Análisis: Pumkin Jack para PC

Por Castor Troy

“Trick or treat”. Estas son las dos palabras clave de una de las fiestas anglosajonas más populares que se celebran a lo largo de todo el mundo. Hoy nos toca analizar un juego con una clara ambientación en Halloween. Este juego indie ha sido desarrollado por una única persona (Nicolas Meyssonnier) durante un período superior a cuatro años lo que demuestra la alta capacidad creativa del mismo. Es un juego que los más viejos del lugar (y no tanto por el reciente remake de PS4) les recordará cariñosamente a la saga Medievil. En este caso la historia recae en un personaje llamado Jack (una espantapájaros con cabeza de calabaza) que se le encarga la misión por el mismísimo diablo de encontrar al hechicero que protege a la humanidad para acabar con él y, por ende, acabar con todos nosotros. Es un planteamiento sencillo, pero bien llevado. Ante si nos encontramos con un juego que consta de seis niveles con partes de plataformas bastante rejugable. El nivel de dificultad está bastante ajustado permitiendo que podamos avanzar sin grandes dificultades. 

Un detalle muy divertido es el contador de muertes que tiene frases bastante simpáticas cuando morimos. Según vayamos avanzando encontraremos diferentes localizaciones como pueden ser un cementerio o una mina abandonada hasta el mismísimo Polo Norte. En cuanto a los enemigos que nos iremos encontrado son variados (zombis, gárgolas, ratones, fantasmas, etc) aunque el plato fuerte se lo llevan los jefes finales con un diseño bien elaborado y que al eliminarnos nos recompensarán con diferentes armas (una guadaña o una escopeta entre otras).

Un detalle que aumenta la diversión y rompe la posible monotonía de avanzar niveles consiste en resolver pequeños puzles utilizando la cabeza de Jack (literalmente se separa la cabeza del cuerpo para poder avanzar en determinados puntos de la historia). También otro detalle para señalar es que a lo largo de los diferentes niveles podemos recoger coleccionables (cabezas de cuervo y tocadiscos) que hacen que el apartado de exploración nos invite a recorrer todos los escenarios buscándolos.

El juego no dispone de voces (se utilizan algunas onomatopeyas) siendo los grandes protagonistas una música inmersiva y unos textos de diálogo muy bien traducidos en diferentes idiomas. Respecto al apartado gráfico dispone de varios ajustes (sensibilidad de cámara, vibración, etc) donde destaca un buen uso del ray tracing para mejorar el apartado visual.

Hay dos detalles que deberían corregirse. En primer lugar, la cámara juega malas pasadas en algunos momentos que nos enfrentamos a enemigos causando “puntos ciegos” que pueden desesperarnos. El segundo detalle mejorable es que los saltos son imprecisos y cuesta habituarse de primeras a ellos.

En resumen, nos encontramos con un juego divertido con un buen acabado técnico y artístico que os recomiendo no dejéis escapar.

Espero que os haya gustado este análisis y nos vemos pronto en La Butaca Web.

Os quiero 3000😊

Calificación: 7,5/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s