Análisis: Darksiders III para Nintendo Switch

Desde el inicio de los tiempos, el Cielo y el Infierno han librado una interminable guerra. El Consejo Abrasado, una entidad regida por leyes ancestrales para mantener el orden y el equilibrio, fue llamado al conflicto. Sostenía que cualquier gran poder, sin control, amenazaba los cimientos del universo. Con el tiempo el Cielo y el Infierno honraron al Consejo y sus leyes, pero ninguno superaba la rapidez e implacable justicia de los defensores del Consejo, una temible hermandad conocida como los Cuatro Jinetes. En medio de la confusión, aparecieron los primeros humanos. El Consejo predijo que estas débiles pero astutas criaturas serían un día parte integral del Equilibrio.

En esta tercera entrega encarnamos a Furia, uno de los cuatro Jinetes del Apocalipsis, cuya misión es perseguir y deshacerse de los Siete Pecados Capitales, los cuales han escapado y suponen una amenaza para el Equilibrio. Cabe destacar que esta historia que se desarrolla en paralelo a la de la segunda parte. Por desgracia, pese a que su argumento tiene potencial, va de más a menos, es poco profundo y viene cargado de clichés, dejando cabos sueltos y sin dar la posibilidad de desarrollar más la personalidad de la protagonista o de los enemigos a los que nos enfrentaremos.

Jugabilidad
Darksiders III es una aventura de acción hack and slash en la que los jugadores adoptan el papel de Furia. Se trata de la más impredecible y enigmática de los cuatro Jinetes del Apocalipsis, cuya arma es un látigo que no dudará en usar contra todo enemigo que se le ponga por delante.

Nada más empezar deberemos seleccionar el nivel de dificultad (Historia, Equilibrado, Exigente, Apocalíptico o Juicio final), el modo de combate (Por defecto, donde es más metódico que Darksiders I y II o Clásico, con un combate hack and slash parecido al de Darksiders I y II) y finalmente, si deseamos activar o no el modo Pesadilla (los datos guardados se perderán al morir, es decir, si morimos deberemos empezar el juego desde el principio).



Si ya has jugado a anteriores entregas de la saga, ya sabes que esta se caracteriza por combinar combates, plataformas y puzles, con ciertos toques de rol. En esta tercera entrega, concretamente, nos encontramos ante un mundo interconectado que cuenta con multitud de zonas que deberemos recorrer y explorar, mientras vamos derrotando a enemigos, encontramos secretos y desbloqueamos atajos. No obstante, el desarrollo en general es bastante lineal, por lo que si simplemente queremos avanzar, bastará con seguir nuestra brújula para ir hasta nuestro objetivo. Eso no quita que gracias a las nuevas habilidades como el vacío de llama que nos permite quemar elementos y alcanzar lugares más altos, vacío de tormenta que nos permite electrocutar y flotar otros mas que iremos adquiriendo durante la aventura, no podremos regresar a zonas anteriormente ya visitadas para buscar secretos a través de los Agujeros de Serpiente, que son unos portales a los que podemos acceder gracias al mercader Vulgrim.

Cabe destacar que en esta entrega se aprecia cómo se ha priorizado el combate por encima de la exploración y los puzles. Eso no quita éstos últimos que sigan presentes, pero en menor medida que en otras entregas, siendo en general bastante simples. Por lo tanto, es algo que seguramente encantará a los fans que disfruten de la acción más pura, pero que puede decepcionar al resto.

Furia además de su látigo, también irá obteniendo otras armas como cadenas, lanza, mazo, entre otras, así como la posibilidad de esquivar que si lo hacemos en el momento justo podremos realizar un potente contraataque y realizar combos. Esto se traduce en combates que resultan ágiles, rápidos, pero a la vez poco profundos, ya que en la mayoría de ocasiones podremos acabar con todos nuestros enemigos tan solo abusando del combo básico del látigo y esquivando, por lo que incluso podemos no usar las demás armas, si así lo deseamos. Por suerte, no siempre será así ya que en algunas ocasiones, también experimentaremos combates, sobre todo contra jefes, más interesantes y desafiantes, en los que deberemos emplearnos más a fondo.

