Crítica: No te preocupes no irá lejos

NO TE PREOCUPES, NO IRÁ LEJOS (Don’t Worry, He Won’t Get Far on Foot) Guión y DIRECCIÓN: Gus Van Sant. / ACTORES: Joaquin Phoenix, Jonah Hill, Rooney Mara y Jack Black. // Crítica: CJ COLANTONIO.

FB_IMG_1544265496667

Gus Van Sant vuelve a una historia de la vida real -como lo hiciere con Milk- y logra un relato eficaz sobre como un hombre se rompe y se construye a partir de sus miserias.  Para ello, hace uso de una avezada estructura no lineal logrando, de esta manera, decidir y hacer mayor hincapié sobre esa reconstrucción.

John Callahan yace en una silla de ruedas mientras participa de una reunión de Alcohólicos anónimos y es un gran dibujante de caricaturas en donde demuestra la sin igual ironía de reírse de todo sin filtro, como quien hubiera encontrado cierta sabiduría en su vida -en donde- todo lo “grave” es sólo una búsqueda del ser humano con el fin de crearse problemas para vivir y relacionarse de algún modo prejuicioso y egoísta.

Para entender cómo llegó allí, Gus Van Sant (El indomable Will Hunting, Elephant, Mi mundo privado, El mar de árboles, y una veintena de películas más) dispara el relato en tres momentos a la vez y nos sumerge con maestría hacia el interior de este ser humano que encuentra la felicidad en todo lo que le rodea, luego de una infancia aguerrida, pero que no es excusa para no ser feliz en la adultez.

Una película necesaria, como fascinante; como una oportunidad más de disfrutar una de las mejores actuaciones de Joaquin Phoenix.

(Calificación: 8,5/10).

Anuncios

Deja un comentario