Crítica: Los Hermanos Karaoke

Crítica de Malena Batista

¿Cuántas veces nos preguntamos si servimos para hacer lo que nos apasiona? ¿Si seremos “buenos” en algo? ¿Llegará el éxito en algún momento?

Todas estas interrogantes rondan en el clima del film, con humor, pero allí presentes. Una comedia que entre el humor absurdo y la parodia, nos cuenta la historia de Simón y Mía dos cantantes de covers que se dirigen a presentar su show en un hotel de mala muerte en la noche de navidad. Pero un predecible inconveniente en su viejo auto los termina dejando varados en el medio del bosque, en donde conocen a Alan, que los guiará en su camino musical dándoles todo tipo de consejos en el que la película se vuelve realmente muy cómica y entretenida.

Lo musical es un componente fuerte en todo el film, siendo un ingrediente imprescindible en el juego que proponen los directores, guionistas y productores de la película Bernardo Francese, Agustín Gregori e Ignacio Laxalde. Y queda más que demostrado que para hacer cine no se necesitan un millón de dólares, ni un equipo inmenso, ya que lo que más admiro del film es que funcionan como un colectivo llamado Cine Humus, y hace más de diez años se dedican al cine.

Realmente te reís durante los 77 minutos de duración, y también salís pensando que a pesar de que Simón y Mía no son (indudablemente) los mejores cantantes del mundo, al fin y al cabo se dedican a hacer lo que les apasiona, aunque nunca lleguen a tener éxito.

Puntuación: 7 de 10.

Dirección y guión: Cine Humus (Bernardo Francese – Agustín Gregori – Ignacio Laxalde).
Producción Ejecutiva: Cine Humus (Bernardo Francese – Agustín Gregori – Ignacio Laxalde).
Dirección de Fotografía: Pablo Díaz.
Montaje: Cine Humus (Bernardo Francese – Agustín Gregori – Ignacio Laxalde).
Intérpretes: Maru Zapata, Agustín Gregori y Bernardo Francese.
Sonido: Bernardo Francese.
Música: Pablo Viltes – Bernardo Francese.

Anuncios

Deja un comentario