Crítica: CAPHÄRNAUM, de Nadine Labaki

CAPHÄRNAUM de Nadine Labaki (directora de Caramel; ¿Y ahora adónde vamos?), película libanesa que se estrenó en el marco de la Semana del Festival de Cannes que se proyecta en el CINE GAUMONT y que se desarrolla en paralelo a las actividades del Mercado Internacional de Ventana Sur. / Crítica: CJ COLANTONIO.

IMG-20181214-WA0005.jpg

La película tiene una propuesta que podría parecer un tanto antojadiza, pero que es el puntapié para un desarrollo inmenso sobre el maltrato infantil o -en este caso- sobre la crueldad hacia los niños, con la que coexistimos en este mundo, y en la que somos responsables indiferentes.  Quien tenga la posibilidad de ver esta película, le advierto que esté preparado para uno de los relatos más extremos que se han realizado sobre este tema.

El protagonista es un niño -Zain- de unos once (11) años de edad, quien es uno de los hijos de una familia de refugiados en el Líbano y a quien explotan laboralmente, no va el colegio y sufre maltrato físico.  La película nos instala -en un principio- en el juicio de Zain quien denuncia a sus padres por haberlo traído a este mundo, tras un acto de violencia ejecutado con la intención de parar con el destino que lo golpea de manera constante, y desde ahí nos remontamos a las circunstancias que lo llevaron, en un ida y vuelta revelador.

Lo más interesante es el equilibrio que logra el relato para darle argumento, no sólo al niño, sino a los padres sobre su maltrecha situación.  Como si los adultos, no fueran más que víctimas de este mundo tan agresivo.

Los diálogos, que a ratos podrían parecer escritos para adultos, logran una rareza, porque terminan por convencerte de que se trata de lo que podría decir un niño con una noción acabada sobre el mundo y sus diferencias, casi como un iluminado, un ser tan lleno de amor, como de justicia.  La actuación del niño protagonista, de los adultos, y hasta de un bebé, es impactante. Una película obligatoria.

Esto no es una película más.  Según nos contó ‎Tierry Frémaux -Director del FESTIVAL DE CANNES- tras la conferencia de prensa en el festival, la actriz protagonista se instaló en Francia, y el niño protagonista tomó la residencia en Noruega; un acto para alejarse del país que les fue injusto.

Una curiosidad.  El personaje de la abogada de Zanin es la propia directora.

(Calificación: +10/10)

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s