Crítica: El Hijo

Por Candela Otero

Una película dirigida por Sebastián Schindel y protagonizada por Joaquín Furriel, que llega a los cines el 2 de mayo con una historia más que prometedora. Está basada en la reconocida nouvelle Una madre protectora, de Guillermo Martínez.

IMG_20190420_191428

En esta ocasión, Schindel vuelve a trabajar con Joaquín Furriel luego de consagrarse como director con El Patrón: Radiografía de un crimen, película que recibió numerosos premios y elogios por parte de la crítica.

Nuevamente, Furriel vuelve a destacarse en un papel de muchísima complejidad psicológica: su personaje es Lorenzo, un pintor de unos cincuenta años que se ve separado de su hijo recién nacido por el comportamiento extraño de su mujer, quien parece quererlo para ella sola. El hombre intenta desesperadamente tener contacto con el bebé y convencer a sus amigos y a la Justicia de que su mujer está aislando al niño del mundo. Lorenzo, de esta manera, es colocado en un lugar de víctima, al ser tratado como un loco cuando hace estas acusaciones, pero él está convencido de que es su mujer quien no está bien.

La situación se torna desesperante para el espectador porque es testigo de que nadie le cree a un personaje que está diciendo la verdad, y cuyas acciones, producto de la desesperación, lo terminan perjudicando. Aunque también genera que el espectador se pregunte: ¿Todo está ocurriendo como siente Lorenzo, o efectivamente está enloqueciendo, como creen los demás personajes?

El elenco realiza un gran trabajo. Se completa con Martina Gusmán, Heidi Toini, Luciano Cáceres y Regina Lamm.

Los personajes de Martina y Luciano serán un apoyo para Lorenzo y lo ayudarán a hacer frente a la situación.

Al igual que Furriel, Heidi se luce en su trabajo encarnando a una mujer noruega residente en Argentina, quien se obsesiona posesivamente con su hijo. Cuenta con la complicidad de su madre (Regina), una mujer estricta y de fuerte carácter.

Como particularidad, los diálogos entre madre e hija son en noruego y no llevan subtítulos, lo cual, de alguna manera, deja al espectador afuera de la conversación y le genera incomodidad por no poder entender qué es lo que están diciendo los personajes. Exactamente lo mismo le ocurre a Lorenzo, quien siente que siempre se queda afuera de los diálogos.

Con una estética muy bien lograda, que desde la dirección de arte consigue plasmar la oscuridad y la extrañeza del mundo que atraviesa esa familia, este thriller propone que el espectador pueda experimentar las mismas sensaciones de angustia y desesperación que vive su protagonista.

 

Puntaje: 9/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s