Crítica: Un asunto de familia

SHOPLIFTERS (aká Un asunto de familia / Manbiki Kazoku) Japón –  dirigida, escrita y editada por Hirokazu Kore-eda. / Crítica: CJ COLANTONIO.

FB_IMG_1546100047270.jpg

Posiblemente esta sea la ganadora del Oscar el próximo 24 de febrero de 2019.  Los elementos que la podría hacer acreedora son muchos, en específico porque se las ingenia para hablar de temas que en otro país se desarrollarían con golpes bajos y aquí, la lección de cine es una reflexión acabada sobre la ignorancia y los problemas morales que padecemos en el mundo que vivimos.

La historia se centra en una familia conformada por dos hermanas, una abuela, un padre y un hijo, que para llegar a fin de mes comenten pequeños robos ejecutados por quien tiene este rol de padre, puesto que su hijo –quien ha sido entrenado por él para los robos- no lo llama “papá”.  Un día de invierno, éstos dos, se encuentran con una niña a quien recogen de su casa y deciden quedársela porque comprueban que sus padres podrían estar maltratándola físicamente.

La rebelión aquí es contra la sociedad, ésta que prioriza el dinero y la consanguinidad, por sobre el amor y los vínculos que nos unen más allá de los lazos de sangre; y a partir de ahí, el director, escritor y acá también editor japonés Hirokazu  Kore-eda construye un relato con excelentes actuaciones donde vuelve a reivindicar su oposición frente a la injusticia social y con la que obtuvo el mayor galardón en el pasado Festival de Cannes.

(Calificación: 10/10).

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s