Reseña: “Romeo y Julieta, una tragedia electrónica”

En el Teatro IFA, los sábados, a partir del 6 de octubre a las 22:30hs, en la sala Alicia Zanca, tenemos la oportunidad de ver “Romeo y Julieta, una tragedia electrónica en 360 grados”.

Tuve la oportunidad de ser invitada para el estreno de la obra. Una Verona en versión remixada, en una discoteca, con luces psicodélicas, pero no por eso pierde la esencia de ser la Verona de 1597, con dos familias rivales: Montescos y Capuletos, quienes por una ironía del destino, el amor en esta pareja Romeo y Julieta, luchan por sobreponerse al odio.

Nicolás Pérez Costa, al finalizar la obra le rindió un merecido tributo a Alicia Zanca, quien fue su maestra y que comentó le inculcó el amor y respeto por los escritores clásicos.

Nicolás ha salido del contexto en el que se mueven los personajes, porque los ha retrotraído a la época actual, en cuanto al entorno, pero ha respetado a Shakespeare en el trasfondo de la historia y en el comportamiento de sus personajes. Un excelente desempeño de todo el elenco que hace posible que esta tragedia conserve su espíritu.

Es una obra coreográfica, performática de mucha fuerza estética, con saltimbanquis colgados de telas, diciendo sus parlamentos, pero en otros fragmentos de la obra, bailando con canciones de Freddie Mercury de fondo. El vestuario se respetó el del Verona de entonces.

También propone un público participativo de esa fiesta, que podrá tomar contacto con los personajes, sacar fotos con sus celulares, pero Shakespeare, aparecerá a pasos agigantados a medida que la obra avanza.

Las escenas de la presunta muerte de Julieta, descubierta por Romeo y luego el suicidio de Julieta para seguir hasta la eternidad a su amado, emocionan al espectador, lo transforman en un testigo. Se termina admirando a Shakespeare, por plasmar en el papel ese momento esta historia y se aplaude a Nicolás Pérez Costa, porque ha sido capaz de traer a escena la esencia del amor para proyectar en las paredes del Teatro IFA. El resultado final, un público agradecido que no cesa de aplaudir, conmovido, al finalizar la obra.

Excelente puesta, hermoso el recuerdo de este joven director Nicolás hacia su maestra: Alicia Zanca. Un placer a los sentidos, estos experimentos salidos de los laboratorios teatrales, esperemos que haya muchos más en el futuro. Esta obra demuestra que mezclar el presente con el pasado logra que el teatro clásico no muera y permite, a su vez, en este presente, retrotraerse visualmente al pasado.


Elenco:

Fiorella Fontau – Julieta Capuleto.

Pedro Ontiveros – Romeo Montesco.

Karina Otero – Ama.

Matias Taverna – Principe / Fray Lorenzo.

Nicolás Carbone – Mercucio.

Damian Lomba – Benvolio.

Santiago Garcia – Sr y Sra Capuleto.

Mauro Mondaca – Tybaldo.

Laura Gobello – Fedra.

Coral Barcos.

Fernando Bottero.

Camila Otreras.

Federico Sorrentino.

Ficha técnica:

Coreografía: Fernando Bottero.

Diseño de escenografía: Elisa D´Agustini.

Diseño de luces: Nicolás Perez Costa.

Efectos especiales: Nadir Ayrad.

Maquillaje: Sandra Sen.

Fotografía: Nicolás Oviedo.

Diseño gráfico: Nicolás Oviedo.

Prensa: 0KM.

Ecualización: Pablo Flores Torres.

Asistencia de dirección: Sebastián Arce.

Coordinación general: Cindy Yu.

Producción ejecutiva: Pato Rebora.

Dirección general: Nicolás Pérez Costa.


Reseña Diana Decunto

Anuncios

Deja un comentario