Furia cuenta con tres estadísticas, vida, ataque y arcano, las cuales pueden subirse gracias a las ánimas de alma que vamos obteniendo a medida que matamos enemigos. Las hay de diferentes colores las azules actúan como moneda, las verdes restauran nuestra salud y las amarillas rellenan nuestra barra de ira. Dichas almas podremos gastarlas en los puntos de control para subir de nivel, obteniendo puntos de atributo, así como comprar objetos como cristales, armaduras, etc. Y por supuesto, si morimos, regresaremos al último punto que hayamos activado, perdiendo todas las almas que llevemos hasta ese momento, haciendo que tengamos que regresar al punto donde morimos para poder recuperarlas.

Nuestro objetivo principal será derrotar a los Siete Pecados Capitales, y para ello deberemos abrirnos camino y adentrarnos en sus respectivas mazmorras, enfrentándonos a enemigos, resolviendo puzles y encontrando secretos. Esta fórmula sigue funcionando como un reloj y para ello contaremos con la ayuda de un frasco que nos permitirá curarnos, el cual puede mejorarse en cuanto a número de cargas y cantidad de salud que nos restablece. Por otro lado, Furia cuenta también con la posibilidad de realizar un ataque de ira, necesita una barra completa de ira para poder realizarlo, así como alcanzar la Forma de devastación, la cual nos permite infligir una gran cantidad de daño arcano a nuestros enemigos por un tiempo limitado.

Por desgracia, el diseño de niveles es muy irregular, por lo que mientras encontramos zonas muy inspiradas y con buenos retos, otras resultan bastante aburridas, con escenarios vacíos e incluso tediosos, lo que incluye una repetición y reciclado más que palpable de elementos y mecánicas para poder seguir avanzando como puzles donde debemos usar insectos, activar diversos mecanismos a la vez o empujar bloques.

Finalmente hay que destacar que este título, como la mayoría de juegos de Switch, puede jugarse en modo portátil, modo sobremesa y modo televisor. Además, también es compatible con el mando Pro de Nintendo Switch y el servicio de guardado de datos en la nube.

Gráficos y sonido
A nivel gráfico estamos ante un título que cuenta con buenas animaciones para Furia y los enemigos, pero que por desgracia no destaca especialmente por sus modelados, escenarios o efectos, los cuales simplemente cumplen su cometido. Por otro lado, a nivel artístico se nota que el nivel ha bajado respecto a las dos primeras entregas, con un diseño de escenarios y enemigos poco inspirado. En este port se aprecia como las texturas presentan poco detalle y algunas desentonan más de la cuenta, incluso tardando en cargar ya sea durante el juego o en las cinemáticas.

Respecto al rendimiento, el juego corre a 30fps, aunque se aprecian caídas del framerate y tirones en ciertos momentos, siendo bastante inestable. No es algo se suceda continuamente, pero sí que resulta molesto cuando se juntan varios enemigos en pantalla o estamos en secciones plataformeras. Por otro lado, al llegar a algunas zonas el juego queda brevemente congelado, quedándose cargando unos segundos. Estos detalles hacen que estemos ante un port bastante mejorable y que deja que desear en ciertos aspectos.

En cuanto al sonido, les alegrará saber que cuenta con una buena banda sonora, la cual casa muy bien con la atmósfera del juego, ya que cuenta con temas orquestales de gran calidad. Los efectos de sonido también están a un buen nivel. Finalmente, cabe destacar que el juego cuenta con voces y textos en español, destacando su buen doblaje.

Duración
Como siempre pasa cuando hablamos de un título, hablar de duración es muy relativo. La historia principal de Darksiders III puede completarse en unas 15 horas aproximadamente. Esta duración que puede variar en función de múltiples factores como por ejemplo el nivel de dificultad en que juguemos, si nos detenemos a explorar para descubrir todos los secretos o si nos atascamos en algún punto.

No obstante, si son jugadores completistas dicha duración puede doblarse fácilmente. Si a todo esto le sumamos que, incluye 2 DLCs que añaden unas 6 horas más, sin duda estamos ante un título con una duración más que aceptable, que nos dará decenas de horas entretenimiento y diversión.



Conclusión
Darksiders III es un buen título de acción y aventura que, pese a que su historia deja puntos sin cerrar, gustará a la mayoría de sus fans. Dista de ser la mejor de sus entregas y se aprecian los recortes en Switch, siendo un port mejorable, pero eso no quita que sea disfrutable e incluye 2 DLCs que nos dará algunas horas más de entretenimiento.

Calificación 8/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s