Crítica: Doberman

Por Ignacio Festa 

“Si estás vestida así es porque esperas a alguien”, le dice Mirna a Mercedes después de recalcarle que se le ve la ropa interior. Está convencida que mercedes es la amante de su esposo y la ha visitado con el único objetivo de enfrentarla.

IMG_20190514_181228

Doberman es la primera película de Azul Lombardía, basada sobre la obra de teatro que presento en el ciclo de óperas primas del Centro Cultural Rojas en 2013. Interpretado por Mónica Riola y Maruja Bustamanente, el film trata sobre la conversación que Mercedes mantiene con Mirna en la cocina de su casa. Mientras espera que su hijo regrese, prepara un tuco para recibirlo con un plato de pastas. La visita de Mirna no es una casualidad: cree que su marido le es infiel con la dueña de casa y ha ido hasta allí en busca de una respuesta. El encuentro hará que las realidades de las dos mujeres se vean enfrentadas y termine de la peor manera: una tragedia doméstica.

La película busca retratar las habladurías que se gestan entre vecinos y como la envidia, el prejuicio y la hipocresía  repercuten en la vida de barrio. La personalidad de los personajes se va construyendo a través del diálogo. Si bien la conversación entre Mercedes y Mirna tiende a extraviarse, como suele ocurrir en cualquier charla ocasional, el espectador logra conocer la identidad de las protagonistas. El modo en que está filmada la película hace que el espectador se sumerja en ese mundo y presencie lo que ocurre en la película como si formara parte de la escena. A medida que la película avanza, las mujeres se irán embrollando cada vez más en la conversación, llevando al encuentro a un final inesperado.

A su vez, el film deja un mensaje de género acerca de una cuestión que afecta a ambas mujeres: la ausencia de la figura masculina. Mercedes es divorciada y, si bien vive con su hijo, pasa mucho tiempo sola porque el muchacho suele ausentarse en la casa. Mirna es madre de seis hijos, es consciente de que su pareja muestra poco interés en cumplir su papel de padre y esposo, pero se siente en la obligación de retenerlo para poder garantizar el sustento económico de su familia.

Doberman logra representar desde la cotidianeidad tanto miserias de estas mujeres como una problemática femenina que las damnifica a ambas. La cercanía de las circunstancias donde transcurre la historia hace que el mensaje que la película busca transmitir sea tangible para el espectador. La propuesta no carece de imaginación y creatividad como de verosimilitud. En un lugar cualquiera, donde parece que nada extraño puede llegar a ocurrir, suceden acontecimientos fuera de lo normal.

Calificación: 7/10

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s