Análisis: Breathing Fear para Nintendo Switch

Cuando en un juego se introduce la palabra Miedo, ya nos introduce al jugador en un título que por algún lado debe tener elementos que causen intriga o terror. Es así por lo que el juego Breathing Fear nos mete dentro de una tenebrosa y abandandona casa, mantiene una jugabilidad desafiante y con puzles que te harán ver el terror que este lugar esconde.

Breathing Fear nos introduce en una historia bastante sencilla, nuestro personaje será un prisionero en fuga que se refugia en una casa abandonada y allí pasan cosas. Al inicio entras con tu personaje en la casa apenas con una linterna y su traje de prisionero, empiezas a recorrer la casa y ahí empiezan a presentarse cosas que denotan que algo se esconde ahí y que tenemos una conexión con ello. Un elemento interesante , es que si nuestro personaje se asusta demasiado, no está preparado para sobrevivir a ello, por eso contamos con una barra que nos indicara la tolerancia a ello. La casa se encuentra oscura, por lo que la oscuridad también tiene su factor miedo que nos irá matando, obviamente nuestra linterna nos protege pero esta tiene un uso que resulta limitado, así que el juego nos invita a ser estratégicos, además de afrontar los puzles que se van presentando. La cuestión es que el juego cuenta con un factor desafiante , debido a una escala de dificultad algo elevada, puede que tengas que morir muchas veces si no te adaptas rápidamente a sus desafíos , y además de su terror, nos da algunos dolores de cabeza. Nuestro mayor trabajo es administrar nuestro medidor de luz y tener cuidado con la oscuridad, así mismo ir recabando las pistas que resolverá el enigma que hay con la casa. Hay elementos que sirven como para equilibrar el ritmo cardíaco, el alcohol es uno de ellos, tampoco es que nos vamos a emborrachar en el juego, sino que simplemente es una herramienta para tener un poco más de resistencia al miedo.

El título cuenta con una estética pixel, que si bien en algunos tramos ciertas cosas pueden resultar un tanto borrosas, este cuenta con elementos que lo hacen propio del género de terror con un estilo menos habitual. La oscuridad es uno de los recursos más utilizados y en conjunto con una banda sonora que hace eco del ambiente espeluznante, nos da un pixel art de terror bien logrado. Lamentablemente en la versión de Nintendo Switch no cuenta con los textos en español, una lastima porque el cuento cuenta con un seguimiento narrativo a base de texto, que si bien no es muy extenso, deja a fuera a muchos jugadores en nuestra región.

Breathing Fear es un juego de terror con gráficos pixel desafiante y terrorífico a la vez. Cuenta con una premisa simple, dónde nos adentramos en una casa que guarda muchos secretos y que debemos hacer todo para tratar de sobrevivir. Si bien es un juego que en momentos resulta difícil en exceso, cuenta con un sistema de juego interesante, en el que el miedo es lo que nos mata.

Calificación 6.5/10