Reseña: De Interpretatione

Crear presente


¿Cómo se adapta un clásico?, ¿Qué mecanismos interpretativos se ponen en juego a la hora de leer un texto y llevarlo a escena?, ¿Cómo es el vínculo entre texto- autor- director- actor? Estas son las preguntas que atraviesan a “De Interpretatione”, obra dirigida, escrita e interpretada, valga la redundancia del término, por Marcelo Savignone.





“De Interpretatione” es la confesión de las interpretaciones latentes en los montajes a cargo de Savignone en «Un Vania», de 2013; «Ensayo sobre la gaviota», de 2014 y «Mis tres hermanas», de 2016. La obra gira en torno a las problemáticas que presenta un texto y, en particular, a las problemáticas interpretativas que se le presentaron al director en las distintas puestas. De forma explícita, la obra está atravesada por la filosofía de Paul Ricooeur y sus lecturas de San Agustín.Todo sujeto pone en juego, a la hora de interpretar, su bagaje cultural y su realidad personal. La memoria, la figura del testigo, el punto de vista: la interpretación siempre contiene una dimensión político/ ética. Savignone da testimonio de su experiencia en la dirección y la actuación de las obras, así como del contexto personal que lo atravesaba cuando emprendió el montaje de éstas. En “De Interpretatione” Savignone revisa y analiza su propio quehacer teatral.


Narrar es tomar posición. Es, también, dar existencia: el ser es porque se cuenta. Narrar es, siguiendo a Paul Ricoeur, la forma de salvar el tiempo: los hechos son porque son contados. Interpretar es siempre conflictivo pues enfrenta al autor con el lector, enfrenta al receptor con su propio yo al haber una multiplicidad de interpretaciones posibles. Confesar implica exposición. “De interpretatione” es un espectáculo sensible donde el actor- director- Savignone muestra sus propias contradicciones, sus dudas, sus aciertos.


Para establecer este tipo de comunicación, esta confesión, es necesario crear un ambiente íntimo. Luz cálida, té aromatizado para quienes ingresan, el cuerpo del actor- director ya en escena dialogando con el público de forma descontracturada, un audio con fragmentos de las obras de Chéjov que se abordarán dentro de unos instantes. Todo el tiempo se recuerda la convención teatral. Los límites entre ficción y realidad se vuelven nebulosos. Más que la relación actor- público, lo que se instala es un vínculo de oyente- confesor.


Difícil es también la clasificación del tipo de obra. Lo interdisciplinario está todo el tiempo presente, el actor narra a través de distintos mecanismos: la palabra, el canto, la música, los objetos, la danza. A todo se le agrega una dramaturgia en la que confluyen elementos del biodrama y la ficción: por momentos enuncia desde el propio yo, por otros, actúa como médium y canaliza las voces y cuerpos ficcionales de los personajes chejovianos presentes en sus obras. Una actuación versátil, dinámica, filosa y sensible.


Los trabajos en torno al espacio, a la luz, al vestuario y a lo sonoro, también tienen un rol relevante y le dan soporte al dispositivo escénico. La escenografía es esencialmente una puerta por donde entran y salen los personajes, por donde el yo- Savignone aparece y desaparece. Los cambios lumínicos y sonoros acompañan y refuerzan la dinámica de estas “idas y venidas” entre el presente de la confesión y ese pasado del que se da testimonio. El vestuario está concebido por capas, parte de un Savignone engordado con almohadones (para la ejecución y revisión de “Un Vania”) y llega a ser ropa deportiva contemporánea (nuevamente, la tensión entre realidad y ficción).


Asistir a “De Interpretatione” es asistir a la confesión de los canales subterráneos que se esconden en la producción escénica y en la lectura de un texto. La obra requiere de oyentes activos y permeables a la sensorialidad que todo el tiempo se irradia desde el escenario. Oyentes y confesor: la comunicación requiere del interés, la fe y el amor por eso que se está produciendo. Así se crea presente en ese encuentro fugaz, y no tanto, que es el teatro.

“De Interpretatione”- Todos los sábados a las 22h en el Teatro Belisario (Av. Corrientes 1624).


FICHA TÉCNICA: Dramaturgia e interpretación: Marcelo Savignone- Vestuario: Mercedes Colombo- Iluminación e intalación visual:Nacho Riveros- Fotografía:- Cristian Holzmann
Artista Sonoro:Luis Sticco- Diseño gráfico:Edgardo Carosia- Asistencia general:Milagros Coll, Damian Minervini, Guido Napolitano, Belén Santos- Prensa:Marisol Cambre- Co-producción:Complejo Teatral De Buenos Aires
Duración: 65 minutos


Escribió: Micaela Steinbach

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s