Crítica: Spencer

Por Agustín Villegas



La asfixia y sus derivados…

La nueva película del director Pablo Larrain tiene como centro la figura histórica contemporánea de la Princesa Diana, interpretada por Kristen Stewart. En el tratamiento a nivel guión se le brinda a la Princesa de Galés una cualidad mas de estudio de personaje que de película biográfica en sí, alejándose de las polémicas de su vida o de su trágica muerte para contarnos, desde un punto de vista mas personal, su paso por la realiza y el intento de la familia real apagar la naturalidad que tanto la caracterízaba. Con un elenco de personajes secundarios totalmente funcionales a la instrospectiva mirada de la protagonista estamos ante uno de los biopics mas puros de ésta ultima tanda de estrenos.



La historia se sitúa en la navidad de 1991, durante la reunión familiar de la realeza británica. El matrimonio entre Diana (Stewart) y el Príncipe Carlos se esta desmoronando y la relación de la princesa con la Reina Elizabeth II (Stella Gonet) se vuelve cada más tensa. Los medios ejercen, para colmo, una presión excesiva con respecto al tema, generando que la realeza tome medidas asfixiantes con respecto a la joven, quien se encuentra en plena crisis de ansiedad debido a la situación.

La película cuenta con la características mas comunes del cine biográfico europeo, una dirección sutil, con unos planos que hacen enfasis en la estética, lo cual es prioritario a la hora de señalar la formalidad que demandaba pertenecer a ese circulo social. El ojo esta puesto en Lady Dy, su psique, sus relaciones, lo cual esta perfectamente trabajado en lo emocional gracias al talento de Kristen Stewart, el cual está impulsado por una dirección de actores soberbia. El cast que termina de darle clase a la película son Timothy Spall y Sally Hawkins, ambos representando las caras opuestas de esos días determinantes de la protagonista. Uno como el Mayor Alistair Gregory, un ex militar encargado de la seguridad de Diana con respecto a los periodistas infiltrados en el predio real (y un poco más) y la otra como la vestuarista real de la princesa, quien también le servía como confidente y amiga.

SPENCER es un biopic fino, de calidad, enfocado en la introspección con un mensaje solido de rebeldía justificada y amor maternal. El ritmo de la película no decae dentro de lo que ofrece, se mantiene verosímil y si gusta al principio va a gustar mas al final. El soundtrack colabora con la atmósfera y es amplificador de la visión en primera persona de la historia. Aprovechenla en cines, los escenarios están filmados a gran escala, una oportunidad única de ver la belleza de Gran Bretaña desde un punto de vista exquisito.

Calificación 9/10

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s