Crítica: Glass, de M. Night Shyamalan

Por Matías Dinardo

Glass” es el cierre de la trilogía propuesta por M. Night Shyamalan (“Sexto sentido”, “Señales”). La primera fue “El protegido” (Unbreakable, 2000) y “Fragmentado” (Split, 2017). Mucho tiempo ha pasado entre una y otra. El rey de los giros de trama en los finales, nos sorprendió con que éstas dos películas estaban situadas en el mismo universo, con los mismos personajes que se reúnen en esta entrega final. ¿Habrá sido una elección desde el comienzo o simplemente se le ocurrió? Misterio.

FB_IMG_1547316806060

Bruce Willis vuelve como David Dunn, un hombre aparentemente de acero, Samuel L. Jackson como Elijah Price, un villano conocido como Mr. Glass con huesos de cristal y James McAvoy como Kevin Wendell Crumb y sus 23 personalidades diferentes (excelente a nivel actoral, como ya vimos en Split).

La película pone en tela de juicio si estos personajes son súper humanos o no, metiéndolos a los tres en un hospital psiquiátrico. Con mucha mitología proveniente de los cómics, Shyamalan juega con la posibilidad de que estos hombres simplemente sean algo especiales y que además estén un poco (o bastante) locos por creerse súper héroes / súper villanos.

Es interesante ver en ciertos flashbacks como el actor que hace del hijo de Bruce Willis en la primer película es el mismo, solo que 19 años después. En “El protegido” es un niño y acá es un adulto que lo ayuda con sus “misiones”. Crecimiento en pantalla al mejor estilo “Boyhood”.

Lamentablemente, termina pasando lo que pasa con muchas de las películas de este director: la idea es mejor que su desarrollo. Vamos a decirlo, es muy bueno como narrador, el tema es que a veces peca de grandilocuente. A sus films se les nota mucho que hay alguien detrás contando una historia, alguien que nos dice “Bancá, bancá que se viene lo bueno”.  El tema es que hay que bancarlo por 2 horas y 9 minutos, que es lo que dura y que además sucede casi toda la acción con personajes que están encerrados en un psiquiátrico, es decir, no hay mucha acción. Aunque, es cierto, el final es interesante, plantea nuevos elementos del universo pero… nos deja con sabor a poco. Mucha manija y pocas nueces. ¿Sabés qué?, te bancamos igual M. Night. Quizá viene una cuarta que nos tira todas las teorías abajo…

Calificación 5.5/10

 

Anuncios

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s