Análisis: Mask Of Mists para Nintendo Switch

Nos trasladamos a un mundo plagado de magia que ha sido alterado. Los portales de viaje se han cerrado y un mago se ha perdido en tierras desconocidas.

Encarnamos a un mercenario que deberá explorar un mundo lleno de enemigos y misterios para dar con la localización del desaparecido.

Mask of Mists nos sitúa ahí, en el centro del misterio y deberemos estar muy atentos para resolverlo.

En lo sencillo reside la belleza

Mask of Mists pertenece a 9 Eyes Game Studio, un pequeño equipo que, con pocos recursos, ha logrado un buen juego.

Aunque a primera vista peque de sencillo (y lo hace) el juego es una verdadera delicia para los amantes de los puzles.

Se desarrolla en primera persona y, si bien es cierto que deberemos combatir en alguna ocasión, no es su punto fuerte, pues lo interesante es hilar los datos que vamos consiguiendo para descubrir dónde está el mago y cómo llegar a él.

Es un juego que se ve bien, aunque con algunos fallos que enturbian la experiencia como la falta de idiomas (no está en castellano) y las largas pantallas de carga. Aún así, es de elogiar el trabajo realizado.

Magia para la vista

El estudio ha optado por una estética de dibujos muy acertada con la temática del juego pues le da ese halo de magia que impregna todo. Los escenarios están bastante vacíos, pero se suple con los detalles que aportan los entornos.

La historia nos vendrá a través de pequeñas escenas tipo cuento muy vistosas y bonitas. Tristemente estas escenas son mínimas y terminan dejando a la historia en segundo lugar resultando cuanto menos irrelevante.

Acompañándonos en todo momento tendremos efectos de sonido. Estos ayudan en gran medida a sentirnos realmente el mercenario pues se oirán las hojas mecerse con el viento, nuestros pasos, la hierba bajo nuestros pies…

Lo que sí resulta algo cansino es la banda sonora pues es bastante plana y sin cambios y eso, a pesar de que el juego no es demasiado largo, termina por resultar muy repetitivo.

Puzles y palizas

La jugabilidad se divide en dos ramas, por un lado, el combate y por otro la resolución de puzles.

En cuanto al combate, es sencillo y los enemigos no representan un gran problema pues son de movimientos toscos y lentos. Rápidamente entenderemos cómo debemos afrontar esa batalla y ganaremos.

La chicha del juego reside en los puzles. El mapa es amplio y está unido completamente por lo que podremos movernos libremente por él. A lo largo de nuestra aventura iremos recogiendo una serie de objetos que terminarán siendo usados en otro lugar o nos ayudarán a fabricar nuevos o a abrir puertas. En todo momento debemos estar atentos para entender qué debemos hacer y por dónde seguir pues el juego no ofrece directrices de ningún tipo.

Una jugabilidad sencilla y un modo diferente de hacer que sea el jugador el que investigue y llegue o no a ciertas soluciones hacen de este un gran juego de misterio que nos hará no despegarnos de la consola.

Conclusión.

Mask of Mists me ha gustado y mucho. No solo eso, ha conseguido que me quede pegada a la Switch durante todo lo que ha dado de sí llegando a no apagarla en ningún momento.

No esperes una obra maestra ni mucho menos pues tiene carencias notables, pero es un juego divertido que te hará pensar y dar vueltas intentando dar con la solución o la pieza del puzle que te falta. 

El gran hándicap que tiene es la barrera del idioma, pero los textos son sencillos y un nivel básico de inglés será más que suficiente para entenderlos.

Calificación 7/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s