Análisis: In my Shadow para Xbox Series

Por Jorge J. Rey Alonso

Los juegos de plataformas que dependen de que experimentemos para resolver los acertijos, pueden ser complicados de diseñar. Por un lado, desean crear una experiencia satisfactoria pero a la vez desafiante, pero por otro lado, no desean que las soluciones sean muy difíciles o limitadas, y que los jugadores sientan que tienen la libertad de jugar con todas las herramientas a su alcance. In My Shadow es un título que comienza con un grado de dificultad y de libertad, divertida para jugar con sus acertijos basados en sombras, y que se termina convirtiendo en un título con niveles que son demasiado fáciles o demasiado difíciles de superar, no hay término medio.



Jugando con las sombras


In My Shadow es un juego de plataformas, en el que manipulas sombras para crear caminos a través de un nivel para hacer que nuestro personaje llegue a su objetivo. El juego sigue a una joven que reflexiona sobre su infancia, y los recuerdos que tiene sobre su vida y los miembros de su familia, como su perro, su hermano y sus padres, estos recuerdos provocan estos niveles de sombras en los que debemos navegar hasta nuestra meta, los seres queridos en los que piensa la protagonista.
Para hacer esto, comenzamos cada nivel en una especie de «modo de construcción». Hay una habitación con algunos muebles que puedes mover para cambiar su tamaño, la forma y la posición de las sombras que se proyectan en las paredes. Tu objetivo es organizar estas sombras para permitir que tu avatar hecho sombra, pueda saltar y evitar los obstáculos que puedan llevarlo al otro lado de la habitación.




Recogiendo las páginas de nuestros recuerdos
Mientras juegas In My Shadow , se da forma a una historia que te da una idea del pasado de nuestra joven protagonista. Cada conjunto de niveles se centra en una habitación en particular de la casa de su infancia y como resultado, se centra en un miembro en concreto de su familia. Para completar estos niveles, no solo debes llegar a las personas que te esperan al otro lado de cada nivel, sino que también debes recolectar unas páginas de recuerdos ubicadas estratégicamente en cada etapa.
Para ser claros, estas páginas no son un coleccionable que puedas elegir si reunir o no. Si llegas al final de un nivel sin haber recopilado todas estas páginas, no podrás avanzar. Esto hace que algunos de los niveles de In My Shadow sean más complejos y difíciles de entender, ya que algunas páginas pueden estar flotando sobre pinchos peligrosos o estar en algún que otro lugar completamente apartado en el que tienes que construir tu sombra y al mismo tiempo dejar paso para cruzar al otro lado de la pantalla.



Hablemos de las sombras


In My Shadow no es el juego visualmente más atractivo del mercado, cuenta con un apartado gráfico decente, unas texturas suaves y una iluminación que tratándose de la base central de la idea del juego, cumple a la perfección, aunque gráficamente podíamos estar hablando de un juego de generaciones pasadas, esto no debería desanimarte de disfrutar de algunos de los desafíos creativos disponibles en este título.
El título cuenta con un apartado sonoro, «muy sombrío», que no destaca en su conjuto, y que pasa más bien sin pena ni gloria por todo el recorrido que tenemos hasta el final de la historia.
Y bien, dicho esto, el juego parece quedarse un poco entre lo que pudo ser y no fue, ya que el último tercio de la experiencia se siente bastante desigual e innecesario.
Los niveles en el juego se hacen lentos y repetitivos, estos alternan entre ser demasiado complicados o demasiado fáciles de experimentar con algunos empujones y rotaciones de muebles en los que hay que estar muy afinados. Esto tiene algo de atractivo, pero finalmente esto nos hace sentir como si fuese un trabajo pesado mientras corres hacia los créditos finales del juego. A pesar de tener una estructura narrativa, In My Shadow tampoco parece beneficiarse mucho de tener más longitud en sus niveles para contar su historia. Afortunadamente, el juego nos ofrece una opción para saltar de niveles, para cualquiera que se quede atrapado o se canse de experimentar en el nivel y quiera probar algún nivel nuevo, eso si teniendo que completar cada sección para seguir avanzando.In My Shadow no es una experiencia larga, aproximadamente unas 4,5 horas, pero el tiempo de juego variará seguramente según la persona.




Más sombras que luces


In My Shadow no tiene realmente lo que se necesita para hacer que este título de plataformas y rompecabezas sombrío, sea satisfactorio hasta el final. Comienza con una diversión muy simple, llega a su punto álgido muy temprano y luego se tambalea y pierde su camino hacia la conclusión de su historia. Entre este breve arco de satisfacción y algunos de sus niveles tan similares entre sí, sumando a esta fórmula un control a veces demasiado tosco y poco adaptado a la parte de plataformas, su atractivo termina siendo algo limitado. Sin embargo como os decía algunas líneas atrás de este análisis, esto no debería desanimarte de disfrutar de algunos de los desafíos creativos disponibles en este título.

Calificación 6/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s