Reseña: El loco y la camisa

Por razones que desconozco, hace mucho tiempo que venía teniendo pendiente la obra de Nelson Valente y la compañía Banfield Teatro ensamble, que ha cosechado un gran éxito en los últimos años tras su paso por el teatro El picadero y su paso por el exterior. Quería entender el porque esta obra sigue vigente convirtiéndose en una obra de culto dentro de la cartelera porteña. Lo poco que puedo en este párrafo sobre la obra, es que se trata de una comedia negra familiar, que nos habla sobre la violencia que se vive de forma implicita, y dónde un personaje que no responde a los comportamientos socialmente aceptables, destapa estos hechos en una intensa reunión.

Si nos ponemos a desarrollar un poco la premisa que nos trae el loco y la camisa, es simplemente una reunión familiar. Una familia de zona sur, con una madre que ha dejado de trabajar para criar a sus hijos, un marido con un carácter machista , y dos hijos, del cual uno es el denominado “Loco” por no responder a las normas sociales. Todo el conflicto se desata cuando la hija va a llevar a su novio a la casa a cenar, siendo la oportunidad para presentarle su pareja a la familia. La cuestión es que esta mujer, avergonzada quizá de su clase social y algo de su familia, pide a su hermano que no esté presente en la cena, ocasionando problemas con sus padres y con ella misma. La cena se lleva a cabo, y el loco hace gala de su presencia, destapando las caretas de cada uno de los integrantes, incluyendo al visitante.

Durante la obra se tocan temas como la infidelidad, el sometimiento de la mujer por parte del hombre, ya que este novio refiere que cuando tengan hijos, no permitirá que su pareja trabaje para dedicarse a la familia. Entre otras cuestiones, el loco y la camisa, lo que hace es brindar una catarsis no intencional de cada uno de los personajes, de los dilemas que guardan cada uno dentro, y donde el loco, parece ser el más cuerdo de todos. La dramaturgia de Valente es exquisita, pensada en el detalle en cada uno de los diálogos, haciendo una crítica a nosotros mismos como sociedad y como llevamos a cabos las relaciones con los demás

El impacto que tiene la obra desde la dramaturgia, no hubiera sido posible plasmarse si no fuera por la labor de cada uno de los actores. Cada personaje tiene su rol definido dentro de la historia, cada uno con sus propios demonios, interpretados de forma magistral. Los actores en escena son Lide Uranga como la madre, Ricardo Larrama como el padre, Soledad Bautista como la hija, José Pablo Suárez como el novio y Gabriel Beck como el loco. Toca hacer una mención especial por la interpretación de Gabriel Beck, quien realiza una labor excepcional en el papel de aquel personaje que logra desbaratar la convivencia familiar, y que en su locura nos destapa grandes verdades que los personajes deben enfrentar.

El loco y la camisa es una obra que tiene motivos suficientes para seguir vigente tras diez años de estar en cartelera. Es una de las obras que más te harán reflexionar, además de ser una excelente pieza teatral que mantiene un perfecto equilibrio entre el humor y el drama, que dejara más que satisfecho a todos los espectadores.

Teatro el picadero

Elenco: Soledad Bautista – Gabriel Beck – José Pablo Suàrez – Ricardo Larrama – Lide Uranga

Funciones: Domingo 20.30 hs

Entradas: Desde $600.-

Desde: 5 DE ENERO 2020.-