Crítica: Piazzolla, los años del tiburón.

Crítica de Julieta Nohara

Este film de Daniel Rosenfeld nos lleva desde Buenos Aires hasta Nueva York, nos pasea por París, Italia, y nos regresa a Buenos Aires de la mano de los hijos de Astor Piazzolla: Diana, por medio de entrevistas a su padre en cassettes, y la voz presente de Daniel que recorre la puesta en escena del evento realizado en honor a su padre en el Centro Cultural Kirchner.

Gracias a fotografías y filmaciones familiares recorremos la vida del icónico bandoneonista, desde sus primeros años en Mar del Plata pasando de operación en operación en su pierna, hasta sus últimos años como prolífico compositor internacional. La película explora no solamente su rol revolucionario en el tango, sino las facetas del músico con el bandoneón en las manos y sin éste. La caña de pescar, instrumento en altamar para la pesca de los tiburones que tanto deseaba Piazzolla, demandaban de él el mismo esfuerzo y ofrecían la misma satisfacción que un tango.

“Piazzolla, los años del tiburón” también es sorprendente en sus revelaciones: la melancolía de sus tangos surgían de extrañar a Nueva York. El film logra llevar al espectador en el espacio y tiempo para apreciar esa melancolía, la posibilidad de hacer algo tan argentino con un corazón itinerante. No es querer menos a Buenos Aires, no es querer más a Nueva York. Es ser argentino como ciudadano del mundo, es llevar al arte a donde nunca se llevó.

El paseo por la música de Piazzolla es también hacer un recorrido por el tango. Es descubrir el origen del coraje de querer hacerle lugar a algo distinto entre lo clásico, en demandar que se le otorgue el nombre de tango a esa música nueva. Y es la música uno de los puntos fuertes del film, como era de esperarse, habilidosamente manteniendo la historia fresca para el espectador a pesar de los frecuentes cambios de locación de Piazzolla con el pasar de los años.

Rosenfeld logra entretener, educar y hacer reír con este documental. No da golpes bajos, no busca manipular emocionalmente al espectador. Tiene a su disposición material inédito, momentos públicos y privados de un hombre que popularizó un nuevo tango en el mundo. Piazzolla es el que se encarga de darle la vida al film, sin vueltas.

Cuando el entrevistador norteamericano le pregunta a Piazzolla si se ha hecho un documental sobre su vida, él responde “Todavía no”. Gracias a este film de Rosenfeld podemos enmendar este agujero en la tela del tango, de argentina, y de la música en general.

Calificación 8/10

FICHA TÉCNICA

Dirección y guión: Daniel Rosenfeld

Duración: 90 min.

Producida por: Françoise Gazio, Daniel Rosenfeld

Una producción de: Idéale Audience, Daniel Rosenfeld Films

Co-producida por: Arte, Ina, Tornasol, Acontracorriente, Classica Japan

Producida en asociación con: Avotros, Directv, argentinacine

Con el apoyo de: Canal Encuentro

Productores ejecutivos: Pierre-Olivier Bardet, Maxi Dubois

Co-productores ejecutivos: Daniel Rosenfeld, Mariano Nante

Productores asociados: Facundo Saravia, Augusto Gimenez Zapiola, Gerardo Herrero, Fernando Riera, Paula Massa, Juan Gonzalez Del Solar, Fernanda Rotondaro

Anuncios

Deja un comentario