Crítica: Yo soy Simón

Yo soy Simón es una película que está basada en la novela de Becky Albertalli llamada “Love Simón”, cuenta la historia de un chico de secundaria que es gay pero que nunca se lo ha contado a nadie y tras un acontecimiento comienza una relación web con alguien que se encuentra en su misma situación. Una historia que si bien esta dirigida para adolescentes , trata una historia que se adapta a los tiempos actuales tratando un tema que ya no es tan tabú pero que aún existen miedos debido a la incomprensión y discriminación.

Desde un principio sabemos que el protagonista guarda un secreto , él es gay y por algún motivo no se lo ha contado ni a sus amigos ni a su familia. Quizá no llega a entender el motivo por el cual no lo hace , ya que como comenta tanto su familia como su entorno son bastantes comprensibles en cuanto a ese tema , así que por ahí no va el drama. Estamos en la actualidad y muchas cosas pasan por las tecnología y el uso de las redes sociales , así un chico de la misma secundaria que el protagonista cuenta que tiene un secreto, está atrapado en el closet, motivo al cual Simón le ha llamado la atención y decide escribirle. De este modo comienzan una relación , que aunque no sepan quien es el otro se genera cierta confianza y empatía por lo que siente la otra persona . ¿Comienza el amor ? No lo sabemos , pero si algo pasa. Lamentablemente todo se ve amenazado por alguien que descubre ese secreto , y el personaje hará todo lo posible por qué no lo descubran y también mantener la confianza de aquel por el cual se siente atraído , aunque pague un alto costo por seguir manteniendo el secreto.

La historia es simpática y toma la homosexualidad como algo natural, o mejor dicho fuera de un tabú , en el que ser gay está socialmente aceptado aunque siempre exista la homofobia en muchos lados. Es también real que durante la adolescencia , al estar en una etapa de descubrimiento, existan miedos sobre cómo actuar frente a ello , y eso es lo que le sucede a Simón. Nos encontramos con situaciones graciosas , un relato bastante ágil que no pierde el ritmo aunque hacia su final pierde cierto encanto.

Nick Robinson compone a un personaje que a pesar de que cometa errores , es imposible que no te caiga bien. Sus intenciones claramente son buenas , aunque el miedo haga que actúe mal para con la gente que tiene cerca y lo aprecia, pero lo interesante del relato es el aprendizaje que el personaje se lleva consigo en este camino, buen aporte del actor como protagonista. El resto del elenco está bien trabajado , son adolescentes haciendo cosas de adolescentes , mucho más no sé puede pedir. Para los que esperaban el regreso de Hannah Baker en el film, lamento decir que se decepcionarán, pero si cabe decir que ha sido muy agradable ver a Katherine Langford en un personaje simpático, siendo una estrecha amiga del protagonista.

No puedo dar opiniones sobre la versión literaria ya que no he leído dicho material , pero si se puede notar una estructura literaria en la forma que transcurre el film. La película tiene buenas intenciones, resulta entretenida y está bien contada , así que debo suponer que los lectores la aprobaran , sino espero sus comentarios.

Yo soy Simón es una historia dirigida a adolescentes y no por eso es poca cosa. Se trata de un film actual , entretenido y que deja un buen mensaje sobre la aceptación del otro y de uno mismo. Quizá podría haber esperado una resolución más íntima , dejando de lado espectáculo para finalizar la historia, aunque es más una apreciación personal. Estamos ante un agradable film que merece ser visto por sus virtudes , dejando un relato entretenido y muy simpático.

Calificación 7/10

TITULO ORIGINAL: Love, Simon

ACTORES PRINCIPALES: Nick Robinson, Katherine Langford.

GENERO: Romance, Drama, Comedia.

DIRECCION: Greg Berlanti.

ORIGEN: Estados Unidos.

DISTRIBUIDORA: Fox

ESTRENO: 03 de Mayo de 2018

109 Minutos

Anuncios

Un comentario en “Crítica: Yo soy Simón

Deja un comentario