Crítica: ¿Quién mató a los Puppets?

Incorrecta, como me gustan.

Lo más genial de ésta turbia comedia es, sin lugar a dudas, que el director es Brian Henson. Éste hombre es el hijo del creador de LOS MUPPETS, que parece que tras caer una de esas ofertas imposibles de rechazar que brinda Disney se quedo con la vena en el ojo y quiso hacer algo bien zarpado y alejado de la agenda SJW a la que nos tienen acostumbrado los estudios cinematográficos.

La historia es concisa pero espectacular. Las estrellas de un show de titeres infantil empiezan a morir, a lo que Melissa McCartney tendrá que investigar quien es el asesino de muñecos y, mas genial aún, cual es la motivación de éste.

La gente con menos capacidad de reirse podría considerar ésta película como SEXISTA, ESCATOLOGICA Y DESAGRADABLE. Por lo que si son una de esas personas obesionadas con la justicia social de mala calidad alejense de éste proyecto ya que probablemente lo terminen boicoteando al punto de matar a una comedia REAL que llego para divertirnos sin limite alguno.

Las actuaciones de voz son maravillosas, me crei absolutamente todo lo que pasaba y hasta el suspenso se me hizo real. La trama tiene buenos plot twist que a la vez son absurdamente cómicos. Los titeres tienen unos diseños muy familiares, es como ver un spin-off de LOS MUPPETS con clasificación R.

Un punto negativo es Melissa McCartney, nunca me gusto esta actriz ya que no me resulta graciosa. Todos los demas están perfectos en sus roles, hasta los titeres. La dirección es mas que solida y maneja unos chistes que no creo que ningún otro director hubiese podido hacer con tanta gracia y estilo.

“¿QUIEN MATO A LOS PUPPETS?” fue una asombrosa revelación de la cual quiero ver más el día de mañana. Me alegra ver que un Henson siga fiel a sus raíces, y como fan de LOS MUPPETS no pude evitar disfrutar está película mucho más que los films que nos trajo Disney sobre la rana Rene y compañia.

Calificación 8/10

Crítica de Agustín Villegas

Anuncios

Deja un comentario