Análisis: Rift Keeper para Nintendo Switch

Hemos tenido el placer de probar y analizar el juego Rift Keeper para Nintendo Switch, se trata de un título Roguelike y de plataformas que nos traer a un caballero que tendrá la tarea de ser un guardián de grietas y combatir a numerosos enemigos. Se trata de un juego desafiante, que mantiene un gameplay interesante aunque con algunos errores en su control.

Los guardianes de la grieta son antiguos guerreros que están a cargo de mantener a salvo el mundo de los enemigos que buscan romper los portales que separan el mundo de ellos con los que protege el protagonista. También sucede que luego de que muere un guardián , aparece otro nuevo para proteger el lugar, y esto lleva a la necesidad de comenzar desde cero. Los controles principales en el juego, te llevan a hacer acciones como esquivar , atacar y algunas características propia de los juegos de plataformas.  Cuando se llega a la grieta, para poder usarla , se tiene el requisitos de haber derrotado al menos al 70 porciento de los enemigos y luego recoger un botín que se les da por ello. Si bien la jugabilidad en su planteo está bien implementada, hay cierto vacío en su sistema de combate, que lejos de ser inservible, tiene una falta de profundidad y agilidad en el rendimiento. De todos modos una vez que se adapta uno a los controles, se puede manejar los combates con los enemigos, con una dificultad moderada y que va en ascenso constantemente. Lo que si funciona bien es su armamento, la variedad en elementos que hay disponibles, y que se obtiene con el dinero que uno obtiene en los botines al superar los desafíos en cada una de las grietas. Además de las armas, el personaje puede equiparse de anillos y collares que aumentan las barras de salud y la fuerza.

En cuanto al apartado visual, el juego cuenta con un buen diseño de niveles, armas y personajes. Con una ambientación adecuada con gráficos en 2D y un estilo puramente plataformero. También cuenta con un correcto uso de la paleta de colores, dónde su ambiente oscuro y post apocalíptico se mezcla con un colorido en las armas que resulta bastante agradable de ver. Quizá puede que con el paso de los niveles , la variedad en sus diseños se vayan diluyendo y cayendo en la repetición pero aún así funciona bien en todo su conjunto. El apartado sonoro es correcto, con buenos efectos de sonido en los momentos de combates.

Rift Keeper es un juego en 2D de estilo Roguelike y plataformas en el que debemos ser un guardián de grietas que debe enfrentar a un centenar de enemigo. La propuesta es interesante aunque su gameplay falla por falta de profundidad en sus controles, aunque para compensar tenemos un armamento y sistema de progresión que lo hace un juego simpático y desafiante.

Calificación 6/10