Crítica: Plaza París

Por Sebastián Sabio

Esta es la historia de Gloria, una mujer perseguida por su duro pasado debido a los maltratos de su padre y a la vida de narcotraficante que llevaba su hermano, busca encaminar su vida y encontrar la paz. Para lograrlo acude a una psicóloga, a quien le cuenta todo lo que nadie sabe sobre su historia.

pp poster prensa arg baja.png

Se vuelve sumamente interesante descubrir todos los dolorosos sucesos que cayeron sobre la protagonista a lo largo de su vida. Es muy fácil sentir empatia por ella al verla contarlos y a la vez es impactante imaginarselos.

El personaje de Gloria es sumamente interesante. Al principio se muestra una mujer con apariencia inocente que a pesar de haberle sucedido cosas terribles en su vida ella ha podido optar por “el camino del bien” pero con el pasar del tiempo notamos que está persona no es tan ingenua e inocente como pensábamos y se ve un personaje mucho más rico que el de una simple víctima y uno puede notar como sus experiencias de vida caen sobre ella y la convierten en lo que es, una mujer que hace lo necesario para seguir adelante.

Está producción brasileña nos enseña la difícil vida que se lleva en una favella. Donde el narcotrafico, las armas, los golpes y la discriminación se hacen habituales. Nos hace reflexionar sobre la forma en que juzgamos a quienes vienen de un lugar de pobreza o simplemente como vemos a la gente que es diferente a nosotros.

Lo más destacado de la película son el guión, lleno de mucha sensibilidad y de imágenes sumamente claras y el inmejorable montaje. Las actuaciones son buenas pero ninguna llega a ser algo muy destacado.

Calificación 7/10

Anuncios

Deja un comentario