Crítica: Camino sinuoso

Por Daniel Alvarez

Camino sinuoso es una película que tiene como protagonista a Juana Viale, y que su premisa nos adentra en aquel dicho de “Pueblo chico, infierno grande”. Se trata de un film que comienza con potencial para contar algo interesante desde el lado dramático, pero todo de diluye a través de diálogos absurdos y actuaciones poco imaginativas.

Mía es una atleta que tuvo que retirarse de una competición internacional por haber sido acusada del uso de drogas para mejorar su rendimiento, hecho que también actualmente le está impidiendo gestar un embarazo. Viviendo en la ciudad, y con un esposo que la somete, recibe una llamada con la noticia de que su padre se encuentra gravemente enfermo y a punto de morir. Resulta que la relación con su padre ha sido áspera, ya que él fue motivo de mucha de sus desgracias, pero aún así decide viajar para poder despedirse de el. Allí se encuentran con su hermano, con el dilema que su padre se puede salvar si le donan un riñón, pero su hijo no tiene planes de ayudarlo. Luego de eso se abren subtramas , sobre los negocios del hermano de mía, la relación de ella con un lugareño, y cosas que sirven para desviar la historia del conflicto principal. Suceden muchas cosas sin un hilo conductor, y eso hace que el relato se vea muy desordenado y que ante sus giros en la trama , termine rozando lo absurdo.

En cuanto al elenco, la única interpretación destacable es la de la misma Juana Viale, ya que su personaje se encuentra bien construido a raíz de la relación con su padre , y es ahí donde se concentra su conflicto. El problema es que por momentos parece que terminan olvidándose de que ella existe y de su conflicto, para presentarnos dilemas que muy poco aporta a la trama. Las participantes de Gustavo Pardi y Arturo Puig no acompañan debido a lo inverosímil de su guión, y el pobre trabajo de dirección de actores. Los giros en la trama resultaban muy rebuscados , haciendo que los actores caigan en el patetismo a pesar de sus facultades interpretativas.

Algo que el film sabe aprovechar bien es su fotografía, marcado por los bellos paisajes de Villa La Angostura , y donde sus mejores registros pueden verse en las tomas de exteriores.

Camino sinuoso es un film que parte de una idea interesante pero que ha sido muy desaprovecha debido a lo absurdo e inverosímil de su guión. Lamentablemente las actuaciones no acompañan al flojo trabajo de Juan Pablo Kolodziej, que tenía las de ganar con una premisa potente. Se trata de una película desaprovechada y poco atrapante de la que nos olvidaremos pronto.

Calificación 4/10

Anuncios

Deja un comentario