Reseña: Los Fantastickos

Por Candela Otero

Un musical con mucha historia, que se presenta por tercera vez en nuestro país, en El Cultural San Martín, con dirección de Diego Ramos, y con Juan Rodó como figura principal.

 

IMG_20190417_051226


Escrita por Tom Jones y con música de Harvey Schmidt, Los Fantastickos se ha transformado en un ícono de los musicales del circuito no comercial de Broadway. Con más de 40 años en cartel, cada año se hacen versiones en más países.


Es la historia de una adolescente (Eluney Zalazar) y un joven (Emmanuel Degracia) que son vecinos, y están muy enamorados, cuya relación los hace sentirse poderosos porque saben que están haciendo algo prohibido por sus padres, quienes, a su vez,son íntimos amigos y tienen deseos de que ellos se casen. Con la lógica de que los hijos siempre hacen lo contrario a lo que se les dice, intentan mantenerlos separados y construyen un muro entre sus casas. Sus padres elaborarán un ambicioso plan para lograr su objetivo del casamiento, que no saldrá como lo imaginan y disparará la historia hacia otro lado.


Esta adaptación nos trae una historia en la que predomina el humor, que cuenta con muchos condimentos: Una historia de amor, engaños, un tono irónico y de burla hacia sí misma, una postura minimalista, un reflexivo narrador, personajes clownescos, música en vivo, coreografías eficaces, y canciones muy bien interpretadas.

La música, recién mencionada, es uno de los puntos más destacables. El piano y el arpa (Hernán Matorra y Melina Belén Álvarez) interpretan hermosas y variadas melodías, y permiten que se luzcan las voces de los actores, todos de gran trabajo.


Fiel al estilo minimalista de la obra, la escenografía es sencilla, pero suficiente. Hay un personaje, de excelente trabajo, que se encarga de alcanzar todos los objetos necesarios para las distintas escenas y tiene graciosas intervenciones.
Asimismo, se destacan las coreografías (a cargo de Vanesa García Millán), muy divertidas, funcionales y para nada rebuscadas.

Una obra que demuestra que se puede hacer un buen musical sin la necesidad de una puesta abrumadora y visualmente impactante. Con un gran trabajo de su director, Diego Ramos, y un guión que sabe manejar el humor, y presenta sus momentos de crítica y de reflexión.

 

Funciones: Sábados 21 hs. / Domingos 19.30 hs.

Entrada: $300 / Estudiantes y jubilados $250

Duración: 100 min.

Centro Cultural San Martín: Sala Muiño

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s