Reseña: “La Lista”, de proyecto 101

La danza como vínculo con Auschwitz

Aunque tengamos la certeza de que en nada se parece un escenario a un campo de concentración, como espectadores de ‘La Lista’ podemos construir Auschwitz desde el movimiento corporal de los actores. Claro que un movimiento, una coreografía, cargada de la poética de la puesta en escena.

Poética integrada nada menos que por la música de John Williams, de la banda sonora de la película ‘La lista de Schindler’. También tienen un rol clave el lenguaje gestual, la iluminación, el vestuario, que nos llevan a vincularnos emocionalmente con aquella realidad que no vivimos.

Los saqueos, las humillaciones, la desesperación de las personas que quedan silenciadas, sin identidad, sólo con la posibilidad de decir un nombre; por lo demás, perdidas en un grupo de iguales. La violencia, la segregación, la necesidad de escapar sin saber a dónde, el miedo. Todo puede verse a través de los cuerpos de los bailarines.

Un monólogo en alemán y la pronunciación de los nombres hebreos son el único registro verbal de la obra dirigida por Tatiana Cittadini. Gran plasticidad del cuerpo de baile que deja traslucir muchas aristas del pueblo judío sometido y, entre los sometidos, algunos elegidos.

Dirección Coreográfica: Camila San Cristobal – Tatiana Cittadini
Dirección General: Tatiana Cittadini

Centro Cultural Borges

Última función sábado 7 de Julio 22:30

Yamila Juan

Anuncios

Deja un comentario