Análisis: Snakeybus para Nintendo Switch

Vamos a decir que la mezcla que ofrece el juego Snakeybus es bastante extraña. De todos modos, las ideas raras cuando están bien ejecutadas siempre nos termina dejando algo interesante. Este es el caso del título publicado por Digerati, que si bien no se trata de un juego ambicioso o innovador, logra dejarnos unas buenas horas de entretenimiento.

Seguro muchos recordarán el juego snake, aquel que fue bastante popular en aquel momento en que empezó el auge de los teléfonos móviles, y en el que podemos recordar un famoso Nokia que venía con el juego de la víbora. Este título toma aquel concepto para llevarnos al género de la conducción, dónde seremos el conductor de un bus con características bastantes particulares. Si, este bus tiene una apariencia normal en principio, pero a medida que vas recogiendo pasajeros, este va aumentando su longitud de una manera considerable. En un principio nuestro objetivo es llegar a la mayor longitud posible, pero también tendremos en cuenta que navegamos en un escenario en 3D que representa a la ciudad en la que vamos a hacer nuestra locura de conducción. Si en el snake terminabas muriendo al chocar con tu propio cuerpo, aquí pasa algo similar, la idea es que no choquemos con nuestras partes del bus, aunque un choque no es la catástrofe , aunque si las cosas se nos termina poniendo bastante difícil para poder avanzar. Así con su propuesta alocada, y que a la vez nos brinda un concepto bastante simple como el del snake, el juego termina siendo bastante divertido para lo que se propone. Los mapas a los que podemos acceder son bastante variados y que se inspiran en distintas ciudades famosas del mundo. También lo que tiene de interesante es que podemos desbloquear distintos tipos de autobuses, en los que tenemos la posibilidad de realizar saltos, dónde la cosa termina siendo más loca de lo que realmente es.

En cuanto al apartado técnico, sin ser muy pretencioso, el juego nos ofrece una ambientación en 3D basta te atractiva en el diseño de sus escenarios, y obviamente los buses. El título no pretende tener un diseño de lo más realista, ya que con sus modestos gráficos dan una buena representación de como sería todo si los buses aumentarán su tamaño de esta manera. El apartado sonoro es la adecuada a la dinámica que la jugabilidad posee, y que nos acompaña con sus melodías en esta locura.

Snakeybus es un buen juego que parte de una premisa bastante absurda, bien podría haber quedado como esos experimentos de simulación que solo atrae por su concepto. La jugabilidad es dinámica y bastante entretenida , así que a aquellos que les interese jugar a las viboritas a una escala bastante mayor, la experiencia es satisfactoria.

Calificación 7.5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s