Crítica: Aquaman

“Es hora del sol y sonrisas, arcoíris y pececitos, participa con otros niños en el show de Aquaman y sus amigos”

Esa era la letra del opening de los pequeños cortos que Cartoon Network transmitía a principios de milenio, los cuales me introdujeron al personaje de una forma ridícula, satírica y a la vez tan bizarramente divertida que me hizo tenerle aprecio a este héroe de DC Cómics del cual nos reíamos por su poder de hablar con los peces. Si bien el prejuicio general del atlante se vio atenuado con la serie animada ‘JUSTICE LEAGUE UNLIMITED’ y el reboot comiquero de los NEW 52, proyectos que mostraban a un Aquaman mas complejo y serio, esta adaptación cinematográfica termina de otorgarle la dignidad que el meta humano acuático tanto necesitaba.

Podemos decir muchas cosas de ese Frankenstein que termino siendo ‘JUSTICE LEAGUE’, pero las elecciones suicidas de Zack Snyder en lo que es casting fueron bastante certeras. Gal Gadot nos cerro la boca como Wonder Woman y, en contra de todo pronóstico, lo mismo hizo el imponente Jason Momoa como Arthur Curry. Todos pensábamos que era PERFECTO para interpretar a LOBO, y todavía lo mantengo, pero el ADN hawaiano del interprete hizo que éste se desenvuelva de una forma natural en esta historia épica de reyes y reinados sumergidos en el mar.

La historia sigue a Arthur Curry (Jason Momoa), el producto del amor prohibido entre un humano común y la legítima reina de la atlantida (Nicole Kidman). Junto a Mera (Amber Heard) y Vulko (Willem Dafoe) debe buscar el tridente de la Atlántida para derrocar a su conflictivo medio hermano, El Rey Orm (Patrick Wilson). En su viaje se enfrenta a Black Manta (Yahya Abdul-Mateen II), un vengativo pirata que se alía al villano en su plan de generar un conflicto bélico entre el mundo sub acuático y la superficie.

Visualmente es probable que estemos ante la mejor película de esta nueva (y vapuleada) era de adaptaciones cinematográficas de DC Comics. Los trajes son una maravilla, brillan en todo momento y deja en evidencia que no es necesario buscar realismo cuando se trata de adaptar un cómic que goza del absurdo como cualidad. El traje naranja de Aquaman BRILLA en pantalla, lo mismo con el de Orm (u Ocean Master, como ustedes prefieran llamarlo) y el de Mera, pero mi favorito es el de Black Manta. Hace mucho tiempo no veo un traje TAN increíblemente adaptado como el de este villano secundario que además promete volver en futuros films de este tambaleante universo. Los mundos que presenta la película son bastante buenos, pero no creo que sean el plato fuerte. La Atlántida es un rejunte de elementos de STAR WARS fusionados con AVATAR, osea, un mundo hecho por CGI como los que ya estamos acostumbrados a ver. Por otro lado la selección de locaciones reales fue PERFECTA y excelentemente aprovechada por el increíble James Wan. Tenemos una batalla en las costas del mediterráneo que no solo es increíble en aspectos técnicos, sino que esta tan bien escrita que honestamente me cuesta ponerme en exquisito con los demás aspectos genéricos que la película otorga.

La historia tiene elementos típicos del cine de aventuras. Podemos pensar que se afanó mucho de ‘THOR’ o ‘BLACK PANTHER’, pero seamos realistas … muchos mitos, historias literarias y películas tienen conceptos similares típicos de las historias de los héroes actuales. En sí el guión no tiene grandes sorpresas, el argumento es simple y no por eso aburrido, tenemos el clásico Macguffin (o objeto en el cual la trama gira) que es el tridente, un villano secundario, un villano principal, un interés romántico y un giro bastante predecible. La nafta de la idea es la energía que se le puso al film, mientras la vi no recorde ninguna de las anteriores ideas similares a la que eligieron para hacer AQUAMAN.

Los personajes tampoco son un monumento a la tridimensionalidad, su sustento es el mismo que tienen personajes como Indiana Jones o John McClane … el carisma de los actores. Momoa es encantador y divertido, pero se nota que el tipo es así en su vida social y no se preocupo en flexibilizar su capacidad actoral para darnos a un personaje distinto al que ya hayamos visto. En su defensa el guión tampoco lo intenta, la película es buena gracias a su ritmo y su apartado visual. Amber Heard es himnotica, pero cuando baja la libido nos percatamos de que como actriz es un desastre.

“AQUAMAN” es una película divertida y bien hecha. Es entendible que despues de tantas patadas en los testículos entre el estudio y los fans se busque ir a una zona mas segura y cercana a lo que Marvel Studios ofrece con su exitoso universo, honestamente a pesar de que recae en cliches genéricos salí mas que satisfecho con lo que vi. La visión oscura de Zack Snyder fue completamente descartada y se ve que Warner intenta hacer una especie de reboot muy ligero con respecto a sus traspiés del pasado. Yo soy de los que querían ver el arco de cinco películas que el director tenía planeado, ya que era algo muy (MUUUY) diferente a lo que planteaba Disney con sus Avengers. Pero en la industria si algo no funca se mata en el instante. “Aquaman” es una película que difícilmente los decepcione, la recomiendo a todo ritmo.

Warner ya se encuentra trabajando en una continuación del film. Lo próximo de DC es “SHAZAM!” en Abril, dirigida por David F. Sandberg y protagonizada por Zachary Levy y Mark Strong. Se basa en uno de los personajes mas antiguos de la editorial, la historia sigue a un jovencito que adquiere el poder de convertirse en un super heroe con tan solo gritar la palabra que le da título al proyecto. Originalmente el personaje se llamaba CAPITÁN MARVEL, pero ahora Marvel tiene el dominio del nombre para su personaje que tendrá películas propia en Marzo del año que viene.

Calificación 8/10

Anuncios

Deja un comentario