Crítica: Volinia

“Volinia” (Wolyń) de Smarzowski que se proyecta dentro del marco del Festival de Cine Polaco.  // Crítica por CJ. Colantonio.

Hatred_Wolyn-101834121-large.jpg

Una película de extrema violencia, pero que no se escapa de los hechos sucedidos entre 1943/44 sobre la masacre de los polacos en Volinia, un pequeño pueblo de ocupación soviética y que durante décadas fue un tema tabú.

Habitado por ucranianos, polacos y judíos, en donde los más jóvenes se mezclan con una naturalidad mayormente aceptada, una adolescente polaca, de un día para otro tiene que enfrentarse con el horror inimaginable de la Segunda Guerra Mundial (el genocidio judío) y la masacre que devino de las Bandas Nacionalistas Ucranianas hacia los asentamientos polacos y que se fraguaron de ambos lados.

El director abre una cicatriz histórica al mostrar todo sin tapujos, a tal punto que en Ucrania el film fue prohibido.

Tal es el caso, que recién en junio de 2013 el Parlamento de la República de Polonia aprobó una resolución en la que esta masacre se consideró como una “limpieza étnica que tiene las características de un genocidio”.

La película está basada en algunos recuerdos de los sobrevivientes de la masacre.

(Calificación: 8/10)

Anuncios

Deja un comentario