Crítica: Mi mejor amigo

Crítica: Laura Pacheco Mora

Lorenzo (Lolo)es un adolescente que vive en la Patagonia. Un día su familia recibe en su casa a Caíto, el hijo de unos amigos de Buenos Aires que están pasando por una grave situación familiar y no se pueden hacer cargo de él. Es un chico complicado y tiene dificultades para adaptarse al nuevo hogar. A pesar de las diferencias, nace entre ambos una singular amistad. Cada uno tiene mucho que aprender del otro. 

mimejoramigo.jpg

Es una dulce historia de amistad y amor, en la que el Director-Guionista Martin Deus, logra generar en el espectador diferentes emociones, cuestionamientos y deja espacios abiertos, recurso bien utilizado aquí.

Propone vivenciar estos sentimientos de una manera más amplia que lo usual, abrir nuestro corazón a lo nuevo y obtener una mirada más inteligente; lo cual, es muy necesario en la actualidad, en donde la concepción del amor, definitivamente cambió.

Existe cierta reminiscencia al renombrado film “Call me by your name” en cuanto a la temática del despertar sexual adolescente; sin embargo, el argumento es diferente, desde el contexto, situación planteada, hasta la construcción de los personajes.

Es de destacar el estilo del director, que al contarnos la historia principal fuerte y a su vez cotidiana, relata las secundarias e imaginamos su trasfondo y logra con esto, trazar un paralelismo con la vida misma.

De manera inteligente, sutil y sin pretensiones más que relatar una historia cercana a la realidad, fluye el film de manera armoniosa, destacándose las actuaciones de Lolo (Angelo Mutti Spinetta) y Caíto (Lautaro Rodríguez).

 

La fotografía es excelente, disfrutamos de nuestro bello paisaje patagónico; la música acompaña permanentemente dando un color especial y nos invita a compartir momentos íntimos, dando ritmo a la historia.

Con respecto al guion, nos encontramos con un trabajo prolijo, bien realizado; gratamente, no subestima al espectador.  

 

Calificación: 8/10

Anuncios

Deja un comentario