Crítica: Galpón de máscaras

Miguel Baratta juega con el reflejo, la luz y los colores en un documental donde nos revela el mundo de las máscaras del galpón de Luisa Valenzuela. Y juntos nos cuentan la eterna búsqueda del ser humano por ser otro.

Esas máscaras que cuelgan de las paredes tuvieron propósitos ceremoniales otras prácticos. Expresan poderes sobrenaturales. Simbolizan necesidades, miedos, inquietudes, representan ese profundo deseo de ocultarse, cubrirse de la mirada del otro, escondiendo la identidad para revelarse de forma diferente. Permiten a los portadores asumir otra identidad, a veces hasta el punto de renunciar a la suya propia.

Baratta y Valenzuela nos introducen en la historia de estos objetos y nos hacen viajar por países con diferentes culturas, religiones, bailes, a través del teatro Noh y de los carnavales. Nos exponen esa eterna dicotomía del bien y del mal, la muerte y la vida, la tristeza y la alegría.

Es un documental lleno de magia, reflexiones y juegos.

Calificación: 8/10

FICHA TÉCNICA

GUIÓN Y DIRECCIÓN: MIGUEL BARATTA
PRODUCCIÓN: CAROLINA M. FERNÁNDEZ
PRODUCCIÓN EJECUTIVA: JORGE LEANDRO COLÁS
DIRECCIÓN DE FOTOGRAFÍA: CECILIA BRÜCK
CÁMARA: CECILIA BRÜCK Y NICOLÁS APONTE
SONIDO DIRECTO: JUAN GABRIEL DI LUCÍA
ASISTENTE DE DIRECCIÓN: ANDRÉS BRANDARIZ
MONTAJE: NICOLÁS APONTE
COORDINACIÓN DE POST: KARINA EXPÓSITO
POST PRODUCCIÓN DE SONIDO: GUIDO DENIRO
CORRECCIÓN DE COLOR: JULIÁN DABBAH
DISEÑO GRÁFICO: ANDRÉS BRÜCK

DURACIÓN: 74 minutos

Alejandra Martínez

Anuncios

Deja un comentario