Crítica: Michelangelo Infinito

Por Rodrigo F.Ruiz 

Infinito (aunque sea solo por un instante)

Andre Bazin, ya decía, en los años 50, que la realidad es la materia prima del cine, que el cine es un arte que se hace con la realidad. “Realismo Ontológico” decía el crítico, dado que todo lo que vemos en la pantalla es la huella de algo que realmente existió. Al ver una película sobre uno de los más grandes artistas de la humanidad, donde la materialidad de su obra juega un rol tan crucial, las ideas del teórico están más vivas que nunca.

image[30].png
Michelangelo Infinito es un film de Emanuel Imbucci, de forma en extremo pedagógica nos introduce en la obra de Miguel Ángel Buonarotti . A modo de docu-ficción biográfica, yendo linealmente desde sus primeras obras a sus últimas, Imbucci expone las más importantes obras realizadas por el maestro italiano.

El documental contiene tendencias típicas que lo emparentan a ciertos audiovisuales hechos para televisión: excesiva reiteración, planicie en los personajes que presenta y falta de audacia, falta de un autor que nos muestre y nos guíe por la obra del autor del David. Es un film de gran proeza técnica y es justamente en la técnica donde el director parece mostrarse realmente interesado en la obra de Miguel Angel. Imbucci, hace énfasis, sobre todo a través del relato hablado, en las dimensiones, en la majestuosidad, en el dominio de la técnica en la obra de Miguel Angel.

Cuando el film se separa de la docu-ficción, y se limita a mostrar la obra, es donde realmente se vislumbra la genialidad. En estos momentos en que la realidad, la materia prima, las obras del artista se imponen al relato, a la anécdota, aparece lo divino de la obra de Miguel Ángel y por lo tanto también de la de Imbucci. La mostración de la capilla sixtina, la escala humana al lado de las figuras esculpidas, los enormes bloques de mármol exhiben la monumentalidad de la obra y realmente aquí, el director logra imágenes que expresan al autor de “El juicio final”.

En síntesis, Michelangelo es infinito, y aunque al film de Imbucci le falte audacia a la hora de acercarse al artista, los instantes en que lo logra, por más breves que estos sean, nos conectan como espectadores frente al esplendor del arte. Tanto de la escultura, como de la pintura, como de la arquitectura y como, claro está, (y aunque sea solo por un instante) del cine.

Calificación: 7 / 10

Ficha técnica
TÍTULO ORIGINAL: Michelangelo Infinito
DIRECCIÓN: Emanuele Imbucci.
ACTORES: Enrico Lo Verso.
GUIÓN: Emanuele Imbucci.
FOTOGRAFÍA: Maurizio Calvesi.
MÚSICA: Matteo Curallo.
GÉNERO: Drama, Biográfica .
ORIGEN: Italia.
DURACIÓN: 97 Minutos
CALIFICACIÓN: Apta todo público

Anuncios

Un comentario en “Crítica: Michelangelo Infinito

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s