Pettinato Café Concert, en Ciudad Cultural Konex

Este viernes 11 de agosto, a las 21 hs.,  junto a una amiga, con paraguas en mano, fuimos a  ver Pettinato Café Concert, teniendo muchas expectativas sobre el  excelente momento que ibamos a pasar.

unnamed-4-3

El espectáculo se ofrece en el Konex, lugar que hace honor a su nombre completo Ciudad Cultural Konex. Porque una vez que se accede a ese amplio patio a cielo abierto, uno se empieza a internar en el corazón del “arte underground”. Una de las características del Konex es ofrecer sin necesidad de ostentosas carteleras, espectáculos de alta calidad a  un precio accesible para el público, lo cual lo hace más meritorio, aun.  Luego de traspasar la frontera de la calle y penetrar a ese mundo mágico,  nos olvidamos de la lluvia y de los problemas de la semana. Esperaba la apertura de sala mientras me regodeaba viendo la variedad de pro-puestas artísticas para satisfacer a diferentes públicos.

 

Hay que aprovechar los dos viernes que quedan de agosto: 18 y 25  para aprovechar la oportunidad de ver a Roberto Pettinato subirse a un escenario para desplegar un monologo distendido, irreverente, descontracturado, donde se dicen muchas verdades que van aflorando.

 

El arte del monologo es uno de las expresiones artísticas más difíciles, porque el público focaliza todas sus expectativas en la persona que está arriba del escenario. Generalmente quienes acuden a un café concert, van a este tipo de espectáculos porque están cansados del trajín de la semana, no se la quieren complicar  y  buscan liberarse de las tensiones para entrar de lleno al fin de semana. El público pretende  desde una tarima, que el artista logre el milagro de hacernos reír. Porque la risa es contagiosa y es una excelente terapia sanadora.

 

Roberto Pettinato con su simpatía, su inteligencia, magnetismo  y virilidad logra que ese público a los diez minutos de iniciado el show, se relaje,  aflorando las carcajadas, risa a más no poder, a partir  de un monologo que no llega a ser tan monologo, porque Pettinato interactúa con su público estableciendo una comunicación interesante con la platea que le permiten al show man  potenciar el espectáculo.

 

Si alguien  me pregunta sobre cuales son los temas  que toca Pettinato en su monologo mi respuesta es dar un pantallazo  de  la realidad, sin recargar, las tintas en  ningún tema en especial.

La otra pregunta sería cómo hace para que hasta  las piedras se rían.   Mi respuesta seria en base al tono irónico con que toca algunos temas de la política nacional, critica algunos personajes de la farándula, relata anécdotas  de su vida personal, mofándose de sí mismo y de sus múltiples divorcios, ridiculiza algunas situaciones en la relación de pareja, toma humor a partir de su victimización como hombre rescatando experiencias que pasó con mujeres que pasaron por su vida. También hay que resaltar la seducción que despierta Pettinato. Los años le han sentado de maravillas,  está muy atractivo.

 

Se  crea un excelente clima en la sala, donde el público se integra con el humorista, donde ambos terminan riéndose  de la realidad.

 

El broche final, es cuando Pettinatto pela el saxo  cerrando el espectáculo después de tocar una pieza musical que permite al público ir despacito bajando de la nube, admirar el ingenio,  inteligencia y excelente sentido del humor de este señor artista del espectáculo.

 

Cuando mi amiga y yo, salimos de la función, nos aguardó una tenue garua, la cual ni le prestamos atención, muy satisfechas de habernos reído tanto. Nos fuimos a picar algo en el bar del Konex, nos volvimos a casa con una sonrisa a flor de piel para iniciar felices nuestro fin de semana, con muchas  ganas de recomendarlo a  amigos y conocidos para que pasen  una excelente velada.

 

Cierro mi nota diciendo PETTINATO, gracias. ¡No aflojes! ¡Seguì siempre igual!.

 

Diana Decunto

Anuncios

Deja un comentario