Crítica: Yo Sandro- La película (Miguel Mato)

Primer semana de mayo en los cines contaremos con la película documental sobre la vida del cantante Sandro (1945-2010) dirigido por Miguel Mato.

Es imposible en esta reseña desprenderme de las emociones, porque ver la película fue, el reencuentro con mi infancia. La documental imbuida de ternura y respeto, sobre la vida de un ser humano excepcional, arriba y debajo del escenario, cantante, cuyo nombre real fue Roberto Sanchez Ocampo. Sus padres quisieron anotarlo en el Registro Civil como Sandro, que significa Alejandro, en gitano, pero que no pudo ser, por no figurar ese nombre en el santoral.

Un film con la breve y oportuna aparición actoral de Carlos Portaluppi, Daniel Valenzuela, Celeste Gerez y Patricia Rojo abriendo el juego para una narración en primera persona, por el mismo Sandro. No pude evitar de pensar al finalizar la película, que seguramente sería la biografía autorizada que le hubiese gustado contar al propio Sandro, si hoy estuviese con nosotros.

Un cantante asimilado por su éxito con el de Elvis Presley. Apodado, “Sandro”, en sus inicios artísticos, “el Gitano” y luego “Sandro de América” y el “ídolo de América”, con una gran repercusión y llegada en todos los países de habla hispana. Quien vendió veintidós millones de discos, ganó un Grammy latino, once discos de oro, un poeta, un hombre que se hizo de abajo, de niño vivió en un conventillo de Valentín Alsina , fue el hombre que nunca lo mareo la fama, ni el éxito, ni el grito de las mujeres.

Tengamos en cuenta que Sandro es el autor intelectual de una revolución en su tiempo que provocó al género femenino. Logró que Doña Rosa adquiriese protagonismo, por el espacio de tiempo que durase un show, armase el club de fans por barrio y otras liberalidades más íntimas aún.

Para este film, Miguel Mato le llevo casi tres años de investigación, buceó con la autorización de la viuda, en la casa de Banfield, en la que encontró material fílmico grabado por el propio Sandro, y en Super 8 milimetros horas de filmación y fotos, regalos de sus fans. La documental cuenta con el recuerdo del cantante, el Puma Rodriguez.

Un hombre que nunca perdió la humildad, que no le dio tregua hasta el final a su enfermedad. Con una capacidad innata para la música. Cuenta que a los 18 años, pudo acceder a una guitarra rota, y siendo un autodidacta, aprendió a tocarla y con muchos meses de esfuerzo, pudo comprarse una. Tuvo la oportunidad de alternar en diferentes escenarios, ser aclamado, producto comercial altamente explotado, pero también un poeta, con canciones “Porque yo te amo”, “Rosa, Rosa”, “Penumbras”. Un hombre que dialogaba con su público en los recitales, que se puede ver en youtube, https://www.youtube.com/watch?v=IrkaphyHLmg, recordando el Sandro de América, con amor a sus abuelos y que con tanta emoción. como lo hace en los ultimos recitales, como él mismo dice: “30 años de magia” .

Si desean adentrarse más en la piel, en el Sandro, ser humano, quien se fue acercando cada vez más a su público para convertirse en un mito con la humildad de los grandes y recorrer su trayectoria artística escuchando canciones que llegan al corazón como “Las Manos de mi madre”, no duden en ir a verla, porque “los ojos no siempre ven, hay que buscar con el corazón” (Saint Supery)

Calificación: 9/10


FICHA ARTÍSTICA

Título original: Yo, Sandro – La película

Estreno: 05.2018

Clasificación: Apta para todo público

Actores: Carlos Portaluppi, Daniel Valenzuela, Celeste Gerez, Patricia Rojo

.Director: Miguel Mato

FICHA TÉCNICA

Asistente de Dirección: Eduardo Spagnuolo

Director de Fotografía : Ricardo de Angelis

Directora de Vestuario: Villariño Marcela

Directora de Arte: Ana María de Los Angeles Chacon

Director de Sonido: Gaspar Scheuer

Montaje: Emiliano Serra


Reseña por Diana Decunto

Anuncios

Deja un comentario