación de nuestra protagonista.  Dentro de un auto consigue fármacos antidepresivos ilegalmente -bastante fuertes- y nos hacen pensar cualquier cosa sobre ella.  Sale del auto y raja un afiche en una pared para descubrir la imagen de una niña de siete años buscada. Sin más, nos damos cuenta cómo, con gran narrativa visual de la mano de Anna Patarakina, una talentosa directora de fotografía de origen ruso, en cómo el director nos dice sin texto alguno y con seguridad de que el público entenderá rápidamente, que nuestra protagonista es una mujer que no ha olvidado, pese a que los demás sí, el enorme dolor por la pérdida y la sed de venganza que le sale por los poros.  

Se siente el olor, se observa el humo.  Veinte cigarrillos fuma esta madre que busca a un culpable de la pérdida de su hija, quien despareció durante unas vacaciones, cinco años atrás.  Su esposo parece haberlo superado, pero la acompaña hasta que sane. Sanar para ella es buscar a quien torturar, porque el dolor no se detiene.

Una película muy al estilo Tarantino, con violencia que se completa en la mente del espectador, nos hacen entender el daño psicológico de los personajes eficazmente.  Los cortes temporales, pero sin tantas explicaciones, emulan este cine que parece un comic de Miller.

En su segundo largometraje, este cineasta de origen bosnio y afincado en Malmö, convence con ésta cinta por donde se la mira.

(Calificación: 8/10).

Anuncios

Deja un comentario